¿Dándole vueltas al destino de vuestra luna de miel? Después de meses buscando los detalles de boda más prácticos para vuestros seres queridos, de probarte vestidos de novia hasta dar con el diseño de tus sueños o de dar forma una y mil veces a la playlist de canciones de boda que sonarán durante vuestro "sí, quiero", ha llegado el momento de pensar en el viaje de novios. Si todavía no lo tenéis claro, no os olvidéis que Europa esconde uno de los lugares más bellos del planeta. Hablamos de las islas Azores, un pequeño paraíso desconocido para muchos que, sin embargo, esconde paisajes de gran belleza y enclaves únicos en el mundo. ¡Y al lado de casa! ¿Listos para sucumbir a sus encantos? ¡No os arrepentiréis!

Un pequeño paraíso en el Océano Atlántico

Las Azores son un conjunto de nueve islas (Santa Maria, São Miguel, Terceira, Graciosa, São Jorge, Pico, Faial, Flores y Corvo), diseminadas en el océano Atlántico, a casi 1300 kilómetros de la costa portuguesa. En ellas podréis relajaros después de todos los preparativos de la boda y disfrutar de una naturaleza bellísima, pues encierran maravillosos paisajes, con impresionantes volcanes, acantilados, cráteres, calas idílicas de aguas cristalinas, lagos rodeados de bosques de laurel y cedros, pequeños pueblecitos con encanto... Si queréis descubrir este bonito archipiélago, tomad nota de estos 6 tips imprescindibles.

1. La romántica isla de São Miguel

Es la isla principal del archipiélago portugués y, para muchos, la más bella de todas ellas. Cuando la visitéis, no dudéis en acercaros a descubrir los encantos del Lago de las Siete Ciudades, ubicado en la caldera o cráter de un volcán inactivo. Pero que el nombre no os confunda pues, en realidad, se trata de dos lagos comunicados: el Lago Azul y el Lago Verde, denominados así por el color que toman sus aguas. Es imprescindible asimismo que alquiléis un coche para circunvalar São Miguel por la carretera de la costa, donde descubriréis pequeños pueblecitos e impresionantes vistas sobre el océano Atlántico. La isla, además, está salpicada de carreteras con miles de hortensias que os llevarán a miradores donde podréis contemplar bellas puestas de sol. ¿Más cosas? Perdeos por sus plantaciones de té, las únicas que existen en Europa o por el Lago de Fogo, una de las grandes atracciones naturales de la isla.

2. Paseando por Ponta Delgada

Si visitáis Ponta Delgada, la capital de las Azores, pasead por su casco antiguo y cenad en una romántica taberna de puerto, como la Taberna Açor, que os transportará a una época de marineros y cazadores de ballenas. ¡Un delicioso viaje en el tiempo! No os perdáis tampoco la puerta de tres arcos de la ciudad, la iglesia gótica de San Sebastián y el convento y capilla de Nuestra Señora de la Esperanza.

3. Vistas espectaculares en isla Santa Maria

En esta isla se encuentra la cumbre más alta de Portugal, con 2352 metros. Si queréis disfrutar de una exuberante naturaleza, subid al punto más elevado, desde donde podréis admirar juntos vistas impresionantes. Pero no solo disfrutaréis de un paisaje increíble, sino también de agradables momentos de paz, relax y silencio. ¿Os lo imagináis? También los encontraréis en Playa Formosa, una de las más populares del archipiélago, caracterizada por su arena clara frente a las mayoritarias de color oscuro de la isla a causa de su origen volcánico.

4. La puesta de sol más bella

¿El mejor lugar para disfrutar de una puesta de sol única en las islas Azores? Sin duda, el santuario del islote de Monchique. Se trata del punto más occidental de Europa, en el que también se puede practicar submarinismo. Así que si queréis disfrutar de un romántico ocaso o de vuestra afición favorita, no os podéis perder esta visita.

5. Pasión por las ballenas

Las islas Azores también son famosas por las ballenas, delfines y cachalotes. Algunas de ellas, como la ballena azul, las visitan en sus rutas migratorias. No os perdáis los circuitos organizados en alta mar para contemplarlas. ¡Os embrujará su presencia y sus movimientos en el agua!

6. La remota isla de Flores

Este pequeño paraíso de la naturaleza encierra paisajes de gran belleza, únicos en el mundo. Entre otros, descubriréis lugares tan maravillosos como Faja Grande, un pueblecito ubicado a orillas del mar y escoltado por impresionantes cascadas. Una de ellas, Poço do Bacalhau, tiene 90 metros de altura. Cerca hay un molino, llamado Moinho da Cascasta, perfecto para pasar una noche romántica. Otro lugar maravilloso de la isla es Poço da Ribeira do Ferreiro (Alagoinha), donde después de pasear una media hora entre frondosos bosques veréis aparecer más de doce saltos de agua. ¡Impresionantes!

¿Deseando descubrir todos los secretos que esconden estas maravillosas islas? Mientras elaboráis la lista de familiares y amigos a los que enviar las invitaciones de boda, podéis ir pensando en vuestra luna de miel. Seguro que será una experiencia única, casi tanto como la que viviréis cuando vuestros seres queridos descubran las ideas originales para bodas que habéis elegido para ellos. ¡Empieza la cuenta atrás!