Sorpresas durante la celebración, momentos emotivos planeados con ternura e incluso toques de personalidad plasmada en los trajes de novio o en el look de la novia; todos los novios buscan dar con las mejores ideas originales para bodas que asombren a los invitados. Es en los pequeños detalles hechos con mimo y cariño donde reside el éxito de los preparativos y, en este sentido, los regalos para bodas DIY son la mejor manera de materializar en algo único y personal vuestro agradecimiento a los invitados por su asistencia. Y es que estos y los detalles de boda solidarios son los que más gustan y triunfan entre ellos.

Amor en conserva. Los tarritos de mermelada son uno de los detalles originales para bodas favoritos de las parejas. Lo gourmet siempre gusta y más si se trata de algo dulce. Así que si estáis pensando en hacer un DIY y entregar pequeños tarros de confitura a vuestros invitados, desde Bodas.net os lo ponemos fácil. Hemos creado unas plantillas descargables de etiquetas para tarritos de mermelada muy molonas para que su presentación deje con la boca abierta a vuestros familiares y amigos. Las encontraréis con varios diseños y en diferentes colores para que podáis escoger las que más os gusten y mejor combinen con los colores de las confituras. 

La mermelada

Lo primero que tenéis que hacer es decidir si vais a cocinar vuestra propia mermelada o si vais a comprarla hecha. Hacer mermelada casera es relativamente fácil y es una muy buena y divertida oportunidad de disfrutar juntos de los preparativos de la boda. Pero si no confiáis en vuestras dotes de cocineros o si simplemente queréis tener cuantas menos preocupaciones mejor, podéis optar por comprarla hecha y únicamente encargaros de decorar el tarro. ¡Será uno de los mejores regalos de boda baratos que podéis encontrar! Además, podréis elegir entre mermeladas de todos los sabores, sean frutas o no, lo que hará las delicias de vuestros invitados.

Decorar el tarro

Si vais a hacer un DIY desde cero tendréis que comprar los tarritos de la mermelada. A la hora de comprarlos pensad en cómo queréis presentarlos y cómo los decoraréis, ya que así daréis con los botes perfectos para vuestro regalo.

Para adornarlos podéis cortar trozos de diferentes telas para cubrir las tapas. Si queréis darle un toque rústico y/o vintage, utilizad tela arpillera o estampados de cuadros, como el clásico mantel de la abuela de cuadros rojos y blancos, disponible actualmente en versiones de distintas tonalidades. También podéis jugar con tejidos de estampado floral si vuestra boda es de estilo shabby chic o con telas lisas en tonos pastel a juego con el color temático de la boda.

Probad a sujetar las telas alrededor del cuello del tarro con un cordel de yute, o bien emplead tiras de encaje o de blonda. Otra opción es invertir los elementos y que sean tiras de las telas estampadas las que se anuden al tarro para sujetar una tela lisa. Por ejemplo, el estampado de cuadros sobre la tela arpillera.

También podéis pegar una cinta ancha de blonda alrededor del bote, decorar el tarro con washi tape de colores, pegar papel de decoración en un lado o anudar un cordel en el centro. En lo que a decoración se refiere, podéis poner en práctica cualquiera de las ideas para detalles de boda que se os ocurran.

DIY: etiquetas "Amor en conserva"

Otra decoración clásica para los botes de mermelada son las etiquetas con el nombre del invitado que va a recibirlo, ya sea a modo de pegatina en el centro del bote o colgando de un cordel. Para ambos casos, las etiquetas para tarros de mermelada que Bodas.net os proporciona facilitarán vuestro DIY de regalos para invitados de boda.

Tan solo tenéis que imprimir este descargable en folios adhesivos de tamaño DIN-A4 de color blanco. Si vuestra impresora de casa soporta este tipo de impresiones no hace falta que vayáis a un centro especializado, pero si queréis aseguraros de que todo se imprima correctamente, mejor que lo llevéis a una copistería.

Una vez tengáis todas las copias que necesitáis, cortad cada etiqueta en la misma copistería con una guillotina de papel para que los cortes sean uniformes y limpios. O si preferís otro tipo de corte o hacerlo manualmente en casa, apostad por recortar con unas tijeras dentadas o de corte ondulado para que el borde quede en zigzag o a ondas.

El siguiente paso, o antes de cortarlas si las habéis imprimido en casa, será rellenar con vuestra mejor caligrafía la etiqueta con el nombre de los invitados y esperar a que se seque para que no se corra la tinta al manipularlas. Finalmente, podréis pegarlas bien centradas en los tarros de mermelada, que ya estarán listos para ser entregados a los invitados, individualmente o por parejas.

También podéis hacer la impresión a pequeña escala sobre cartulina y perforar el recorte por una de las esquinas superiores. Así podréis colgarla del cordel con el que habéis adornado el bote. Incluso si vuestras invitaciones de boda caseras giran en torno a lo foodie, podéis utilizar esta etiqueta para escribir el nombre de los destinatarios haciendo un guiño metafórico a vuestro amor.

Descargad aquí las etiquetas "Amor en conserva", de Bodas.net. Para tener las etiquetas para los botes de mermelada de vuestra boda solo necesitaréis un click. Un regalo práctico, bonito y fácil de hacer y personalizar.

Ya hemos comentado otros usos que podéis darles a las etiquetas, como a la hora de preparar las invitaciones de boda. Por pequeños que sean, los adornos de cualquier elemento del enlace son de gran importancia, por lo que tenéis que pensar las mejores ideas de decoración para bodas. Sin olvidar la diversión como único estado permitido durante la boda, así que apuntad también todas vuestras ideas photocall para la fiesta.