Ante la compleja realidad que vivimos, las bodas no se paran. Con medidas más o menos restrictivas, cientos de parejas siguen apostando por darse el "sí quiero" aunque la situación sea menos apacible de lo que soñaron en su día. Y pueden estar tranquilos. El sector del catering apuesta por soluciones creativas que permitan, por un lado, celebrar la boda con total seguridad y, por otro, que este día siga siendo mágico para las parejas.

Medidas efectivas frente al coronavirus

Por eso, a la hora de organizar el enlace, ahora más que nunca se suele apostar por las bodas al aire libre, ya que es sabido por todos que estar en el exterior minimiza el riesgo de contagio del coronavirus. En una boda al aire libre es posible contar con toda la seguridad para las parejas y sus invitados: solo es necesario que se use mascarilla, que haya dispensadores de gel hidroalcohólico en muchos puntos y que las sillas de la ceremonia y las mesas del banquete se sitúen a mayor distancia de la habitual.

Bodas en directo

Precisamente este distanciamiento de las sillas hace que en muchas ocasiones las parejas tengan que reducir el número de invitados que inicialmente tenían previsto. Personas mayores, enfermos crónicos o embarazadas pueden preferir no asistir al enlace por cuestiones sanitarias derivadas de la COVID-19, pero no por ello deben quedarse sin ver el momento más feliz de los novios. Por ello, cada vez más empresas ofrecen el servicio de streaming para la boda, para que los invitados que no están presentes físicamente no se pierdan detalle de los mejores momentos en directo.

Seguridad ante todo: aperitivo y copas

Otra cuestión que se cuida muchísimo son las bebidas. La copa de bienvenida e incluso el aperitivo se sirven ahora en la mesa, para seguir cumpliendo todas las medidas de seguridad de distancia social. No solo eso, terminada la cena (o la comida), las habituales copas ya no se sirven en barra, sino que la barra de bebidas se acerca a cada mesa y se preparan allí mismo los cócteles o combinados para que nadie deba abandonar su sitio.

Un sector que apuesta fuerte

Sin duda, se trata de soluciones creativas ante la pandemia del coronavirus, dirigidas a garantizar la seguridad de las parejas, de sus invitados y de los trabajadores del sector. Desde la Asociación Empresarial de Catering recalcan que, "los que trabajamos en eventos estamos aplicando todas las medidas y recomendaciones, siendo creativos en los procedimientos para garantizar la seguridad higiénica sanitaria para clientes y empleados, invirtiendo en nuevos formatos y luchando y apostando fuerte por este sector". Del mismo modo, demandan "un plan a futuro para poder contribuir y seguir aportando valor a nuestro sector con nuestros protocolos de seguridad, nuestra ilusión y nuestro saber hacer".