Si vuestro deseo es que el gran día sea recordado durante mucho tiempo por quienes recibieron vuestras invitaciones de boda, estáis de enhorabuena, pues hoy en día existen un sinfín de ideas originales para bodas que os permitirán marcar la diferencia en vuestro paso por el altar. Unas ideas muy diversas, que engloban desde propuestas decorativas hasta divertidos juegos, pasando por sorprendentes detalles de boda, increíbles looks nupciales, apetitosas recetas y asombrosas manualidades, entre otras. ¿Queréis descubrir alguna más? Pues si os encanta el dulce y además sois unos manitas (o no), podéis sumar opciones con la ayuda del DIY que os mostramos a continuación. ¡Descubrid cómo hacer una sabrosa tabla de donuts para animar la parte final de vuestra celebración!

Considerados como una deliciosa tentación a la que pocos podrán resistirse, los donuts no pueden faltar en ninguna boda. ¡Son un auténtico regalo para el paladar! Y es que a su esponjosa masa se suman diferentes coberturas y rellenos, pero todos igual de apetitosos. Y si a ello se le añaden sus distintos toppings y colores –que incluso podréis escoger a juego con las ideas de decoración para la boda–, el éxito está garantizado. Quizá por ello, las barras de donuts se han convertido en un imprescindible de las ideas para el candy bar. ¡Razones no les faltan! ¿Queréis que la personalización sea total? ¿Qué os parece la idea de crear vuestra propia tabla de donuts? Es una propuesta fantástica... ¡y muy fácil! ¿Estáis listos? Pues empezamos con esta sencilla manualidad.

¿Qué materiales son necesarios?

Variados y fáciles de encontrar. Así que no tendréis problema en juntarlos todos y poneros manos a la obra. ¡Seguro que se os hace la boca agua por el camino!

  • Un tablero de madera. El que nosotros hemos empleado mide 70 x 50 cm, pero en función de los donuts que queráis tener a la vista de quienes recibieron vuestras invitaciones de boda caseras, deberéis escogerlo más o menos grande.
  • Palitos de madera de 10 cm de largo.
  • Donuts de los sabores y colores deseados.
  • Papel impreso con la palabra "Donuts".
  • Spray de color (las opciones son numerosas, así que no tendréis problema a la hora de elegir).
  • Pegamento de alta resistencia.
  • Lápiz.
  • Goma de borrar.
  • Cinta métrica.
  • Regla.
  • Tijeras.
  • Cuter.
  • Celo.

¿Por dónde empezar?

Llega el momento de ponerse manos a la obra. Pero tranquilos, porque no vais a tener ningún problema. ¡La elaboración de esta tabla de donuts es muy sencilla!

  • 1. El primer paso pasa por recortar el interior de las letras de la palabra "Donuts" con la ayuda del cuter o de las tijeras. No es complicado pero sí laborioso, así que tomaos vuestro tiempo. No se trata de ir rápidos, sino de hacerlo tranquilos y con la máxima precisión posible.

  • 2. A continuación, y después de haber medido bien las distancias con la ayuda de la regla y del lápiz –si os equivocáis, tranquilos, que para eso tenéis la goma de borrar–, colocad el papel con las letras centrado en la parte superior de la tabla. Cuando tengáis claro dónde debe ir exactamente, sujetadlo con el celo para que no se mueva.

  • 3. Rociadlo entonces con el spray de color, asegurándoos de no manchar la tabla de madera. Cuando creáis que ya es suficiente y la pintura se haya secado un poco, retirad la plantilla con cuidado.

  • 4. Con la ayuda de la cinta métrica o de la regla, lo que os resulte más sencillo, calculad los puntos exactos en los que colocaréis los palitos de madera que servirán para sujetar los donuts. Es importante que estos puntos sean equidistantes, es decir, que haya la misma distancia entre unos y otros. Cuando estéis seguros, marcadlos con el lápiz.

  • 5. Llega entonces el momento de encolar los diferentes palitos de madera a la tabla. Para ello, utilizad el pegamento de alta resistencia y, tras aplicarlo en los dos lados que queráis unir, presionadlos fuerte.

  • 6. Por último, aseguraos de que los palitos son lo suficientemente resistentes como para aguantar sin problema el peso de los donuts y... ¡ya tendréis la tabla acabada! Solo quedará esperar al gran día para rellenarla con las variedades de donuts que elijáis.

Seguro que todos vuestros seres queridos sabrán apreciar el cariño que habéis puesto en la confección de la tabla y que esta formará parte de las magníficas ideas divertidas para bodas que tenéis pensadas para la gran cita nupcial. Y es que... ¡a nadie le amarga un dulce! Sobre todo si se trata de bocados tan deliciosos como los que proporcionan los donuts.

Con la tabla ya a punto y a pocos días del enlace, es el momento de revisar las tareas que aún os quedan pendientes para no olvidaros de ninguna. Así, toca hacer el recuento final de los invitados que os acompañarán en una fecha tan señalada, completar la playlist de canciones para bodas y recoger tanto el elegante traje como el maravilloso vestido de novia. ¡Disfrutad de uno de los días más felices (y dulces) de vuestras vidas!