Te has hecho el test y... ¡tachán! ¡Estás embarazada! Ha llegado un gran momento de felicidad a tu vida, y sabes que tienes 9 meses por delante para verle la cara al pequeñín o la pequeñina de la casa, pero también es el momento de empezar a cuidarte, darte mimos y sentirte igual de guapa que siempre.

La piel del vientre se puede llegar a estirar hasta 70 cm., por lo que es necesario nutrirla bien en profundidad para evitar las estrías. Estas se crean debido a que las fibras de colágeno y elastina se rompen y se crea una cicatriz.

También la piel de los pechos se puede ver afectada por la aparición de las antiestética estrías, así como la cara interna de los muslos, caderas y nalgas.

Para prevenir su formación, toma nota de estos consejos:

  • Es necesaria la aplicación de cosméticos que aporten elasticidad a la piel. También es muy importante la aplicación de masajes que estimulen la circulación cutánea, ya que estos favorecen la penetración de los principios activos de los cosméticos que decidas usar.
  • Como ingredientes principales, tenemos el aceite de jojoba, almendras o rosa mosqueta. Estos aceites van fenomenal, ya que contienen de modo natural vitaminas, ácido retinoico, polifenoles y riboflavina, entre otros. Además, mejoran la hidratación superficial de la piel, reduciendo la pérdida de agua epidermis, por lo que aportan firmeza y elasticidad a la piel.
  • Otra opción combinable con los aceites mencionados es la manteca de Karité, rica en ácidos grasos insaturados, siendo un regenerador celular natural con grandes propiedades suavizantes y emolientes.
  • También ayuda la ingesta de alimentos ricos en vitaminas A,C,D y mineral de Zin para ayudar a prevenir la aparición de las estrías. Esto lo encontrarás en aceite de germen de trigo, algas, frutos secos, levadura de cerveza, huevos, pescado fresco, lácteos, cereales integrales y aceite de oliva extra virgen.

Con estos tratamientos seguro que cuando nazca el bebé estarás tan estupenda como siempre.