Cuando asistís a una boda, lo primero que hay que hacer es leer atentamente la invitación. El dress code del acontecimiento lo marcan, o deberían marcarlo los novios.

Las bodas en el campo, en la playa o las bodas temáticas, por poner algunos ejemplos, pueden tener distintos requisitos a la hora de vestirse. Por eso, además de lo que os vamos a contar ahora, debéis tener en cuenta el lugar, la estación del año y, por supuesto, cómo os vayáis a sentir más cómodas.

  • Si la boda es de mañana, lo más correcto es lucir un traje de cóctel un poco por encima o debajo de la rodilla, o en su lugar, un vestido del mismo largo.
  • Los colores blanco y negro quedan descartados para las bodas a esa hora. También hay que intentar no llevar colores muy claritos que puedan parecerse al blanco. La novia es la única que puede lucir ese color.

 

 

  • No olvides cubrirte los hombros con un chal, una mantilla o una chaqueta durante la ceremonia, sobre todo si es religiosa.
  • El complemento perfecto para una boda de mañana si vas a lucir un vestido es una pamela o un tocado. En el momento de elegir cualquiera de las dos cosas recuerda que el protocolo exige que no te quites el tocado hasta volver a casa y la pamela hasta la puesta de sol.

 

 

  • Un requisito, llevar medias siempre, aunque sean de verano y del mismo tono de tu piel.
  • Unos zapatos de tacón medio o bajo completarán un look elegante y perfecto.

No olvidéis que esto es lo que marca el protocolo, y en cualquier caso la última palabra la tenéis vosotras y porsu puesto, los novios.