*Publirreportaje

Molino del Manto

 

Entre los muchos factores que debes tener en cuenta a la hora de organizar una boda temática, no hay duda de que la decoración es el más importante de todos ellos. Si la vuestra va a ser una boda rural con un toque chic no os perdáis estas ideas de decoración que pudimos ver en la Open Night de Molino del Manto del pasado 11 de junio.

Aprovechad todo lo que os ofrece la naturaleza y los diferentes espacios del lugar de vuestra boda para crear rincones únicos. Podéis colgar espejos con marcos de madera en los árboles, colocar farolillos iluminados en la hierba y llenar una preciosa fuente de velas. Conseguiréis un espacio lleno de romanticismo al que nadie se podrá resistir.

 

 

En una boda rural no pueden faltar flores silvestres que ayuden a crear un ambiente cálido y repleto de frescura. Llenad el espacio de tarritos de cristal con flores y dadles ese toque rústico adornándolos con cintas de rafia. Además de quedar preciosos, seguro que inundan la sala de un agradable olor a naturaleza.

 

 

Uno de los rincones con encanto de tu boda en el campo puede ser un acogedor recibidor como el de la foto. Poned una mesa de madera decorada con jaulas estilo vintage, velas y un tarro de cristal con flores de un color suave que ayuden a ofrecer una cálida bienvenida. Tampoco puede faltar una pizarra con un mensaje divertido para tus invitados o en la que simplemente les deis la bienvenida a todos esos seres queridos que han decidido compartir con vosotros ese día tan especial.

 

Molino del Manto

 

En la entrada a la zona del banquete os recomendamos que pongáis unas pizarras con un marco de madera en las que los invitados puedan consultar el delicioso menú que les espera. Además de ser de gran utilidad, encajarán a la perfección con el resto de la decoración.

 

 

Los centros de mesa son un elemento fundamental en la decoración de una boda. Para una boda rural al aire libre no pueden faltar unas macetas como estas con flores naturales. Dales un toque más chic con unas finas cintas de encaje.

 

 

Por último, anima a tus invitados a descubrir los pequeños escondites del bosque iluminando los caminos con antorchas y velas en el suelo. Todos estos detalles son la clave para convertir un entorno natural en un rincón lleno de magia y encanto pensado para el disfrute de todos los sentidos. Un escenario idílico en el que disfrutar de un día inolvidable.