Sildava Viajes

La luna de miel va a ser uno de los recuerdos más inolvidables que vais a tener de vuestra boda. Por eso no es solo importante buscar un vestido de novia que te guste y resalte tu figura, un ramo de  novia que se identifique con tu estilo o unos zapatos de novia súper cómodos. También es necesario estudiar con detenimiento el destino de vuestra luna de miel. ¿Qué os parece, Sri Lanka? Situada al sur de la India, tiene una fascinante cultura milenaria, como también lo es su naturaleza exótica. Tomad nota de todo lo que no os podéis perder y disfrutad de un viaje de novios único.

Colombo, su capital

Disfrutad de sus calles con grandes arboledas y edificios históricos. No dejéis de ver la Plaza de la Independencia, la estatua réplica de Aukana, el parque de Vihara Maha Devi, el Museo Nacional y el concurrido centro comercial Pettah. No hace falta ir muy lejos para  descubrir su pasado colonial holandés y portugués: acercaros al barrio de Fort y al antiguo hospital holandés. Recordad que parte de la magia de Colombo reside en ir de compras por los mercados de Pettah.

Viajes Travelda

Dambulla y su templo

Podéis visitar el Templo Ranguiri Dambulu Vijaraya. Lo que antes eran cuevas hoy son templos budistas. En su interior se encuentra la estatua de un Buda recostado de 14 metros y la estatua de Gal Vihara.

Parque Nacional de Uda Walawe

Os espera una gran sabana verde que os recordará a África con sus manadas de búfalos, elefantes... Precioso. ¡No os lo podéis perder!

La roca de Sigiriya

Aunque os cansaréis para subir hasta la cima (387 metros) vale la pena el esfuerzo. Contemplaréis estanques, ríos y un verdadero edén acuático.

Vanarasi Viatges

Polonnaruwa y su palacio

Todavía pueden visitarse los restos del Palacio Real que tuvo hasta 1000 habitaciones. Un lugar repleto de historia.

Subir al pico de Adán

Los peregrinos de la isla van desde siempre al pico de Adán para estar sobre la huella de Buda y ver el lugar donde las mariposas de Sri Lanka van a morir. Vale la pena subir de madrugada para ver una romántica salida del sol.

Matale y sus aromáticas especias

Si por algo se conoce a Sri Lanka es por sus especias. No podéis dejar de visitar Matale y su jardín, en el que se encuentran una gran diversidad de especias únicas. Aquí podréis conocer el método de la medicina ayurvédica, basada en este tipo de productos y en aceites medicinales. Además, tendréis la oportunidad de recibir relajantes masajes.

Anuradhapura y el árbol más viejo del mundo

En Anuradhapura destaca uno de los árboles más viejos del mundo, el Sri Maha Bodhi, con más de 2000 años, ruinas de monasterios y grandes dagobas.

Surf en la bahía de Arugam

En el lado sur de la bahía de Arugam podréis practicar surf con unas olas excelentes, como lo son también las de Okanda y Whiskey Point. ¡Excelentes momentos de diversión!

Las cimas de Nuwara Eliya

Os aconsejamos que vayáis bien abrigados, ya  que se encuentra a 1800 metros de altura sobre el nivel del mar. El verde inunda su paisaje ofreciendo una vista inolvidable. En esta zona se cultiva gran cantidad de té y vale la pena visitar una plantación.

Arenatours

La ciudad colonial de Galle

Ubicada en la costa sur de la isla, alberga una pintoresca fortaleza, de imprescindible visita.

Disfrutar de las playas del Este

Las playas de la costa este son preciosas. No os perdáis Navalady, Kalkudah, las islas próximas al faro de Batticaloa y las playas entre Uppuveli y Nilaveli.

Un safari por Yala

En el Parque Nacional de Yala podréis realizar un safari para contemplar elefantes, leopardos y aves tropicales sorprendentes. Una aventura que nunca olvidaréis.

Parque Nacional de las Llanuras de Horton y Fin del Mundo

Las llanuras de Horton se encuentran en las montañas de Sri Lanka. Son páramos neblinosos. Cuando la niebla se retira aparece el acantilado del Fin del Mundo. Visitad también las cascadas Baker con una caída de más de 20 metros.

Ver las ballenas en Mirissa

El animal más grande del mundo, la ballena azul, vive en Sri Lanka. Así que desde Mirissa salen barcos para poder verlas. Valdrá la pena la excursión.

Seguro que Sri Lanka os va a sorprender. Como lo han hecho esos detalles de boda que encontrásteis en un pequeño atelier o esos vestidos de fiesta tan originales para las damas de honor.