La república insular de Cabo Verde, independiente desde 1975, ha conseguido enamorar a todos los recién casados que han visitado sus islas de origen volcánico. Se encuentra en la costa occidental de África, al lado de Senegal y Mauritania, y dispone de uno de los paisajes más maravillosos y exóticos del continente.

Si queréis que vuestro destino de luna de miel esté cargado de relax y de un ambiente único e idílico, no os perdáis todo lo que Cabo Verde puede ofreceros:

  • Isla de Santiago: es la isla más grande del archipiélago. En ella destaca la ciudad de Achada Fazenda donde las edificaciones son de adobe, ladrillo y piedra y la población se dedica a la agricultura.
  • Isla de Fogo: es la isla más alta del grupo de Sotavento gracias a su Pico de Fogo, que alcanza los 3.000 metros de altura. Casi toda la isla está formada por un volcán activo que entró en erupción por última vez en 1995. Dispone de varias plantas endémicas como crabo bravo, língua de vaca, losma y totolho.

 

 

  • Isla de Maio: su principal villa es Vila do Maio y se caracteriza por una población plenamente dedicada a la pesca y a la agricultura. No os podéis perder su parroquia de Nossa Senhora da Luz.
  • Isla de Sal: se trata del principal destino turístico de Cabo Verde. Sus impresionantes playas de arena dorada son todo un atractivo para los enamorados que deciden visitarla, así como su amplia oferta en deportes acuáticos y visitas culturales. 
  • Isla de Brava: dispone de un liceo, una iglesia y la Plaza Eugénio Tavares, puntos que no os podéis perder en vuestro paso por la isla. El contraste de su aspecto rural con el azul intenso de sus aguas os dejará asombrados.