Sergio García
Sergio García

Después de decidir la fecha del gran día toca empezar con todos los preparativos, cuidando de hasta el más mínimo detalle para que todo salga perfecto y tengáis la boda con la que siempre habíais soñado. Por ejemplo, escoger el lugar de la ceremonia y el del banquete, confeccionar el menú nupcial, recopilar las canciones de boda que queréis que acompañen los momentos más mágicos de la jornada... Sin olvidarse, por supuesto, de la elección de la paleta cromática del enlace, un aspecto imprescindible para que todos los elementos estén en armonía. Y es que el color o los colores predominantes en la boda resultarán fundamentales para lograr la ambientación deseada, algo que deberéis tener en cuenta tanto en la elección de las invitaciones de boda como en la de los centros de mesa del banquete, la de las flores que vestirán el altar de la ceremonia, la de las variedades que darán forma al ramo de novia natural, la de la vajilla y la de la corbata o pajarita, por ejemplo.

¿No sabéis por qué tonos decantaros? Hay varios factores claves que pueden guiaros y ayudaros para que la elección sea lo más acertada posible y, sobre todo, acorde a vuestra personalidad, así como al ambiente del escenario nupcial y a los sentimientos que buscáis transmitir. ¿Queréis saber cuáles son? No os perdáis estos tips para escoger los colores de la boda.

Enza Di Piazza
Enza Di Piazza

Fijaos en la temporada y en la hora en la que os casáis

Cada estación del año se vincula, por lo general, a unos colores en particular, por lo que prestar atención a la temporada del enlace os dará una pista de por dónde podéis empezar. Por ejemplo, los colores de boda para primavera incluyen distintas tonalidades de rosas –como el salmón o el chicle– de amarillos, de verdes y de azules –como el azul claro o el eléctrico, por ejemplo–, mientras que entre los colores de boda para verano destacan tanto los tonos cálidos como los vivos, ya sea el lila en una tonalidad pastel, el rojo pasión, los colores vibrantes –como naranjas y fucsias–, el turquesa, el amarillo y, sin duda, el azul. Por el contrario, los colores de boda en invierno se decantan más por tonalidades metálicas, púrpuras, rojos y verdes y, en una boda de otoño, el borgoña, el verde bosque, el marrón y el naranja resultan infalibles. Mención especial merece el blanco, el tono clásico por excelencia del panorama nupcial, que resulta perfecto en cualquier estación del año.

Del mismo modo, y al igual que ocurre con la época de la boda, deberéis tener en cuenta la hora del día en la que os daréis el "sí, quiero", pues no es lo mismo intercambiarse las alianzas durante el día que hacerlo por la tarde o la noche. Y es que no solo cambiará la luz natural del escenario, sino también la estética del evento y cómo lucen los colores. Así que os recomendamos que escojáis los tonos brillantes para las horas centrales del día y los grises, dorados, negros y burdeos para la noche.

Tus Dulces Fotos
Tus Dulces Fotos

Tened en cuenta el espacio de celebración

Conocer bien cómo es el lugar de la celebración resultará ideal para definir la paleta de colore de la boda. ¿En qué fijarse? En si es interior o exterior; en si hay un jardín, una montaña o una playa alrededor; en si es una masía, un castillo o una fábrica, etc. Lo importante es que los tonos elegidos armonicen con el ambiente y el entorno y, a ser posible, que generen un bonito contraste cromático.

Inspiraos en el Color del Año según el Pantone Color Institute

Año tras año, el Pantone Color Institute determina cuál es el Color del Año. ¿Qué os parece, entonces, recurrir a él? Será una manera perfecta de tener una boda muy actual. Así, entre los colores de boda 2020, el Classic Blue ha sido una opción muy recurrente y las oportunidades para lucirlo no se quedan cortas: en los zapatos de novia de color, en los centros de mesa, en el save the date, en el packaging de los detalles de boda, en los lazos del coche nupcial, en las servilletas, en las bengalas de humo de colores, en el cinturón del vestido de novia… Así pues, sea cual sea el color estrella de la temporada, tenéis mil y una opciones para inspiraros en él y elegirlo como base. 

alblanc
alblanc

Que no falten vuestros colores favoritos

A la hora de elegir los colores de la boda es importante recordar también que deben ser fieles a vuestros gustos personales, ya que no tendría ningún sentido que solo os guiarais por las tendencias del momento sin poner el toque exclusivo que os caracteriza.

