Finca Restaurante O Cadaval

En la organización de vuestro gran día es muy importante que tengáis en cuenta que los niños tienen unas necesidades especiales diferentes a las de los adultos, por lo que tanto sus padres como ellos agradecerán que cuidéis ciertos detalles que les permitan disfrutar al máximo sin aburrirse. Además, si los niños lo pasan bien, no darán "guerra". Pensad en algún detalle de boda especial para ellos, diferente del de los adultos, pedid al fotógrafo que no se pierda sus caritas cuando hagan su entrada triunfal camino del altar, ataviados con sus mini vestidos de fiesta, y cuidad al máximo su menú nupcial.

Si se trata de niños menores de dos años, lo mejor es que habléis con sus padres para saber qué quieren que coman ese día. Seguramente, al ser tan pequeños, los padres traerán su propia comida y bastará con que la calienten en el restaurante cuando sea necesario. Y si son lactantes, pensad en ofrecer un lugar tranquilo para que las madres puedan alimentar a sus bebés. En cuanto a los niños mayores de 10 años, y aunque pueden comer lo mismo que los adultos, seguramente el menú infantil les resultará mucho más apetecible. ¡Y es más económico! De todos modos, consultad primero con sus padres.

1. Las bebidas

Aseguraos de que tengan agua disponible en todo momento. Las bebidas gaseosas son muy atractivas para los niños, pero es preferible que no tengan acceso ilimitado a ellas, ya que si beben demasiado se pueden sentir mal. Es mejor que se les sirva una limonada durante el aperitivo, por ejemplo, agua o una bebida gaseosa durante la comida si la piden, y zumos naturales en la merienda.

Finca de Luna Jamaica

2. Que coman temprano

Los niños suelen comer temprano y, en un enlace, el menú se acostumbra a servir tarde, después del cóctel y tras la entrada de los novios al banquete al son de alguna de las canciones románticas para bodas. Por eso, pedid al local o al catering que les sirvan la comida a ellos en primer lugar. Las esperas son tremendamente aburridas para los niños..., que pueden empezar a ponerse nerviosos si tienen hambre. Y considerad preparar una mesa especial para ellos. Una buena idea de decoración para boda es ponerles un mantel de papel o cuadernos y lápices de colores para que puedan entretenerse sin moverse de su sitio.

3. Comida casera

Los platos que más gustan a los más pequeños son la sopa casera, la pasta, la pizza, las hamburguesas, el pollo o pescado rebozado, la tortilla, el queso y, por supuesto, las patatas fritas. Así que no podrán faltar en su menú. Otra regla de oro es que sean alimentos sencillos, sin muchas salsas, y conocidos por ellos. Evitad además los picantes y las comidas exóticas. En realidad, es muy sencillo elegir los mejores platos para los niños. Solo tenéis que pensar en lo que os gustaba comer a vosotros cuando erais pequeños.

21 de Marzo

4. Casos especiales

Sería interesante que en los textos de las invitaciones de boda solicitaseis a los invitados que os comuniquen si tienen alguna alergia o necesidad alimentaria especial. Esto es muy importante en el caso de los niños, ya que un adulto sabe lo que puede o no puede comer, pero los pequeños deben ser vigilados. Si algún niño padece alguna alergia alimentaria (celiaquía, intolerancia a la lactosa, alergia a los frutos secos, etc.), es preferible que el menú sea igual para todos ellos. Así, evitaréis que a alguno se le ocurra comer algo que pueda sentarle mal.

5. Plato único

Otra idea que os facilitará las cosas es servirles un plato único, con dos o tres cosas que les gusten seguro. Ellos lo que quieren es jugar, así que si les servís un solo plato pero completo no tendrán que esperar. Otra opción es servirles la comida de una manera que les resulte especialmente atractiva y apetecible. Por ejemplo, una idea divertida para bodas es prepararles unos cucuruchos con frituras en su interior: patatas fritas, croquetas, calamares a la romana... ¡Les encantarán!

Saavedra Estudio

6. El postre

El postre es lo que todos los niños esperan después de comer y más en una ocasión tan especial. Seguramente el corte de la tarta nupcial aún tardará en llegar cuando ellos acaben de comer, así que pensad en un postre especial. Lo ideal es ofrecer helados de diferentes sabores, entre los que puedan elegir, o bien natillas, crema de chocolate o alguna tartaleta de frutas de la estación. ¡Triunfaréis seguro!

7. La merienda

Seguramente esperáis que la fiesta se alargue mucho más allá del banquete, de forma que es posible que, después de comer temprano, los niños tengan hambre de nuevo a la hora de merendar o mientras estáis acabando de cenar. Hay muchas ideas para candy bar originales y es muy sencillo organizar una mesa bufé para ellos, en la que puedan elegir entre diferentes opciones cuando les entre el hambre: bizcochos, magdalenas, galletas, frutas, zumos

Daniel Enamorado Photography

Para terminar, no olvidéis incluir en el repertorio musical canciones para bodas que ellos conozcan y les inviten a bailar. Y recordad incluir información relativa a los niños en las invitaciones de boda: cómo deben ir vestidos, si habrá algún cuidador a su cargo, si está previsto algún tipo de espectáculo para ellos...