Morilee
Morilee

Si el coronavirus –o un revés personal– te ha obligado a cambiar la fecha del gran día, en la nueva cita deberás adoptar las medidas de carácter obligatorio vigentes para garantizar el bienestar colectivo, como el gel hidroalcohólico, la mascarilla y la distancia de seguridad. Sin embargo, no todos los planes originales tienen porqué verse alterados. Ni tan solo si hay factores que cambian drásticamente el panorama inicial. Por ejemplo, la época del año y el clima. Tranquila, debes saber que no tienes que renunciar al vestido de novia de tus sueños si ya lo elegiste, ya que existen fórmulas y trucos que te ayudarán a adaptarlo para que el resultado sea exitoso y acorde con la temporada. Así pues, el outfit lucirá en tu cuerpo igual de espectacular acompañado del ramo de novia elaborado con tus flores favoritas y de los zapatos de novia elegantes para la ocasión. No esperes más y toma nota de estos consejos. ¡Te sorprenderán!

Déjate asesorar por los expertos

Maria Baraza
Maria Baraza

Para no entrar en pánico, el primer paso indispensable es hablar con la tienda donde has comprado el traje o con el diseñador oficial para que te cuenten todas las posibilidades. Nadie mejor que ellos para explicarte las soluciones que tienes a tu alcance. La modista sabrá reinventar el look de forma creativa y que funcione bien independientemente del lugar o la temporada. Los especialistas podrán asesorarte y guiarte para determinar qué trucos son viables para tu outfit.

Complementos: ¡tus salvavidas!

Daniela Di Marino
Daniela Di Marino

Pasar de un atuendo de verano a uno de invierno es seguramente la opción más sencilla. Para ello, existen múltiples accesorios que te ayudarán a mejorar la apariencia sin alterar la estructura principal de la pieza. Por ejemplo, un abrigo acogedor y moderno que te resguardará del frío y te hará resplandecer elegante. También las chaquetas de cuero, piel o denim, que podrás personalizar a juego con las de las damas de honor. Cualquiera de ellas quedará fenomenal en un entorno rústico o campestre con un ramo de novia original y natural.

¿Más ideas? ¡Por supuesto! Agregar un bolero, una estola o un chal son alternativas perfectas para abrigarte y no restarle protagonismo al look. Además, son fáciles de poner y quitar, por lo que en seguida podrás presumir del vestido de novia con escote corazón que tanto te enamoró de primeras. Aunque la prenda de moda por excelencia es la capa, ya sea majestuosa con cola o ligera con tejidos como el tul con detalles románticos. Aportará solemnidad y glamur al outfit a la vez que cumple su parte más funcional. ¿Por cuál decantarse? Hay multitud de modelos y tipos para que te resulte más sencilla la elección.

Para hacer la transición de un vestido de novia invernal a uno veraniego lo recomendable es hacerse con accesorios coloridos que le den ese toque alegre imprescindible. Tales como pendientes llamativos, una tiara decorada con piedras de color, una diadema oversize con cuadros vichy, un tocado de novia brillante o una corona de flores de tonos vívidos. Otra opción son las sandalias de boda abiertas, las cuñas o las plataformas con lentejuelas. Te pongas lo que te pongas, ¡estarás estupenda!

Modifica el escote

Pour Un Oui by Cymbeline
Pour Un Oui by Cymbeline

Jugar con el escote es la vía para conseguir que el look se adecue a cualquier época. Si tuviste que mover el enlace de primavera o verano a una temporada más fresca, puedes hablar con la costurera para agregarle tirantes o mangas al vestido. Incluso superposiciones de encaje, tops o telas transparentes con efecto ilusión para taparlo un poco más. El mejor método para lucir un escote pronunciado pero disimulado. Un ajuste muy sutil que no modificará el corte original y que servirá también para los costados y las espaldas. Por el contrario, si necesitas aclimatar el vestido a los meses más calurosos puedes pedir que te quiten algo de tela para soportar mejor las altas temperaturas.

Ajusta el largo de las mangas

Alma Novia
Alma Novia

Otra forma de adaptar la vestimenta es cambiando el largo de las mangas. Se trata de arreglos sencillos y versátiles que te permitirán acondicionar el look según el clima. Si te preocupa que las mangas largas sean demasiado cálidas para la nueva cita, trabaja con la modista para disminuir la longitud. Por ejemplo, creando una manga tres cuartos o una manga corta. También se pueden transformar las mangas de encaje grueso en mangas ilusión para aligerar el conjunto. Por otro lado, si dudas sobre cómo cubrir los brazos para las estaciones más frías opta por las mangas extraíbles, que a la vez aportarán volumen a la indumentaria.

Dobladillo de la falda

Valerio Luna
Valerio Luna

Las faldas también pueden modificarse. Para preparar el look para el otoño o invierno, considera la opción de acoplar una cola más larga o un velo extra largo. La tela adicional hará que la imagen del atuendo se vea más preparada para el ambiente gélido. Alternativamente, levantar el dobladillo del vestido es una opción perfecta para los meses más cálidos. En este sentido, los trajes con falda midi y los de tipo asimétrico te sentarán fenomenal. Y es que los vestidos de novia cortos por delante y largos por detrás son la última tendencia para las novias millennials.

Sobrefaldas y aberturas

Justin Alexander Signature
Justin Alexander Signature

Las sobrefaldas desmontables están arrasando en las pasarelas nupciales. Un elemento trendy que puede ser la solución perfecta para cualquier entorno y temporada. Así pues, para épocas frías tienes desde voluminosos modelos en capas que cubrirán completamente el corte inicial hasta superposiciones que añadirán volumen en los costados o en la parte trasera. También tienes a tu disposición sobrefaldas de tul transparentes y finas para una versión más etérea y bohemia. ¡Quedarán sensacionales junto a tu vestido de novia de corte sirena y escote profundo!

A su vez, para las celebraciones en plena primavera o verano, puedes solicitar que le quiten algunas capas a la falda voluminosa, jugar con la textura de los tejidos si el modelo lo permite e incluso pedir aberturas en la falda para una imagen más sexy y atrevida.

Como ves, existen múltiples salidas para transformar tu vestimenta de manera sorprendente. Recuerda que también el calzado, el maquillaje y el peinado de boda serán los complementos perfectos para conseguir una apariencia impoluta y con personalidad. Llegados a este punto, solo faltará que respires con calma y sigas aprovechando el tiempo para adelantar los preparativos del gran día. Por ejemplo, revisando las canciones de boda elegidas, por si quieres cambiar o añadir alguna, o ultimando los envoltorios de los regalos para los asistentes.