Intemporal Studio
Intemporal Studio

¿Sabías que la piel del contorno de los ojos es la más frágil y delicada de todo el cuerpo? Los datos no engañan: el espesor medio de esa capa de la dermis se sitúa entre las 300 y las 800 micras, es decir, que es entre 3 y 5 veces más fina que la del resto del rostro. Esto la hace más vulnerable a posibles arrugas (conocidas como patas de gallo), ojeras y bolsas. Así que si quieres lucir una mirada radiante el gran día, deberás seguir unos cuidados específicos. ¡Te los descubrimos todos a continuación!

La cosmética es el secreto

Es muy importante que la zona del contorno de ojos esté bien hidratada para defenderse del envejecimiento. En este sentido, es importante saber que la formulación de las cremas específicas es más ligera y suave que las que se utilizan para el rostro, dado que la absorción es mucho mayor en esta zona que en cualquier otra. Así que selecciona un cosmético que descongestione y drene esta área y luche contra las finas líneas de expresión que se forman alrededor de los ojos. Tampoco te olvides de la limpieza del contorno que debes realizar a diario (por la mañana y la noche), de nuevo con productos elaborados con fórmulas suaves y que no irriten la zona.

Pero las cremas no trabajan por sí solas. Conviene que todas las noches te des un masaje de, como mínimo, dos minutos en cada ojo. Hazlo dándote suaves toquecitos en forma de círculo, comenzando desde el lagrimal hacia el exterior. De este modo estimularás el flujo sanguíneo y linfático. Si te da pereza hacerlo manualmente, encontrarás en el mercado pequeños aparatos masajeadores que te lo pondrán más fácil todavía. Una tecnología ideal para retrasar los signos de la edad.

Lo que comes también se ve en tus ojos

Foto7
Foto7

No hablamos solo de los hábitos alimentarios, que también, sino de no consumir excesivo tabaco ni alcohol, ya que ambos resultan perjudiciales. Una dieta variada te funcionará genial: especialmente come frutas y verduras ricas en betacaroteno (como zanahorias, pimientos, calabaza, plátanos, ciruelas o manzanas, ya que tienen propiedades antioxidantes que protegen frente a los radicales libres causantes del envejecimiento) y bebe suficiente agua para estar hidratada también por dentro. Ten en cuenta, además, que una alimentación pobre en hierro o con un exceso de sal favorecerá la formación de bolsas y ojeras.

Dos pequeños trucos que también te resultarán de gran ayuda: un sencillo gesto como llevar gafas de sol impedirá que aumenten las patas de gallo y hacer descansos frente al ordenador para no cansar la vista evitará que se congestione en exceso la zona. ¡Notarás la diferencia!

Otra buena receta: ¡dormir!

A pocos días de la boda es normal que estés inquieta, pero intenta dejar las preocupaciones de lado y procura dormir al menos 7 horas al día para que los signos de cansancio no se reflejen en tu piel. ¿Cómo lograrlo? Medita, practica deporte, desconecta al lado de tus familiares más cercanos o de tus amigos más íntimos... Asimismo, desmaquíllate siempre para asegurar que la piel respira toda la noche y si te aplicas algún tratamiento nutritivo, hazlo justo antes de ir a la cama. Tu piel la absorberá muchísimo mejor. ¡Sin duda!

Ahora que ya has descubierto cómo combatir eficazmente las bolsas y ojera de los ojos, no dudes en poner en práctica todos estos consejos. Notarás la diferencia en poco tiempo y que en tu mágica cita nupcial deslumbrarás como nunca. ¡Estarás increíble!