Cuantas cosas quedan aún por preparar: tus invitaciones de boda todavía no están listas, el ramo de novia no te acaba de convencer y por si fuera poco no encontráis un traje de novio perfecto para tu pareja. No hay que estresarse, pensad que después de la boda vendrán días de descanso con la luna de miel. Pero, ¿habéis pensado dónde vais a ir? Finlandia es un destino tanto para invierno como para verano. Descubrid sus secretos.

Finlandia no es solo Laponia y Papá Noel. Si no os gusta el frío y queréis organizar una luna de miel en primavera o verano, este país también os ofrece muchas alternativas. Una de ellas es recorrer el sur y el sudoeste del país, descubriendo cientos de islas reunidas alrededor de archipiélagos bellísimos, ciudades, como Helsinki, o Turku y encantadores pueblecitos, como Rauma. ¡Empezamos!

Descubriendo Helsinki

Podéis comenzar la visita en la plaza del mercado o la Kauppatori en el centro. No os perdáis el mercado viejo: os sorprenderá su maravilloso interior. Recorred el paseo marítimo hacia el oeste con bellos edificios modernistas o románticos cafés junto al mar, como el café Ursula en el parque Kaivopuisto, el más antiguo de Helsinki, con vistas espectaculares al archipiélago.

¿Más cosas? Visitad El Museo de Arte Contemporáneo Kiasma, la iglesia Temppeliaukio, excavada en la roca, el monumento a Sibelius, la Catedral Blanca y la gigantesca noria del puerto. Acercaos también a la estación de tren de Eliel Saarinen y, por supuesto, a los edificios del arquitecto finlandés, Alvar Aalto, como el Finlandia Hall o la sede de Enso-Gutzeit, y el parque de atracciones Linnanmäki, el lugar más divertido de Helsinki.

Un alto en el camino

Entre visita y visita dejaos caer en alguna cafetería de la ciudad y no dudéis en probar en el Teemaa Tee, la Polar Night Cup, una infusión de rooibos con espino amarillo y hojas de abedul. Os sorprenderá.

¿Más cosas? No os perdáis las tapas –en Finlandia se llaman sapas– del restaurante Juuri, el jardín de hierbas aromáticas en la azotea del restaurante Savoy, los fideos ramen orientales de Fat Ramen en el mercado de Hietalathi, las delicatessen del Linnarnkellari, un local en el sótano de una antigua prisión o las recetas creativas del Grön, un restaurante muy cool.

A divertirse

Las noches de Helsinki son pura diversión. Acercaos alDesc, un nuevo local especializado en steam punk y gin o al Kaiku Club, uno de los 25 mejores clubes de Europa según The Guardian. Buena música, gran acústica y un ambiente marchoso.

¿Vamos de shopping?

Los grandes almacenes Stockman son un buen punto de partida para disfrutar de las compras en Helsinki. En las calles, como Esplanadi, Aleksanterinkatu y Mannerheimintie se encuentran íconos finlandeses, como Marimekko, Iittala y Artek. También vale la pena acercarse a Tre Tre, una nueva tienda de diseño finlandés en el centro.

La hora de la sauna

Acercaos a la espectacular piscina de Yrjönkatu o al centro Löyly con sus más de 2.000 metros cuadrados de sauna a orillas del Báltico. También es un local de moda con restaurante y solárium.

En plena naturaleza

Desconectad en el Parque Central –3,5 veces más grande que Central Park de Nueva York– o en el bosque de Vuosaari, a las afueras. Y no os perdáis Espoo, cerca de Helsinki, con su espectacular Parque Nacional de Nuuksio.

Rumbo al archipiélago de Helsinki

El archipiélago de Helsinki está formado por más de 300 islas que permiten una escapada superromántica en trasbordador, velero o en un ferry. Os espera un viaje de ensueño. No dejéis de visitar Suomenlinna, una fortaleza sobre un archipiélago de seis islas. Podéis llegar en ferry o en el autobús acuático JT-Line. Ambas embarcaciones zarpan desde la Plaza del Mercado (Kauppatori).

También son imprescindibles:

Pihlajasaari y Seurasaari

La isla Pihlajasaari con sus playas de arena y rocas es perfecta pasar relajados un día de picnic. En Seurasaari descubriréis un museo al aire libre con casas de diversas épocas.

Kaunissaari

Alejada de Helsinki, a unos 40 minutos, tiene extensas playas y unas maravillosas vistas.

El archipiélago más bello del mundo

En el sudoeste de Finlandia se encuentra la ciudad de Turku –imprescindible sumergiros en su ambiente medieval–. Desde allí comienza la Ruta del Archipiélago, un tour de 250 kilómetros por carretera que sólo se puede recorrer durante el verano, cuando, no hay hielo. Esta ruta entre islas os llevará, a través de paisajes vírgenes, hasta Kaarina, Parainen, Nauvo, Korppoo, Houtskär, Iniö, Kustavi, Taivassalo, Askainen, Merimasku, Naantali…. El recorrido se puede hacer gracias a los doce puentes y nueve transbordadores que conectan las islas del Archipiélago.

Y por último…

Acercaos a Rauma, Patrimonio de la Humanidad. Un pueblecito único en el mundo con pintorescas casas de madera y callecitas adoquinadas –os encantará el donut de vainilla, de la cafetería Kontio–. También vale la pena pasar un par de noches románticas en el centro vacacional Poroholma, a orilla del mar, cerca de Rauma rodeado de un paisaje increíble.

¡Cuántas sorpresas os esperan en este viaje! Si ya tenéis una idea más clara de cómo debe ser vuestra luna de miel, no te olvides de tus zapatos de novia o de esas maravillosas canciones de boda que sonarán en el día más feliz de vuestra vida.