Luis Álvarez Fotógrafo
Luis Álvarez Fotógrafo

Si vais a casaros según el rito católico, podéis pactar con el sacerdote si queréis incluir misa o no, qué canciones de boda van a sonar y cuánto queréis que dure la ceremonia. Las bodas sin misa tienen una duración aproximada de treinta minutos y son perfectas para los enlaces de tarde, pues permiten aprovechar los últimos rayos de sol para hacerse fotos luciendo el vestido de novia y el traje. Otra opción es optar por una boda con misa corta, que dura unos 40 minutos. Son las preferidas por la mayoría de los novios, pues los enlaces con misa larga pueden durar casi una hora. Sin embargo, estas últimas son mucho más solemnes e incluyen una eucaristía en la que pueden participar los invitados, que pasan en fila por el altar con sus vestidos de fiesta.

Tanto si se incluye misa como si no, la estructura de la ceremonia siempre es muy similar. La diferencia fundamental radica en que, si se incluye misa, se celebra la eucaristía después de la boda. ¿Queréis saber cuál es el orden de los acontecimientos en una boda católica? Os lo detallamos a continuación.

Entrada de los invitados y los novios

Los invitados suelen esperar a los novios dentro de la iglesia: los de la novia en el lado izquierdo mirando al altar y los del novio a la derecha. En la primera fila se reservan unos asientos para los familiares más cercanos y para aquellos amigos que vayan a realizar alguna de las lecturas. El novio entra en primer lugar para esperar a la novia junto al altar y, unos minutos más tarde lo hace ella, luciendo su vestido de novia sencillo o sobrio, acompañada del padrino. ¿Un consejo? No olvidéis buscar algunas ideas de decoración para bodas para decorar el altar ni hablarlo previamente con la iglesia donde vayáis a daros el "sí, quiero".

You&me
You&me

Bienvenida del sacerdote

Una vez que los novios se hayan sentado en el banco o en los asientos reservados para ellos y que la novia haya depositado a su lado el ramo de novia natural elegido para la ocasión, el sacerdote iniciará la ceremonia dando la bienvenida a los asistentes y explicando el motivo del evento. 

Liturgia de la palabra

Durante la ceremonia se harán diversas lecturas –que deben pertenecer a la Biblia– y que pueden leer algunos invitados, intercalando música para bodas religiosas. Asimismo, entre ellas los novios también podrán entremezclar la lectura de algún texto que quieran dirigirse entre ellos.

Evangelio y Homilía

Si la boda incluye misa, el sacerdote leerá un fragmento del Evangelio y explicará su significado de manera informal y cercana.

You&me
You&me

Rito del matrimonio

Consta de las siguientes partes, perfectamente estructuradas:

  • Monción, en la que el sacerdote explica el significado católico del sacramento del matrimonio.
  • Escrutinio o interrogatorio, en el que los novios deberán contestar afirmativamente a todas las preguntas que les haga el párroco.
  • Consentimiento. Es el momento del "sí, quiero". Sin duda uno de los más esperados por los contrayentes.

Entrega de anillos y arras

A continuación, el sacerdote bendice las alianzas y las arras (si las hubiera) y los novios se hacen entrega de los anillos, pronunciando las palabras pertinentes. Llega entonces el momento en que el sacerdote bendice el matrimonio que acaba de celebrarse, la pareja se da el tradicional beso y, en el caso de las bodas sin misa, el párroco da por finalizada la ceremonia una vez que los contrayentes y sus respectivos testigos han firmado el acta matrimonial.

Si hubiera misa, se realizaría una vez la pareja se hubiera besado. Una vez acabada, se haría salir a los invitados en primer lugar –mientras se firma el acta– y los novios saldrían después para someterse al clásico baño de arroz. ¡Una idea divertida para bodas es sustituirlo por confeti! ¿O qué os parece la posibilidad de reemplazarlo por pétalos de flores? Romántico, ¿verdad?

Ahora que ya conocéis la estructura de la ceremonia religiosa, podréis decidir qué duración queréis que tenga. Si va a incluir misa, indicadlo en las invitaciones de boda para que los invitados lo tengan presente. La primera parte del enlace, y la más formal, ya habrá concluido. Será entonces el momento de celebrar el banquete nupcial, durante el cual se hará entrega de los detalles de boda y tendrán lugar todos esos momentos que harán de vuestro gran día un evento inolvidable. Y, por fin... ¡la fiesta posterior! Disfrutad.