David Morales
David Morales

A un mes del enlace, es inevitable que dediquéis muchas horas del día a imaginar cómo será vuestro paso por el altar, si sorprenderéis a todos vuestros familiares y amigos con las ideas originales para bodas que tenéis pensadas o si les encantarán los prácticos detalles de boda que habéis elegido para ellos. Pero seguro que también estáis pensando que el día B os gustaría estar en la mejor forma física posible, lo que os permitirá brillar como nunca en un elegante traje de novio o en un maravilloso vestido de novia, ¿verdad? ¡Pues hay que ponerse manos a la obra! Calzaos unas deportivas, cuidad de vuestra alimentación y mimaos mucho. ¡Seguro que en vuestro "sí, quiero" luciréis increíbles!

1. Vigilar la alimentación

Lo primero es cuidar bien lo que coméis. Así que apostad por una comida sana y equilibrada, que incluya muchas frutas y verduras, y decantaos sobre todo por la plancha y el vapor en lo que a métodos de cocción se refiere. Además, lo ideal es que evitéis los fritos y los precocinados en la medida de lo posible. Asimismo, bebed mucha agua y, si podéis, olvidaos por unos días –al menos hasta después del enlace– de las bebidas con gas, de los refrescos y de los zumos envasados, pues además de que contienen mucho azúcar, podrían inflaros. ¡Ya tendréis tiempo el gran día de saborear las deliciosas ideas para el candy bar!

Recordad que se trata de comer sano y bien, no de empezar dietas "milagro" o "relámpago" que, además del temido efecto rebote, puedan hacer peligrar vuestra salud. Así que no dudéis en poneros en manos de dietistas profesionales que os ayuden controlar vuestro peso.

2. Practicar ejercicio

Si sois deportistas y practicáis ejercicio con regularidad, seguid con vuestra rutina y trabajad aquellas zonas del cuerpo que vayáis a lucir el día B. En caso contrario, lo ideal será que realicéis distintos ejercicios para tonificar brazos y, si la protagonista de la jornada ha optado por un fabuloso vestido de novia corto, también las piernas. Tanto unos como otros podréis hacerlos tranquilamente en casa.

Para el primer supuesto, y con la ayuda de unas mancuernas, os resultará muy útil practicar la elevación lateral de hombros, la extensión de tríceps o bien un crul alterno o al unísono de bíceps. Mientras que, para el segundo, podéis decantaros por realizar diversos ejercicios, tan sencillos como efectivos. Uno de ellos consiste en hacer el puente, aguantando en esta postura tanto como podáis. Otro pasa por realizar distintas series de sentadillas y otro por subir y bajar escalones. A su vez, la natación es un deporte muy completo que os ayudará a tonificar tanto los brazos como las piernas. ¿Queréis que un profesional controle vuestros ejercicios? Contratad a un entrenador personal. Él mejor que nadie os guiará sobre el tipo de entrenamiento más adecuado y su intensidad.

Adoptar algunos hábitos de vida saludables, como ir o volver andando al trabajo si es posible, salir a pasear o evitar las escaleras mecánicas, también os ayudará a estar más en forma antes del enlace. ¡No habrá vestido de novia de corte sirena que se resista!

3. Cuidar la piel

Además de los cuidados diarios básicos, como la hidratación del cutis y de la piel de todo el cuerpo, sería fantástico que realizarais algún tratamiento específico que mejorase (aún más) vuestra apariencia física de cara al día B. A nivel facial pueden ser hidratantes, regenerantes, antimanchas, oxigenación, limpiezas... Y a nivel corporal, masajes reafirmantes, masajes reductores, láser lipolítico para ayudar a eliminar la grasa localizada, LPG para tener un cuerpo más firme y moldeado... En cualquier caso, no dudéis en consultar en un centro estético de confianza qué tratamientos pueden resultar más efectivos en vuestro caso concreto. ¡El traje de novio 2020 te sentará como un guante!

4. Ser constantes

El esfuerzo será básico para notar los objetivos deseados el día B. Pensad que se trata solo de un mes y que los resultados valdrán la pena. Pero tan importante como ser constante es no obsesionarse con la dieta ni con el ejercicio. Pensad que ello podría perjudicar vuestra salud o alguno de los preparativos, como la talla de ese fantástico vestido de novia 2020, por ejemplo. Se trata solo de estar en mejor forma y de gustaros un poco más.

Y, por supuesto, dedicad tiempo a cuidar vuestro estado emocional, no solo el físico. Relajaos practicando meditación, dad a vuestro cuerpo las horas de descanso que necesita, pasead... Todo ello también se reflejará en nuestra imagen. Así que no lo dudéis.

Vuestro trabajo tendrá el mejor de los resultados. ¡Seguro! Quienes recibieron vuestras invitaciones de boda se quedarán impresionados cuando os vean aparecer caminando con paso firme hasta el altar. La protagonista femenina de la jornada brillará como nunca con su vestido, mientras que el protagonista masculino estará absolutamente impecable con su traje de novio. ¡Felicidades!