Dson
Por Dson

Las ideas de decoración para bodas que decidáis incluir en vuestro gran día aportarán una esencia personal que logrará hacer del enlace una celebración única. Escogidas con gusto y dedicación, tanto las invitaciones de boda como las canciones para bodas, por ejemplo, reflejarán vuestros gustos y el estilo que queréis dar a vuestra boda. En este sentido, la tarta nupcial y las figuritas que la encabezarán –tan tradicionales como imprescindibles–, también deberán aportar ese toque personal y distintivo. Recordad que la aparición de la tarta y el clásico corte de la misma la convertirán en el centro de todas las miradas por unos momentos; será el broche de oro del banquete de boda. Por eso, servíos de ideas originales para bodas y escoged una pastel que, acompañado de las figuras perfectas, sorprenda a vuestros invitados y muestre esa personalidad que os caracteriza como novios. Para ponéroslo un poco más fácil hemos escogido 50 originales modelos. ¿Con cuál os quedáis?

Aunque su significado ha cambiado por completo con el paso del tiempo, la tarta de boda ha contado desde la Antigua Roma con gran protagonismo en este tipo de celebraciones. Desde hace unos años, el corte del primer trozo de pastel por parte de los novios se ha convertido en una de las tradiciones más arraigadas del enlace, casi tanto como el intercambio de alianzas entre los enamorados. Del mismo modo, las figuritas en forma de novios que encabezan la tarta resultan imprescindibles en estos postres. Las figuras cobraron sentido un poco antes de la década de los 90, aunque no sería hasta la llegada de esos años cuando se hicieron comunes e irremplazables en prácticamente todas las bodas. Actualmente los muñecos de las tartas de boda se fabrican con materiales tan diversos como tela, madera, goma eva, azúcar, plástico, barro o porcelana, además de en la clásica cerámica.

Símbolo del amor de los novios, la romántica tradición de servir la tarta nupcial con sus clásicos muñecos sigue siendo la opción favorita por la gran mayoría de parejas casaderas, a pesar de la aparición de la mesa de postres y las distintas ideas para Candy Bar. No obstante, tradición e innovación no están reñidas. Y es por ello que, hoy por hoy, la clásica tarta de boda y las figuritas se han adaptado a los cambios sociales y económicos por completo, a la aparición de nuevas ideas de decoración para bodas y al nacimiento de nuevos estilos de celebración. Así, frente a la clásica tarta de merengue, los naked cakes (o pasteles desnudos), las tartas pintadas, los chalkboard cakes, los ruffles cakes, los mini cakes o las tartas pudin –por citar algunos ejemplos–, se han convertido hoy en día en las nuevas tartas de boda por excelencia. Y del mismo modo que los pasteles nupciales han cambiado durante los años, también lo han hecho las figuras de los novios, que ahora pueden encontrarse en variados diseños, llenos de originalidad y de esa personalidad tan buscada por todas las parejas. Se busca que reflejen sus aficiones, sus características físicas, sus nombres, sus siluetas e, incluso, sus gustos más personales, como sus animales favoritos, los dibujos animados que marcaron sus infancias o sus juguetes favoritos.

Los muñecos de boda o cake toppers, como también se conocen, se han convertido en una pieza indispensable en la decoración de las tartas nupciales, elementos en los que aplicar un sinfín de ideas originales y personales por completo. Y así como dedicaréis tiempo a una acertada elección de los ramos de novia o de los regalos de boda, también deberéis hacerlo a la hora de encontrar la figura que mejor encaje con vuestro estilo y personalidad. ¿Apostáis por unos muñequitos únicos en la tarta de boda? ¡Estos 50 fantásticos cake toppers os harán soñar con los vuestros!