Ir al contenido principal
Bodas

10 escotes de vestido de novia que te hacen aún más guapa

Palabra de honor, halter, asimétrico… Seguro que conoces todos los tipos de escote que puedes encontrar en un vestido de novia, pero no sabes cuál te favorece más ni qué diseño de escote es el ideal para ti. Toma nota de todas las opciones.

¿Aún sin "El" vestido? 👰
Pide información y precios de vestidos y complementos a empresas cercanas

A. Alcina Photography

Más allá de tus propios gustos personales, antes de elegir el tipo de escote de tu vestidos de novia, debes tener en cuenta tu silueta, del mismo modo que es importante la forma de tu rostro para dar con el peinado de boda o el lugar donde se celebrará el enlace, a la hora de buscar tus zapatos de novia.

Estos son los trucos de los estilistas para conocer qué escote te favorece más en función de tu fisionomía. Recuerda que también deberás prestar atención a las proporciones de tu cuello (si es delgado, ancho, largo o corto), al tamaño del pecho y en menor medida, a la forma de tu cintura y tus caderas.

Estudio Onsurbe Fotografía

Antes de decidirte...

Si quieres disimular un busto grande, apuesta por un escote que lo reduzca visualmente. Ten cuidado con llevar un vestido ancho y holgado si quieres disimular tu pecho voluminoso, pues lograrás el efecto contrario al deseado y estarás potenciando el tamaño de tu pecho. Por el contrario, si tienes poco pecho, podrás atreverte con diseños originales o escotes algo pronunciados.

Lo ideal es que te decidas por modelos ajustados en la zona del pecho para crear la ilusión de tener más curvas en esta zona. Los vestidos con los hombros al aire sientan bien si estos son rectos y contorneados. Sin embargo, si tienes los hombros caídos te recomendamos otro tipo de diseños. Toma nota de los escotes más usuales para vestidos de novia y a qué tipo de mujeres les resulta ideal para su silueta (una guía interesante también para seleccionar el vestido de fiesta 2019, si vas de invitada a una boda).

1. Escote palabra de honor 

Se caracteriza por no llevar tirantes, ni mangas y dejar los hombros al descubierto. Así, a pesar de ser uno de los escotes más comunes en los vestidos de novia, no resulta adecuado si tienes poco pecho o los hombros caídos. Evítalo también en caso de tener mucho busto, pues logra el efecto de potenciar las curvas y resultará demasiado vistoso. Debes tener en cuenta que llevar este escote no es tarea fácil y que es ideal para aquellas mujeres con un pecho mediano. Si eres de baja estatura, te achicará la figura, pues el punto más alto del vestido se encuentra a la altura del pecho.

También es ideal para novias con curvas, pero no con exceso de peso; con hombros y brazos finos, pues quedan al descubierto; con cuello corto, ya que lo alarga ópticamente y para novias delgadas. Si tienes poco pecho y decides apostar por este escote, vigila que no te quede muy aplastado.

2. Escote corazón 

El más romántico y femenino de los escotes, por sus formas sinuosas. Por este motivo los vestidos de novia con escote corazón son los más indicados para mujeres con un pecho normal y un cuello esbelto, pues consigue que toda la atención se centre en el escote. También resulta idóneo si tienes poco pecho, pues sus formas ayudan a realzarlo y si eres de espalda ancha, pues logra afinar visualmente la cintura y así estilizar tu figura. En caso de tener el cuello corto también es una buena elección al crear el efecto de alargarlos.

Si te sobra algún kilito también es perfecto, pues también es aconsejable para mujeres voluptuosas a no ser que te acompleje dejar los brazos a la vista, si son algo anchos. Como siempre lo mejor es probarlo en la tienda y comprobar con qué modelo te sientes más cómoda y bella, ese es el secreto.

3. Escote en ‘V’

Toma nota: los vestidos de novia con escote en V sientan bien a todo tipo de figuras y son aptos para todas las tallas de busto, porque es uno de los escotes que más estiliza. Solo te recomendamos evitar esta forma en pico en caso de tener una cara muy alargada o si quieres dar protagonismo al pecho, por lo demás es realmente fantástico y resulta de lo más sensual.

Si tu cara es redonda, la alargará; si tienes mucho pecho, lo disimulará; si tienes poco, lo potenciará; si tienes la cintura ancha, visualmente la afinará; si tienes un cuerpo curvy, estiliza la silueta; si eres de talle corto, alarga ópticamente la figura; afina la espalda y los hombros anchos y ensancha los hombros estrechos.

