Enviar las invitaciones de boda a vuestros seres queridos marca el inicio de la cuenta atrás para la celebración de vuestro enlace. Os esperan unos meses ajetreados, en los que no solo tendréis que elegir el traje de novio, los detalles de boda o el ramo de novia que mejor se ajuste al estilo de la mujer protagonista del gran día. También deberéis pensar en vuestra luna de miel. Si no tenéis nada en mente, quizá os interese este sorprendente destino: Cartagena de Indias, una ciudad colonial con numerosos encantos naturales. Descubrid algunas sugerencias para disfrutar plenamente de esta urbe colombiana, con playas caribeñas.

1. Las 28 islas del Rosario

El Caribe es sinónimo de playas, por lo que una de las primeras propuestas es conocer las 28 islas del Rosario, frente a las costas de Cartagena de Indias. Encierran un impresionante parque natural con uno de los arrecifes de coral más importantes de la zona. Para acabar el día lo mejor es visitar Playa Blanca, en la isla Barú, ya que es, sin duda, una de las más paradisíacas de Cartagena de Indias.

2. Las murallas de la ciudad

En Cartagena de Indias existen 13 kilómetros de murallas. Se trata de una de las fortificaciones mejor conservadas del mundo, por lo que vale la pena recorrerlas, dedicándoles largos paseos. ¡No os defraudarán!

3. Su centro histórico colonial

Imprescindible descubrir el casco antiguo de Cartagena de Indias con barrios históricos, como los del Centro y San Diego. Están repletos de iglesias, monasterios, palacios y mansiones preciosas con sus balcones coloniales. Llegaos hasta el convento e iglesia de San Pedro Claver, a la plaza del Reloj (entrada a la ciudad amurallada y el lugar donde se encuentra la popular Torre del Reloj), al parque de Bolívar, a la plaza de la Aduana, a la de los Coches y acabad en la de La Paz. ¿Las vistas panorámicas más increíbles de la ciudad? Desde el convento de la Popa. ¡No os lo perdáis!

4. Admirar las Bóvedas  y ver el museo del Oro

Las Bóvedas son un conjunto colonial formado por 47 arcos y 23 bóvedas de un bello color amarillo. Por su parte, el museo del Oro, en la plaza Bolívar, es un lugar de visita obligada para conocer la cultura indígena.

5. El castillo de San Felipe de Barajas

A 20 minutos a pie del casco antiguo se encuentra el castillo de San Felipe de Barajas. Esta fortaleza construida durante la colonización española fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984, al igual que el centro de Cartagena de Indias.

6. Perderse por el jardín botánico

Si os gusta la naturaleza, no os perdáis el jardín botánico de Turbaco. Descubriréis la flora caribeña y la de Colombia, representadas por especies de selvas húmedas, bosques tropicales…

7. El Portal de los Dulces y la pastelería Mila Vargas

El Portal de los Dulces está situado en la plaza de los Coches. Allí podréis descubrir la huella africana de los esclavos en los dulces y los pasteles que hacen las palenqueras. No os perdáis las cocadas, las bolas de tamarindo o las alegrías. La pastelería Mila Vargas, en la bulliciosa plaza de Santo Domingo, os sorprenderá con las mil hojas de Arequipe. Y sin necesidad de moveros, en la misma plaza, podréis contemplar una impresionante escultura de Fernando Botero: la Gorda Gertrudis. Desde que se colocó alli en el año 2000, la estatua de bronce es muy buscada por todos los turistas que visitan la ciudad, pues se cree que frotar uno de sus pezones asegura largas relaciones amorosas.

8. Ver de cerca el volcán del Totumo 

Una maravilla de la naturaleza a la que llegaréis después de subir una larga escalera de madera. Una vez arriba deberéis descender hasta el cráter, donde os podréis dar un baño de lodo tibio y denso. Una sensación única con sanas propiedades para la piel. ¿El único inconveniente? Solo caben 10 personas.

9. Puestas de sol en el baluarte de Santo Domingo

Si sois románticos, no os perdáis las puestas de sol desde el baluarte de Santo Domingo. Sus atardeceres con vistas al mar son únicos. ¡Imposible no volverse a enamorar contemplándolos!

10. Y por último… ¡la chiva rumbera! 

Es un autobús de madera pintado de colores que os paseará por la ciudad de noche. Un grupito de músicos os acompañará con ritmos caribeños y ron con cola. Una experiencia que merece la pena disfrutar y que, al mismo tiempo, os permitirá descubrir muchos tesoros escondidos de esta urbe colombiana.

¡Aún quedan muchas otras sorpresas por descubrir en Cartagena de Indias! Así que no lo dudéis y animaros a visitarla durante vuestra luna de miel. Muchas emociones son también las que esperan a vuestros invitados con las ideas originales para bodas que tenéis pensadas para ellos y con esa original playlist de canciones para bodas que les habéis preparado con tanto mimo. ¡Seguro que no se olvidan de vuestro gran día!