El altar es el centro de la ceremonia en cualquier boda. Ante él se situará la pareja que va a casarse y junto con ellos será el centro de todas las miradas durante la celebración. 

Si sois una de las parejas que se va a casar al aire libre, tomad buena nota de todo esto:

Altar acorde con el tipo de boda

La decoración del altar debe ir acorde con la del resto de vuestro gran día y con el tipo de boda que vayáis a celebrar.

Centro de flores

Si os gustan las flores, usad la misma variedad de flores de temporada que hayáis elegido para la decoración del banquete o para el ramo de novia. Podéis hacer un centro de mesa grande o varios centros pequeños.

Velas

Unas velas sobre una mesa antigua, será el altar perfecto para una boda vintage chic.

Frutas

Las frutas como manzanas, naranjas o limones distribuidas sobre el altar y alrededor del mismo son ideales para bodas de primavera o verano en el campo.

También podéis sustituir el clásico altar por un lugar bajo el que jurados amor eterno:

Arco de flores

Un arco de flores se adaptará a casi cualquier lugar y paisaje, un emplazamiento romántico bajo el que daros el sí quiero.

Arco de lazos

Un arco de lazos de raso de colores será ideal para una boda desenfadada y juvenil.

Toldo

Las bodas en la playa suelen ser el escenario perfecto para crear un pequeño toldo blanco bajo el que decir vuestros votos.

Aprovechad la naturaleza

Si estáis en plena naturaleza, aprovechad lo que esta os brinda: un gran árbol centenario decorado con cintas, banderolas de tela, pequeñas velas en tarros de cristal... No será difícil convertirlo en un lugar mágico.