El Día de Tu Boda

Llega el día de tu enlace. Vistes el vestido de novia de tus sueños y lo haces a conjunto con esos fantásticos zapatos de novia que te enamoraron desde el primer instante. Sabes que lo recordarás toda tu vida y esperas con emoción llegar al altar. Allí, tu mirada se dirigirá hacia los ojos de tu apuesta pareja, que lucirá ese increíble traje de novio.

Después del día B sabes que irás repasando mentalmente todos estos momentos mágicos vividos, con cada detalle único que han hecho que sea perfecto y emotivo. Pero, por la experiencia de muchas novias que han disfrutado de su gran día, hay aspectos que recordarás con más intensidad que otros. Te descubrimos cuáles son a continuación.

1. El primer paso

Miriam Duarte Fotografía

Antes del gran día ya te habrás probado varias veces tu magnífico vestido de novia de corte sirena. Sabrás cómo te queda y cómo realza tu figura. Aun así, aquel memorable día, cuando llegue el momento, te gires hacia el espejo y veas al completo tu outfit será imposible que no te emociones. Por fin, después de tantos preparativos tu sueño se hace realidad. Difícil contener la emoción, ¿verdad?

2. Tus seres queridos

Instantes Fotógrafos

Pero no vas a ser la única en emocionarte cuando veas tu reflejo. Mientras te observas en el espejo podrás percibir la presencia de tus padres, amigos o personas íntimas a tu alrededor, acompañándote con esa mirada llena de ternura y felicidad. Fija en tu memoria cada sentimiento que te transmitan, toda su energía positiva y todos tus buenos deseos. Sabrás con certeza que nunca estarás sola y que siempre los vas a tener allí para compartir tu felicidad y para ayudarte en tus momentos difíciles.

3. De camino hacia el altar

Anna Martí Estudi

Hay muchos elementos que hacen especial esa llegada a la ceremonia: tus ideas de decoración para la boda, las flores, las invitadas mirándote sonriendo, la música para una boda civil o religiosa, etc. Pero, uno de los más notables, es el hecho de ir acompañada de tu padre o de tu madre, cogidos del brazo, realizando los últimos pasos antes de contraer matrimonio.

El instante que vas a recordar con especial intensidad será cuando alces los ojos y, al final del pasillo, veas a tu gran amor esperándote de pie, con su mirada llena de admiración y orgullo por haber decidido compartir el resto de su vida contigo.

4. Los votos

Light & Dreams

Poco a poco van disminuyendo los nervios de la llegada. Tú y tu gran amor estáis en el altar, juntos, mostrando claramente vuestra complicidad. Cuando termina de hablar el encargado de oficiar la ceremonia llegan los esperados votos. Os miráis el uno al otro y empezáis a expresar, ya sea en forma de poema o a través de un de escrito original o de cualquier otra idea, todo lo que significáis el uno para el otro. Las emociones están a flor de piel, tus ojos se humedecen y, aunque ya conocéis todo lo que sentís, el hecho de hacerlo de manera explícita delante de todos vuestros seres queridos será un recuerdo que no olvidarás jamás. El punto final serán las magníficas palabras: “sí, quiero”.

5. La entrega del ramo

Llamas Fotografías

Cada parte de tu outfit ha sido escogido con mucho cariño y amor. El ramo de novia natural es un ejemplo. ¿Y qué mejor modo que entregarlo a una persona especial, como a tu hermana, a tu prima o a tu mejor amiga, que siempre han estado a tu lado en todo momento? Lo más bonito de esta tradición es el factor sorpresa. Es muy importante que ella no sepa nada antes del enlace. Valdrá la pena la espera para ver su cara de felicidad cuando reciba el obsequio.

6. El primer baile

Dami Sáez

Después de disfrutar de los platos increíbles que ha preparado el catering o restaurante escogido, empieza la parte festiva de vuestra boda. Será vuestro primer baile como marido y mujer. Seguro que cuando se quede toda la sala en silencio y estéis solos en medio de la pista ¡sentirás la magia de esta tradición! Déjate llevar por la música y disfruta de tu pareja. Este momento es vuestro y de nadie más.

Por suerte, a través de las fotos y los vídeos es posible revivir cada uno de estos recuerdos. También te recomendamos guardar en una bonita caja cada uno de los detalles que creas importantes de tu enlace, como, por ejemplo, una invitación de boda, las horquillas de tu peinado de novia o, incluso, un ejemplar del detalle de boda que regalasteis a todos los invitados. Te ayudarán a evocar otra vez todas esas sensaciones fantásticas que viviste.