La mayoría de los novios quieren un vídeo del día de su boda donde se plasme fielmente todo lo vivido el gran día. Dentro de las opciones que puede dar un cámara y montador profesional existen varios tipos de vídeo entre los que debéis escoger en función de vuestros gustos. Sencillos, musicales, cinematográficos… Si queréis conocer más detalles, no dejéis de leer.

Documental

Es el tipo de vídeo más común pues narra los hechos como un documental, es decir, de forma ordenada cronológicamente, con el sonido ambiente de los momentos más importantes y planos sencillos para narrar la boda de la forma más cercana posible a lo vivido el día B. Esta grabación puede incluir declaraciones, música, momentos divertidos, emocionantes… nada pasa desapercibido para este vídeo que, en ocasiones, puede requerir el uso de más de una cámara para no perderse nada de nada. Es el formato más completo pero también uno de los más caros.

Cinematográfico

En los últimos años se ha puesto muy de moda presentar el vídeo de boda como si de una producción de Hollywood se tratara. Con grandes planos, una narrativa más artística, canciones de película y una puesta en escena con recursos típicos del cine como la voz en off, transiciones y planos secuencia. Si siempre habéis querido sentiros como estrellas, este es el vídeo que debéis escoger.

LaBóbila weddingfilms

Videoclip

Si sois de los que os gusta cantar y bailar, el formato videoclip es una forma fácil y, sobre todo muy divertida, de rememorar el día de vuestro enlace. Lo ideal es escoger una canción que vaya in crescendo para empezar con un ritmo lento - para planos de cómo se prepara la novia, cómo se viste el novio y cómo llegan los invitados, por ejemplo- y que tenga una subida en los momentos emocionantes como el “sí quiero” o la llegada de los novios al banquete. Una vez veáis el resultado final, seguro que no podréis sacaros la canción de la cabeza.

Media Mandarina

Vídeo de memorias

Este tipo de montaje incluye, además de escenas propias de la boda, fotos o vídeos de cuando érais pequeños, de cómo os conocisteis y, en ocasiones, mensajes de vuestros familiares y amigos previos al enlace. Si queréis que el vídeo no incluya sólo una narración de vuestra boda, sino también los orígenes de vuestra historia de amor, este es el formato ideal.