Cádiz capital, Zahara de los Atunes, Tarifa, Vejer de la Frontera… Ni os imagináis el embrujo que esconde Cádiz, un auténtico paraíso en el sur de Andalucía. Un destino increíble con una luz maravillosa, playas de fina arena y aguas cristalinas, pueblecitos encantadores y la extraordinaria belleza del océano Atlántico. Y aunque todavía estéis muy atareados con los preparativos del día B, como las últimas pruebas del vestido de novia, el envío de unas invitaciones de boda fieles a la esencia de vuestro "sí, quiero" o decidir qué tipo de detalles de boda resultarán más prácticos para familiares y amigos, no dejéis de lado la luna de miel. Pese a que las restricciones para volar al extranjero continúan aún a causa del coronavirus –excepto en los países del espacio Schengen–, es posible disfrutar de unos merecidos días de descanso sin necesidad de salir "de casa". Y entre las maravillosas opciones que esconde nuestro país, se encuentra la provincia de Cádiz. Así que tomad buena nota de estos 5 planes súper románticos... ¡porque os enamorarán seguro!

1. Días maravillosos rematados con una puesta de sol en la Caleta

La ciudad de Cádiz puede ser el punto de partida de un viaje de novios único o de una irrepetible escapada en pareja. Os seducirán sus callejuelas, como la del Duende –donde se citaban en secreto un capitán del ejército francés y una gaditana durante la guerra de la Independencia–, al igual que también lo harán la catedral y la plaza San Juan de Dios, con sus bellas palmeras. Sin olvidarse de la Torre Tavira ni su maravilloso paseo marítimo, perfecto para recorrerlo cogidos de la mano y tan parecido al malecón de La Habana. No os podéis perder tampoco el barrio del Pópulo, el más antiguo de la ciudad; la Plaza de las Flores que, como su nombre indica, está llena de coloridos puestos florales; el Parque Genovés, un increíble parque urbano, ni el Castillo de Santa Catalina, ubicado en la playa de la Caleta, desde donde contemplaréis espectaculares atardeceres. Disfrutad de una cena a la luz de las velas en la terraza del restaurante La Quilla o tapeando en Casa Manteca, una auténtica taberna andaluza. ¡Cádiz os embrujará de principio a fin!

2. On the road por la costa

¿Más opciones? También podéis alquilar un coche y perderos por la costa gaditana. La provincia de Cádiz es conocida por la belleza de sus playas y sus pueblecitos marineros. Acercaos hasta Sanlúcar de Barrameda; al Parque de Doñana, con sus dunas; a El Puerto de Santa María, con sus playas de Valdelagrana, Fuentebravía o la Puntilla; a los paisajes entre salinas y pinares de Chiclana, con su playa de la Barrosa, una de las mejores de Cádiz, o a la playa de Caños de Meca, con los acantilados y chorros de agua dulce que brotan de sus rocas. Y relajaos en las playas de Zahara de los Atunes, la Cala de los Alemanes o la playa de la Costilla, en Rota. También es de visita obligada un día en la playa de Bolonia, con su impresionante duna, en Tarifa, o en la del Palmar, en Conil de la Frontera.

3. Un día diferente en Jerez de la Frontera

Jerez de la Frontera os espera con mil y una sorpresas. Sus increíbles espectáculos ecuestres en la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre y en la Yeguada Hierro del Bocado, las visitas a sus bodegas... Y después de un día ajetreado, nada mejor que desconectar en un spa. El Hammam andalusí os ofrece masajes de Oriente, acompañados de un sabroso té moruno en un ambiente íntimo de las mil y una noches, con techos artesonados expresamente traídos de Marrakech. Y no olvidéis tomar algo en su azotea, con maravillosas vistas sobre la catedral de Jerez, conocida como San Salvador. Durante la visita a la ciudad, no os perdáis tampoco una ruta por su centro histórico, descubriendo las murallas del antiguo alcázar, el barrio de San Miguel o la plaza de la Asunción.

4. El Puerto de Santa María y un recorrido en barco

En el municipio de El Puerto de Santa María, situado a unos 25 kilómetros de distancia de Cádiz, os espera una deliciosa gastronomía y un recorrido en barco por la bahía desde Puerto Sherry. Después del paseo, tomad algo en las terrazas del puerto contemplando el atardecer. Por la noche tapead en Bodegas Obregón, la taberna más antigua de El Puerto de Santa María, decorada con botas de vino y albero en el suelo. También podréis visitar el castillo de San Marcos, una fortaleza medieval del siglo XIII, la Basílica de Nuestra Señora de los Milagros, la Fundación Rafael Alberti y conocidas bodegas. Sin olvidarse de la Reserva Natural de las Lagunas del Puerto. ¡No tendréis tiempo de aburriros!

5. Una ruta por los Pueblos Blancos

Un total de 19 pueblos componen los llamados Pueblos Blancos, de Cádiz, entre los que destacan Vejer de la Frontera, Arcos de la Frontera, Grazalema, Zahara de la Sierra, Olvera y Setenil de las Bodegas. ¡Un recorrido de ensueño! En Vejer de la Frontera, sobre un risco, os espera un precioso casco antiguo donde podéis comer en el misterioso Jardín del Califa rodeados de palmeras. Arcos de la Frontera, junto al río Guadalete, os deslumbrará con sus preciosas callejuelas adornadas con flores. Al igual que también lo hará Grazalema, rodeado de un espectacular parque natural, Zahara de la Sierra, con vistas espectaculares, Olvera, con sus campos de olivos y Setenil de las Bodegas, único en el mundo con sus casas-cueva, algunas de las cuales se han convertido en restaurantes, sobre todo en las calles Cuevas del Sol y Cuevas de la Sombra. ¡Una ruta maravillosa!

Y mientras llega el momento de hacer las maletas y partir con rumbo a una luna de miel de ensueño, recordad que debéis continuar a buen ritmo con el resto de los preparativos nupciales. ¿Ya tenéis pensados los vestidos de fiesta de las damas de honor? ¿Y las ideas originales para bodas con las que esperáis sorprender a vuestros seres queridos? ¡El día más feliz de vuestra vida está a punto de llegar!