Chica en hamaca con un vestido rojo y muy bien depilada

Seguro que con la organización de la boda estás más que ocupada, pues hay muchas tareas que hacer y muchas decisiones que tomar. No obstante, no debes olvidarte de tu belleza ni de tu bienestar. Cuidarte forma parte de la organización del "sí, quiero", pues ese día serás la protagonista absoluta y debes lucir tan radiante como la ocasión merece. Entre todos los aspectos que debes tener en cuenta está el de la depilación láser, el tratamiento más eficaz a la hora de eliminar el vello, por lo que te ayudará a llegar al altar perfecta y luciendo una piel de infarto. ¿Deseas descubrir qué hay de cierto y qué no tras ella?

1."Solo se usa luz para depilar". Verdadero

La depilación láser consiste en la aplicación de una luz muy intensa y selectiva, que concentra su energía para eliminar el folículo piloso.

Chica en una sesión de depilación láser en las piernas

2. "La depilación láser es la misma en todos los centros". Falso

No, del mismo modo que los tipos de depilaciones láser no lo son. Cada centro trabaja con una máquina láser para depilar específica, que debe ajustarse siempre a cada usuaria. Por ello, antes de empezar con el tratamiento es necesario realizar un detallado historial clínico. Tras analizar el tipo de piel y vello, se elegirá el láser más adecuado, dependiendo siempre de la zona y fototipo corporal, color, profundidad y calibre del vello. El tratamiento es pues personalizado.

3. "El laser deja una piel tersa y sedosa". Verdadero

Al mismo tiempo que te depilas, una depiladora láser profesional dejará tu piel suave, tersa y rejuvenecida por el efecto estimulante de la luz sobre el colágeno.

Piel suave tras depilación láser en las axilas

4. "La depilación láser es incómoda y dolorosa". Falso

Se suele tolerar bien, pues solo se nota una leve y pasajera sensación de calor. Y si tienes la piel sensible, tranquila. En estos casos se puede aplicar una crema anestésica para depilación láser local o bien algún gel calmante. Recuerda que el tratamiento es menos molesto para las personas que tienen la piel clara y el pelo fino que a las de tez oscura y pelo grueso.

5. "Puedo depilarme en cualquier momento". Falso

No podrás depilarte con láser si has tomado el sol durante los cinco días previos a la sesión. Tampoco si eres fotosensible, estás embarazada o padeces diabetes. ¡Infórmate bien antes de decidirte!

Chica en una sesión de depilación láser en las axilas

6. "Me he de depilar con suficiente antelación". Verdadero

Si el gran día quieres lucir una piel perfecta, sin vello y sin rastro de posibles irritaciones, lo ideal es que hagas la última sesión al menos dos semanas antes del enlace.

7. "Puede dañar la piel y es menos seguro que otros sistemas". Falso

La depilación láser es un método seguro que elimina el vello y no daña la piel. Hay que tener en cuenta que no es una radiación que se acumule en el cuerpo y, por tanto, no tiene repercusiones sobre la piel y la salud. Además, para aquellas mujeres con exceso de vello a causa de problemas hormonales, este sistema es mejor que cualquier otro tipo de tratamiento.

Chica tras depilación láser con ropa interior de color blanco

8. "Me podré broncear al día siguiente de depilarme". Falso

Y es que, del mismo modo que no podrás haber tomado el sol durante los cinco días previos a la depilación láser, tampoco podrás tomarlo los cinco días siguientes a la sesión.

9. "Es un tratamiento caro". Falso

¿Cuánto te habrás gastado en cremas depilatorias, ceras... y el tiempo que pierdes? También tu tiempo vale dinero. Si haces números, seguro que el láser para depilar te sale a cuenta. Y, además, tu aspecto ganará en belleza y autoestima. ¿Qué más puedes pedir?

Chica en una sesión de depilación láser en los brazos

10. "Se pueden depilar todas las zonas con láser". Verdadero

Por regla general, cualquier zona del cuerpo con vello es susceptible de ser depilada con láser. Es decir, que además de depilarse las piernas, se puede hacer también en las ingles, axilas, brazos, espalda, tórax, etc. Sin olvidarse del labio superior ni de las mejillas, por ejemplo, ya que también hay una máquina depiladora facial láser.  Es más, resulta especialmente útil en aquellas áreas en las que se producen intolerancias a la depilación tradicional.

11. "El pelo fino y muy rubio puede tardar más en eliminarse". Verdadero

Mientras que el vello grueso y oscuro es el más fácil de eliminar, el pelo claro es el más difícil. Ello es debido a su menor cantidad de melanina. Pero eso no significa que no pueda depilarse con láser, sino que, casi total seguridad, para conseguirlo requerirás de mayor número de sesiones. Por ello, antes de empezar el tratamiento se recomienda hacer una valoración previa de la persona, para verificar si su vello tiene la carga de melanina suficiente para ser tratado. ¡Hay solución para todo! Así que si te preguntas cuánto dura la depilación láser, lo cierto es que es difícil contestar, ya que puede variar bastante de una persona a otra.

Chica tras depilación láser con lencería de color blanco

12. "El láser elimina el vello para siempre". Falso

La depilación láser no elimina el pelo de forma definitiva, pues su crecimiento está relacionado con cambios hormonales. Lo que sí está claro es que lo elimina casi por completo, aunque, esporádicamente, puede ser necesario realizar una sesión de mantenimiento.

13. "Desde que se empieza el tratamiento, no puede depilarte". Falso

Es falso, aunque tiene un cierto componente de verdad. Es decir, que a la pregunta cómo depilarse después del láser hay que responder que, aunque puedes rasurarte con cuchilla siempre que lo consideres necesario, lo que no puedes es volver a hacerlo con cera, con depiladoras eléctricas o con pinzas. En definitiva, con cualquier método que arranque el pelo de raíz.

Y ahora que ya conoces todas las verdades y mentiras sobre la depilación láser, ¿estás decidida a apostar por este método definitivo de depilación? ¡Anímate! No solo te ayudará a llegar al altar con la piel perfecta, sino que te permitirá lucirla así durante mucho más tiempo. Cuidate, invierte en ti misma... ¡y disfruta de los resultados!