La psicología de los colores

Revisad lo que dice la psicología de los colores acerca de los que hayáis elegido, ya que cada uno se asocia con unas sensaciones y emociones determinadas. Así, podréis escoger aquel o aquellos que más se adecúen al mensaje que queréis transmitir. Por ejemplo, el negro significa elegancia y clasicismo; el rojo se asocia con la pasión y la sensualidad; el amarillo denota felicidad y optimismo, y el blanco se vincula con la pureza y la sencillez. ¿Ya vais teniendo más claro cómo elegir el color de la boda?

Agencia Süss
Agencia Süss

Usad el círculo cromático

Recurrir al círculo cromático es una manera estupenda (y muy útil) de ver cómo combinan entre sí los colores más fríos y los más cálidos, y de ver cuáles están más próximos y cuáles más alejados. A partir de ahí podréis crear un moodboard, un panel de tendencias en el que podéis incluir los colores que tenéis en mente para haceros una idea de cómo será el resultado y ver si os convence o no. Lo ideal es que hagáis tantas pruebas como necesitéis para aseguraros el éxito final.

Combinaciones de colores: un must

Si centrarlo todo en un solo tono os parece aburrido, se pueden hacer todo tipo de combinaciones. Las más conocidas son la análoga, la monocromática y la de contraste. La primera consiste en crear una paleta utilizando colores próximos en el círculo cromático. Por ejemplo, el azul, el azul-violeta y el violeta. La segunda, en usar un mismo color, pero en distintas tonalidades. Y la tercera trata de focalizarse en los colores opuestos o complementarios. Es decir, en aquellos muy diferentes al color que hayáis elegido. Y si tenéis muy claro un color determinado, otra opción es completarlo con uno neutro para realzar todavía más su presencia. ¡Mejor imposible!

Eso sí, hay una regla básica muy importante: no seleccionar más de tres colores principales. Es lo que aseguran los decoradores para mantener la estética del conjunto y que el ambiente resulte armónico y relajante a partes iguales.

Mon Amour Wedding Photography by Mònica Vidal
Mon Amour Wedding Photography by Mònica Vidal

A juego con el estilo de la boda

El estilo del enlace determinará en gran medida los colores de las ideas de decoración para la boda. Así, en las bodas vintage armonizarán mejor los colores empolvados y los tierra; en las bodas rústicas, los tonos madera y verde hoja; en las bodas shabby-chic, el verde agua, el beige y los tonos pastel; y en las bodas tropicales, las variantes intensas y los flúor. Acordaros además que, si planificáis una boda temática, deberéis ajustar los colores al tema elegido. Por ejemplo, si el hilo conductor es la película de La Sirenita, de Disney, no pueden faltar los blancos, turquesas y corales, y si lo es El Gran Gatsby, el negro, el dorado, el blanco perla, los tonos grises soft y los rosados son imprescindibles.

También el carácter del enlace tiene mucho que decir. Si sois una pareja clásica y el vuestro será un "sí, quiero" formal y sofisticado, el blanco y los tonos neutros tienen que estar entre los elegidos. Y si os consideráis más desenfadados y queréis que la boda sea poco convencional, las tonalidades alegres y llamativas, como los verdes intensos, los rojos glamurosos y los amarillos limón, os enamorarán.

Las flores del ramo de novia, un factor clave

Si andáis muy perdidos, las flores del ramo que lucirá la protagonista femenina de la jornada pueden sugeriros ideas a la hora de elegir los colores de la boda, ya que, más allá de las variedades florales, seguro que el color también ha influido en su elección. Otra alternativa es pensar antes en vuestras flores favoritas para saber en qué colores están disponibles y así trazar la paleta ideal para encajarlas. Sea como sea, ¡seguro que el ramo de novia acaparará todas las miradas el gran día!

Rodbro's Studio
Rodbro's Studio

Pedid consejo a vuestro wedding planner

Seguro que, si habéis contratado a un organizador de boda o wedding planner le habéis pedido consejo sobre numerosos aspectos del enlace y, de la misma manera, seguro que también os puede asesorar en este tema. Y es que, gracias a su dilatada experiencia, su criterio será de gran valor.

Gracias a estos consejos os resultará más fácil decidir cuáles son los mejores colores de boda para vuestro "sí, quiero". Ya solo os quedará contratar a un buen fotógrafo profesional para que los inmortalice con su cámara y disfrutar de la armonía cromática que habéis elegido para el día de la boda. Felicidades pareja.