4. Escote redondo, en caja o en ‘U’ 

Al igual que el precedente escote, en ‘V’, los escotes de forma redondeada resultan perfectos para casi todas las siluetas, pues sus ventajas son varias: alargan el cuello y ensanchan la zona del busto y de los hombros. Así, son perfectos para mujeres con tallas de busto pequeñas y medias, hombros estrechos o normales y, dependiendo de mangas o tirantes, apto también para hombros cuadrados, normales o caídos. Y si tienes la cara alargada, ayudará a redondearla.

5. Escote cuadrado 

Ofrece un look muy sofisticado y sensual, pero hay que evitarlo si tu cara tiene forma cuadrada o es angulosa, efecto que potenciarías con la elección de este diseño, al tiempo que endurecerías tus facciones. En el lado contrario, si tienes la cara redonda es ideal, pues lograrías un armonioso equilibrio.

En cuanto a la silueta, es perfecto si tienes caderas anchas y poca cintura, porque marca el torso y centra la atención en la parte del busto. Lo mismo ocurre si no tienes el vientre plano o tienes un cuerpo curvy, pues ayuda a disimularlo desviando la atención. En cuanto al tamaño de pecho, te favorecerá tanto si lo tienes voluminoso como si no. Es aconsejable si tu cuello es corto o ancho, pues logrará alargarlo ópticamente.

6. Escote halter

Da protagonismo a los hombros y disimula la espalda ancha, a pesar de dejarla al descubierto. Sus líneas resultan de lo más sexi y son ideales en caso de querer disimular un pecho grande. Por el contrario, si tu talla es pequeña es mejor no emplearlo, pues lo destacará. También debes evitarlo si tienes sobrepeso, ya que los hombros y los brazos toman demasiado protagonismo.

7. Escote barco 

Discreto, sobrio y elegante, este escote se asemeja a la forma de la parte inferior de un barco, de ahí su nombre. Según los gustos, puede ser más cerrado o más abierto, mostrando más o menos los hombros, o bien, más curvado o más suave, incluso recto.

Te lo recomendamos si tienes mucho pecho y si eres una mujer con curvas, pues estiliza la figura sin dar volumen, en este caso mejor que el escote llegue cuanto más a los hombros mejor. Es un estilismo que da protagonismo a la cintura, por lo que son perfectos también para mujeres con  bustos pequeños y medios y cuerpos triángulo invertido, recto y reloj de arena. Los escotes barco suelen ensanchar los hombros y favorecen a mujeres con cuellos normales y largos. Por cierto, para una propuesta tan clásica te proponemos también un recogido clásico, preferiblemente un moño alto o incluso una trenza a la espalda.

8. Escote ilusión

Un diseño lleno de fantasía que cubre el escote habitualmente con tul, seda, bordados o elegante pedrería. Al sobreponer un escote sobre otro, los vestidos de novia con escote ilusión son perfectos por estética y funcionalidad. Normalmente cubre el escote y llega hasta la altura del cuello, lo que favorecerá especialmente a las mujeres con el cuello alargado o los hombros estrechos.

9. Escote hombros caídos

Es sexi, elegante y clásico. Ideal si tienes poco pecho, lo realzará; si tus caderas son anchas, las disimulará porque la línea más ancha del vestido se encuentra en los brazos a la altura del escote; si eres de hombros o espalda ancha, afinará tu figura; si tienes un busto grande, lo destaca pero lo afina. No se recomienda en novias de cuello corto o ancho, pues la línea horizontal del escote corta visualmente la largura del cuello. 

10. Escote Reina Ana 

El escote Reina Ana es elegante, ya que no lucirás tan descubierta de la parte de los hombros, pero sí destacarás el área del cuello. Por esta razón se ha de usar si el mismo es largo y delgado. Hay que evitarlo si tienes el cuello corto, la forma de tu cara es redonda o eres de baja estatura.

¿Más escotes?

Existen otro tipo de escotes, como el cowl que consiste en un cuello holgado, de tela drapeada que cae hacia el pecho, pero cerrado en la línea de los hombros, por lo que resulta original, moderno y exquisito. Queda ideal para destacar tu busto: si tienes poco lo realzará y si tienes mucho, quedará disimulado gracias al drapeado.

También puedes optar por un escote asimétrico, que normalmente suelen dejar un hombro al aire, favoreciendo una estética dinámica y divertida. Es ideal tanto para las novias con hombros cuadrados, normales o anchos y apto para la mayoría de figuras. 

Esperamos que con todas estas claves de estilismo consigas el vestido perfecto. Recuerda que una vez tengas tu vestido, ya podrás definir el resto de tu look nupcial, como tu ramo de novia de preciosas peonías o flores silvestres y el calzado perfecto para esas canciones de boda que tanto te gustan.

¿Aún sin "El" vestido? 👰
Pide información y precios de vestidos y complementos a empresas cercanas