Pareja feliz paseando por un parque cogidos de la mano antes de la boda

Entre las reuniones de trabajo, los viajes laborales, las clases de idiomas y todos los preparativos del día de la boda es normal que no os sobre tiempo para hacer ejercicio físico. Sin embargo, podéis ejercitar vuestros músculos y vuestros cuerpos de una manera muy provechosa y sencilla con pequeñas incursiones cotidianas. ¡Notaréis la diferencia sin apenas esfuerzo!

Olvidaos del transporte

Chica caminando por un camino antes de la boda

¿Cómo empezar a hacer ejercicio desde 0? Si es posible, planteaos ir a pie en lugar de desplazaros en coche o en transporte público. O, si no podéis, intentad hacer al menos un tramo. Siempre podréis aparcar un poco más lejos o bajar antes de parada y completar el trayecto andando. Y es que caminar cada día es muy beneficioso para el corazón y estimula grandes grupos musculares. Además, dar largos paseos apacigua los pensamientos y los coordina, de manera que tendréis la mente más clara, lo que os puede resultar muy útil tanto en el día a día como con todos los preparativos de la boda. ¡Los beneficios de hacer ejercicio son muchos y muy variados! Y además de la rutina que podáis introducir a diario, no olvidéis que también puede formar parte de vuestros ratos de ocio, ya sea solos o con los amigos. Probad, pues, a salir con ellos a hacer una ruta. El senderismo de montaña puede ser un excelente punto de salida que, al mismo tiempo, os permitirá estar en contacto con la naturaleza. ¡Y hacer ejercicio al aire libre es lo más!

Usad la bicicleta

Pareja yendo a trabajar en bicicleta antes de la boda

Otra opción es que os decantéis por la bicicleta para hacer ejercicio. Introducidla en rutinas cotidianas y desplazaos en bicicleta por vuestra ciudad o municipio en lugar de usar los transportes colectivos. Incluso puede serviros para ir y volver del trabajo a diario. Además de que ganaréis autonomía de movimiento y (casi seguro) llegaréis antes a los sitios, estaréis haciendo ejercicio. Y si os convence y os enamoráis por completo de este medio de transporte, no dudéis en incorporarlo también al gran día. ¡Vuestra llegada causará sensación entre todos los presentes!

Daos un chapuzón

Chico practicando natación antes de la boda

Apuntaos a una piscina e id siempre que podáis a nadar. ¡Es bueno hacer ejercicio todos los días! Disfrutaréis de la sensación relajante del agua y dejaréis vuestras preocupaciones de lado. ¡Ni que sea por un rato! Podéis hacer largos a ritmo constante con respiración regulada o bien clases de aquaeróbic o aquagym, que se realizan en grupo y resultan muy divertidas. Disfrutaréis de lo lindo y, al mismo tiempo, estaréis ejercitando todo vuestro cuerpo. ¡Así que no dudéis en introducir la piscina en vuestras rutinas diarias!

Haced ejercicios en casa

Pareja haciendo ejercicio en casa con clases a distancia antes de la boda

No hace falta que salgáis de casa si realmente escasea el tiempo. Incluso podréis hacer ejercicios en pareja, mucho más agradable. Unas clases a distancia os resultarán de gran ayuda. Y podréis ejercitar por igual diferentes zonas del cuerpo. ¡Y es que los ejercicios para hacer en casa son lo más! Así, podréis hacer ejercicios de piernas, ejercicios de brazos, ejercicios de glúteos, ejercicios de pecho, ejercicios para bajar la barriga, ejercicios para adelgazar... Dependiendo de la zona del cuerpo que queráis trabajar más podréis recurrir a los ejercicios con pesas, ejercicios con mancuernas, ejercicios con esterilla, ejercicios con bandas elásticas... Pero no solo eso. Y es que al estar en casa podréis hacer ejercicio en ayunas, podréis hacer ejercicio por la noche, podréis hacer ejercicio antes de dormir... ¿Lo mejor? Todas estas actividades no solo estimulan y tonifican el cuerpo, sino que también os irán muy bien para desconectar de todos los preparativos del gran día, para apaciguar los nervios previos al enlace y para ganar en interiorización personal.

Recurrid a soluciones "a domicilio"

Chica sonriente saltando a la comba en su casa antes de la boda

El cardio no tiene por qué ser complicado. Bastará con que subáis andando las escaleras de vuestro edificio en lugar de usar el ascensor, por ejemplo, o bien que os decantéis por una cuerda para saltar a la comba. Ambos ejercicios fortalecerán las piernas y quemarán calorías. Y rellenar unos botellines de agua con algún elemento más pesado, como arena o tierra, os ayudará a reforzar la musculatura de los brazos. Lo mejor de todo es que este tipo de gimnasia repetitiva no os quitará mucho tiempo y os hará poneros rápidamente en forma.

Asimismo, hacer ejercicio antes de la boda, aunque sea con estas pequeñas incursiones diarias, no solo os permitirá llegar en forma al altar, sino que, después del "sí, quiero", también os ayudará a manteneros activos y saludables. Así que sed constantes y cuidaros mucho. Sobre todo si falta poco para el gran día. ¡Hacer ejercicio todos los días es más sencillo de lo que parece!