Uno de los principales objetivos de todas las parejas a la hora de organizar su enlace es disfrutar de un día B perfecto, único y diferente. Para conseguirlo no dudan en dedicar meses y meses a organizar minuciosamente todos los preparativos, ya sea a pensar en los detalles de boda para los invitados, a escoger los vestidos de fiesta para las damas de honor o a dar forma a la playlist con las canciones de boda que desean que suenen a lo largo del enlace. Sin embargo, preparar la luna de miel también requiere tiempo y dedicación, por lo que es importante que no dejéis este tema para el último momento. ¿Todavía indecisos sobre el mejor destino? Sin duda, una exelente elección será la isla de Cozumel, en México. Os encantarán los mil secretos que esconde mientras disfrutáis de unos días de relax total y del contacto con la naturaleza. ¡Id preparando las maletas!

Situada al sur de Cancún y muy cerca de la península de Yucatán, la isla de Cozumel es un pequeño paraíso en el que disfrutar de un viaje de novios maravilloso. Os enamoraréis de sus extensas playas de arena blanca, de sus arrecifes multicolor, del intenso azul del mar y de sus palmerales. ¡Es el lugar perfecto para desconectar y relajarse tras todos los preparativos nupciales! Sin embargo, tened en cuenta que se recomienda viajar allí entre los meses de noviembre y marzo, ya que el resto del año hay mayores posibilidades de lluvia, especialmente entre mayo y octubre, temporada de huracanes. ¿Queréis saber mucho más sobre este enclave? ¡No os perdáis las 8 románticas propuestas que os hemos preparado para que podáis disfrutar de una luna de miel inovidable! ¡Sucumbiréis a sus encantos!

1. Recorrer playas solitarias en jeep

Desde el minuto 0, el romanticismo formará parte de vuestra luna de miel si optáis por celebrarla en Cozumel. Y que mejor que empezar por un tour privado en jeep que os llevará a las playas más solitarias y bellas de la isla, como la de Punta Sur. Allí os esperan su arena blanca, sus aguas turquesas y un par de hamacas. ¿Puede haber un plan mejor?

2. Contemplar bellas puestas de sol

Al final del día nada mejor que disfrutar de una bella puesta de sol. No os podéis perder las que se divisan desde el porche del restaurante El Palomar, al oeste de la isla. ¡Son inolvidables!

3. Descubrir su maravilloso arrecife

La isla se levanta sobre el arrecife mesoamericano, la segunda barrera coralina más grande del mundo, por lo que bucear o practicar snorkel explorando el foro marino y contemplando variados peces tropicales os ofrecerá una experiencia única en el mundo. Descubriréis hasta siete arrecifes distintos, como el del Paraíso, con peces multicolor (ideal para verlo también de noche), el Yucab, uno de los más extensos del continente, el de Santa Rosa, hogar de grandes tortugas, o el del Palancar, uno de los más espectaculares del Caribe. Tened en cuenta, no obstante que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas ha decidido suspender temporalmente las actividades turísticas en este último para salvar a los corales. Así que informaros bien antes de partir.

4. Divertirse en un barco pirata

Durante la luna de miel tiene que haber tiempo para todo, pero especialmente para divertirse. Entre las diferentes ofertas de ocio de la isla está la de hacer un recorrido nocturno en un viejo galeón, el Jean Laffite. En una noche repleta de aventuras, podréis realizar este minicrucero durante casi tres horas mientras disfrutáis de una deliciosa langosta. ¡Placer bajo las estrellas!

5. Un largo paseo en catamarán

No hay nada más maravilloso que recorrer las aguas cristalinas de Cozumel en un catamarán. A bordo podréis contemplar todos los paisajes de la isla y unos atardeceres únicos.

6. Visitar una granja de perlas

Se trata de una experiencia única. Un bote os transportará a una playa desierta para conocer de cerca una granja de perlas, la Cozumel Pearl Farm. Una vez allí, no dudéis en bucear y descubrir de primera mano cómo crecen estas enigmáticas joyas.

7. Visitar las ruinas mayas

En San Gervasio encontraréis las ruinas mayas más famosas. Se trata del yacimiento arqueológico más grande de la isla. En él os espera el santuario de la diosa de la fertilidad, Ixchel.

8. Vivir la experiencia Temazcal

El Temazcal es una ceremonia maya que vale la pena experimentar en pareja. ¿En qué consiste? Entraréis en una cabaña de ladrillos calentada por rocas volcánicas, parecida a un baño turco, y seréis recibidos por un chamán. Durante el ritual vuestros cuerpos se purificarán, para más tarde salir y daros un baño en algo parecido a la sauna finlandesa. La ceremonia es una experiencia espiritual y si tenéis oportunidad, aprovechadla. ¡No os arrepentiréis!

Seguro que esta isla caribeña os encantará porque ofrece todo lo que podéis esperar de una luna de miel: relax, desconexión, diversión, descanso, románticas puestas de sol... Lo mismo que os sucederá a la hora de elegir entre las diferentes ideas originales para bodas o de decidir cuáles son las invitaciones de boda que mejor encajan con el estilo de vuestra celebración. Vais a vivir un viaje único... ¡en todos los sentidos!