Estás planificando y pensando cada uno de los detalles de la ceremonia, el banquete, la fiesta… Tienes claro cómo quieres que sea tu imagen, desde los zapatos de novia que vas a llevar o el bouquet de flores que elegirás entre los ramos de novia, hasta ese recogido que tanto te gusta entre las nuevas propuestas en peinados para bodas. ¿Pero has pensado en contratar el servicio de vídeo? El vídeo de boda os hará revivir una y otra vez los momentos más entrañables, más emotivos y más divertidos de uno de los días más felices de vuestra vida. ¿Pero cómo saber qué tipo de vídeo nupcial elegir? ¿Cuál es el mejor? Dependerá de vuestro gusto personal, si bien las nuevas tecnologías os regalan un montón de opciones. ¿Queréis descubrir los formatos más actuales? Tomad buena nota.

1. ¿Uno o varios?

"Como profesionales –nos dicen Yago Flaquer y Guillem Grifols, de Little Stories BCN– solemos aconsejar a los novios que no se queden con un único formato de vídeo. En nuestro caso ofrecemos packs, como el Silver, que incluye un vídeo largo de 12-15 minutos, un tráiler de 2-5 minutos y un vídeo de hasta un minuto con los highlights para redes sociales, como Facebook e Instagram. De esta forma los novios disfrutan de distintas perspectivas y puntos de vista de su enlace”.

2. Save the date

¿Vídeos antes de la boda? El Save the date es una invitación de boda en formato vídeo que se envía a los invitados a través del correo electrónico, Whatsapp, Facebook... Los hay de muchos estilos: stop motion (imágenes fijas), videoclips musicales, formato tráiler… Si no os convencen las invitaciones de boda tradicionales o las invitaciones de boda caseras, ¡esta es vuestra opción!

3. Preboda

Es entrañable ver imágenes previas a la boda, al igual que tener imágenes de los preparativos de la novia y del novio antes del enlace. Estas tomas van a ser como el backstage de vuestra gran cita.

4. Lovestories

Según nos cuenta Yago Flaquer, "los lovestories son básicamente los vídeos preboda y postboda que podemos hacer con la pareja y que sirven para documentar la conexión que hay entre ellos, sus personalidades y, en definitiva, el amor que los ha llevado a unirse. Este tipo de vídeos pueden ser de diferentes estilos y están muy abiertos a los gustos de la pareja, su carácter…”.

5. Tráiler

En lugar de vídeos larguísimos también existen versiones más breves. "En nuestro caso, los tráileres duran de 2 a 5 minutos, que es lo que dura el tráiler de una película. Más allá ya no es un resumen y puede hacerse algo pesado", nos advierte Guillem Grifols. "Además, utilizamos músicas de tipo cinematográfico que no son reconocibles por la gente, ya que no son de grandes autores, sino que están pensadas para acompañar narrativamente las emociones que se van viendo en las imágenes. Son canciones que responden más a estados de ánimo que a estilos musicales: peaceful, happy, uplifting, contemplative…".

Little Stories BCN

6. Vídeo largo

Se suelen filmar imágenes de los distintos momentos del gran día –ceremonia, banquete, baile…–, que después se montan y se entregan semanas más tarde a la pareja. Este formato suele compaginarse con el tráiler.

7. Documental

Es un vídeo que narra la historia de los novios y de su boda. Puede incluir fotos de la pareja de pequeños, entrevistas con los amigos o familiares y varios aspectos de la ceremonia, el banquete… El vídeo ha de tener su propio guión y exige que un profesional esté a cargo de las grabaciones y la dirección. En realidad se trata de una pequeña película, por lo que admite diferentes estilos narrativos. El tono también es variable: cómico, emotivo, serio...

8. Vídeoclip

Si sois de los que os gusta cantar y bailar, el formato videoclip es vuestro vídeo, porque es una forma distinta de recordar el día de vuestro enlace. Lo ideal es escoger una canción que vaya in crescendo; que empiece con un ritmo lento (planos de cómo se prepara la novia, por ejemplo) y tenga una subida en momentos emocionantes como el "sí, quiero". Este formato cuenta vuestra historia de amor, por lo que el vídeo se construye sobre una canción de amor. En general, dura de 3 a 5 minutos dependiendo de la extensión de la canción, y se puede personalizar a gusto de cada pareja.

9. Trash the dress o postboda

Volveros a vestir como el día de vuestra boda y sentiros libres para hacer lo que queráis. Meteros en el mar, montad a caballo, corred por la playa… disfrutad. Tendréis un recuerdo de boda inolvidable. "Nosotros también lo hacemos como un vídeo postboda, con propuestas e ideas que puedan surgir", nos explican desde Little Stories BCN. ¡Y sobre todo no te olvides de llevar unos zapatos de novia cómodos!

10. Foto y vídeo secuencia

Esta es una propuesta que une lo mejor de dos mundos: la fotografía y el vídeo. La duración varía, si bien puede ir desde los 3 hasta los 10 minutos. Todo dependerá de lo que tengáis en mente.

11. Video call

¡Qué nadie escape al video call! Se trata de montar un pequeño espacio para que, uno a uno o en grupo, los familiares y amigos puedan dedicar un mensaje a los novios contando anécdotas, deseando lo mejor para ellos o regalando besos. Queda perfecto y es un recuerdo muy emotivo de la jornada. Seguro que en las ideas para  photocall encontrarás inspiración.

12. Same day edit

"Nosotros hacemos un vídeo resumen de las mejores imágenes del día hasta el banquete y lo proyectamos después de los cafés. Lo llamamos el same day edit. Lo ofrecemos en el Pack Gold y como un servicio adicional en los otros packs, ya que requiere una infraestructura un poco más complicada", nos explica Yago Flaquer.

13. ¿Os apuntáis a un lipdub?

¿Qué mejor que cantar y bailar en vuestra boda? Únicamente tenéis que seguir unos sencillos pasos: juntar a varias personas, pensar una coreografía, aprenderos cada uno una parte de la canción y de la coreografía y ya está. ¡Lo demás saldrá solo! El vídeo puede empezar en casa, mientras os arregláis, y acabar en el baile, por ejemplo. Si buscas inspiración recurre a las canciones románticas para bodas, por ejemplo.

14. Bodas 360º

Cada vez son más usuales. Con los vídeos 360º os meteréis dentro de la escena, ya que se disfruta a través de unas gafas de realidad virtual. Podéis volver a vivir la entrada de la novia en la iglesia como si estuviérais sentados en primera fila, mirar la emoción de todos… La diferencia fundamental con el vídeo convencional es el rodaje con cámaras especiales que graban la escena en todas direcciones. Una vez colocadas las cámaras, el operador se retira de la escena para que los objetivos capten todo de forma natural.

15. Vídeo con drones y goPro

¿Os imagináis las imágenes sorprendentes grabadas con un dron o ver absolutamente todos vuestros movimientos reales –banquete, baile, fiesta– captados por una cámara deportiva o GoPro? Es otra posibilidad.

¿Qué te parece? Todo es cuestión de hablarlo con buenos profesionales y decidiros por aquello que más os guste. Pero si lo vuestro son las ideas originales para bodas, seguro que muchas de estas propuestas os parecerán únicas y os habrán seducido por completo. Tras elegir el vestido de novia de tus sueños, contrata ya el vídeo de tu boda. ¡No te arrepentirás!