Una boda cuenta con una serie de imprescindibles. Por supuesto, nos referimos al vestido de novia y al traje de él, así como a otros básicos, como el banquete nupcial o las invitaciones de boda, por ejemplo. Del mismo modo, en un enlace no pueden faltar las fotografías. Y es que las imágenes que el fotógrafo capture durante todo el día acabarán convirtiéndose en el recuerdo más duradero y valioso de vuestro "sí, quiero". Por ello, y del mismo modo que durante todo el día B sonarán un sinfín de canciones de boda, vuestro fotógrafo se encargará de hacer miles de fotos. Todos los instantes que viváis quedarán guardados, y cada uno de ellos será más importante y emotivo que el anterior.

Y del mismo modo que querréis saber qué ideas de decoración para bodas harán de vuestro escenario algo único y personal, ¿por qué no saber qué fotografías resultarán imprescindibles en vuestro álbum nupcial? Y aunque vuestro fotógrafo sabrá mejor que nadie cómo realizar su trabajo, si queréis tener una idea de todas las imágenes que harán de vuestro reportaje el recuerdo más especial del día B, ¡prestad atención! Inspiraos en las 60 fotos más emotivas de un "sí, quiero". Imágenes llenas de magia y amor.

Los momentos previos al "sí, quiero"

Los nervios a flor de piel, un sinfín de emociones y las primeras lágrimas bañando vuestras mejillas. Es muy importante fotografiar los preparativos del día más feliz de vuestras vidas, los momentos previos al "sí, quiero". Pensad que durante ese tiempo empezaréis a tomar consciencia de lo poco que os queda para dar el gran paso... y sin duda vuestros rostros serán el reflejo más nítido de la felicidad absoluta.

No podrán faltar fotografías de vuestra mirada, de vuestro rostro iluminado. Por supuesto, también resultarán imprescindibles aquellas imágenes que muestren ese precioso vestido de novia de corte princesa colgando de la ventana, el traje y cada detalle de ambos outfits. Por ejemplo, el ramo de novia natural, toda la joyería, el prendido, la corbata, los gemelos, el velo o los zapatos de novia de color. Ninguno de esos detalles podrán pasar por alto a ojos de vuestro fotógrafo. 

Del mismo modo, no podrán faltar fotografías de los momentos más emocionantes. Mientras os vestís, mientras os arregláis o ese instante en el que acabáis de ultimar los detalles de vuestro vestuario mientras os miráis en el espejo. Tampoco faltarán el cruce de miradas, los abrazos y las sonrisas con vuestros seres queridos. Aquellos que, en un día tan especial, querrán acompañaros en todo momento.

La ceremonia

La ceremonia es, sin duda, el punto álgido del gran día. Hablamos del momento en el que ambos os veréis por primera vez vestidos como novios y frente al altar... a pocos minutos de daros el "sí, quiero" que os convertirá en marido y mujer. Por supuesto, nada de ello podrá faltar en el reportaje de vuestra boda. 

Pero, ¿qué fotografías son realmente imprescindibles? Por ejemplo, una imagen de ambos novios saliendo de casa de camino a la ceremonia, bajando del coche y dirigiéndose con paso firme hacia el altar. Tampoco faltarán fotos de ambos novios por fin juntos, mirándose o tocándose las manos. El intercambio de anillos y de arras, el momento del "sí, quiero", el beso y la salida, por supuesto, serán instantes absolutamente imprescindibles.

Los detalles nunca deben faltar en un buen reportaje de boda. Por ello, se deben tomar fotos que muestren la decoración del escenario nupcial en primer plano. Y es que, del mismo modo que dedicasteis mucho tiempo para encontrar el vestido y el traje de Hugo Boss perfectos, también lo hicisteis decidiendo la decoración del lugar de la ceremonia: iglesia, jardín, bosque... Estas imágenes serán igual de importantes que todas las demás. 

¡Recién casados!

Estas fotografías son un imprescindible en todo álbum nupcial que se precie. Hablamos de aquellas que os harán mientras vuestros invitados disfrutan del aperitivo nupcial: tomando como telón de fondo un paisaje natural único, un enclave especial o el skyline de vuestra ciudad favorita; mirándoos, besándoos y abrazándoos convertidos, por fin, en marido y mujer. En esta sesión tan íntima podréis dar rienda suelta a vuestros sentimientos, naturalidad e imaginación. Sentíos cómodos ante la cámara y sed vosotros mismos. Pensad que estas imágenes serán un bonito recuerdo de vuestros primeros momentos juntos como recién casados. Disfrutad de ello y las fotografías reflejarán auténtica felicidad.

El banquete de boda y la gran fiesta final

Por supuesto, vuestro álbum de boda también deberá incluir fotografías del banquete. El espacio donde disfrutéis de la comida o la cena y de la posterior fiesta ha de quedar inmortalizado para la posteridad. ¿Qué puede haber mejor que guardar un recuerdo permanente de los detalles florales, la decoración de las mesas y vuestro menú nupcial? Del mismo modo, no podrán faltar las imágenes clásicas de vuestra llegada al lugar, el reencuentro con los invitados, el brindis de celebración, el corte de la tarta o el primer baile como marido y mujer. ¡Momentos únicos que jamás olvidaréis!

Una vez hayáis contratado a vuestro fotógrafo y sabiendo qué imágenes pueden hacer de vuestro álbum de boda algo único, ya tendréis gran parte del camino hecho. El esfuerzo que hayáis empleado en escoger el vestido y el traje de novio ideal, así como en ultimar la decoración y pensar en esos detalles de boda con los que sorprenderéis a vuestros invitados, habrá valido la pena. Aunque no lo creáis, todo se verá reflejado en las fotografías de vuestro día B... Y por ello se convertirán en el mejor recuerdo de un día único.