Organizar vuestra boda es ya de por sí un momento inolvidable: buscar el vestido de novia, descubrir en ese atelier esos zapatos de novia, intercambiar con el florista esas ideas sobre el ramo de novia… Pero también lo es encontrar el destino de vuestra luna de miel. Si viajáis en invierno, os proponemos algunos destinos top. Tomad nota:

1. Viaje aventura por los Parques Nacionales de Nueva Zelanda

Viajar a las Antípodas para disfrutar de buen tiempo. Y que mejor destino que Nueva Zelanda, donde os esperan lugares increíbles, como Rotorua, Tongariro, Abel Tasman o el glaciar Franz Josef.

Nueva Zelanda cuenta con un patrimonio natural único en el mundo. Vais a conocer Rotorua, con sus lagos, géiseres y sus piscinas termales o Rainbow Springs, con una flora y fauna excepcionales. En la isla del norte también descubriréis el Parque Nacional Te Urewera con bosques vírgenes, infinitas playas y el Parque Nacional de Tongariro, con sus grandes volcanes y lagos.

¿Y en la Isla del Sur?

Imprescindible el Parque Nacional de Fiordland y las excursiones por el fiordo de Milford Sound. También Te Wahipounamu, una de las zonas más salvajes de Nueva Zelanda. Cuenta con cinco parques naturales y glaciares, como el Zorro y el Franz Josef.

El parque Abel Tasman y el Monte Cook. El parque Abel Tasman es uno de los más espectaculares. Descubriréis playas de arenas doradas, colonias de focas, orcas y delfines y una experiencia de libertad incomparable rodeados siempre de exuberantes bosques. En el monte Cook acercaos al lago Pukaki, de aguas color turquesa, cerca de la ciudad de Twizel.

2. Diversión en Río de Janeiro, Natal y cataratas de Iguazú

¿Buscáis una luna de miel divertida, además de cálida en pleno invierno? En Río tiene lugar durante nuestro invierno uno de los acontecimientos más espectaculares del mundo: el carnaval. Carrozas, disfraces, color, música, samba, desfiles… Puede ser una excusa perfecta para escaparse a Brasil de luna de miel y de paso visitar las cataratas de Iguazú y las playas de Natal.

La ciudad maravillosa

Rio de Janeiro lo tiene todo: el carnaval, el Pan de Azúcar, el Cristo Redentor, un gran paseo marítimo y conocidas playas, como Ipanema y Copacabana. Disfrutad del paseo marítimo de Copacabana con una caipirinha en la mano y perderos por el barrio centro y la zona portuaria.

Parque Nacional de Iguazú

Ver las cataratas de Iguazú desde el lado brasileño, es decir, de frente es un absoluto privilegio. Para llegar recorred el camino de Foz a Iguaçú, un paseo de cuatro horas para ver en directo la majestuosidad de las cascadas.

El paraíso de Natal

Una escapada romántica, un paraíso para disfrutar de una luna de miel irrepetible. Conocida como la "ciudad del sol", Natal os regalará espectaculares playas con dunas doradas y paisajes maravillosos. Se encuentra en el extremo noroeste de Brasil. La playa de Ponta Negra, Areia Preta y la duna de arena Morro da Careca son algunos de sus tesoros.

3. Rumbo a China: en busca de la luz

El viaje de novios a China en pleno invierno os regalará luz y optimismo. ¡Qué mejor excusa para visitar este país que la celebración del Año Nuevo Chino!

La Gran Muralla China

Una de las Siete Maravillas del Mundo. Con una longitud de más de 8.000 kilómetros, recorre montañas, desiertos y llanuras. Uno de los tramos más visitados es el de Badaling a 80 kilómetros de Pekín, que incluye teleférico para llegar a las partes más elevadas. Otra zona de la muralla, cerca también de Pekín, es Mutianyu, rodeada de un imponente paisaje montañoso.

Y en Pekín…

  • 1. La Ciudad Prohibida. Es el conjunto de palacios más grande del mundo y fue la residencia oficial de los emperadores de China y de su corte.Tiene 980 pabellones y preciosos jardines. No os perdáis la Torre del Tambor y de la Campana, el Templo del Cielo o Qinian Dian.
  • 2. El Palacio de Verano. Alejado del centro de Pekín es un gran jardín imperial de 290 hectáreas que era el refugio veraniego de la dinastía Qing.

Crucero por el rio Li Jiang

Continuad con vuestro viaje de novios con un crucero por el río Li Jiang conocido por sus espectáculos con dragones, fuegos artificiales e increíbles paisajes. Podéis hacer también un paseo en catamarán entre Guilin y Yangshuo.

Xian y los guerreros de terracota

Aquí se encuentran los Guerreros de Terracota, formados por un ejército de 7.000 guerreros y caballos de terracota de tamaño real.

4. Luna de miel con celebrities y esquí en Crans Montana, Suiza

¿Os gusta el frío, la nieve y los deportes, como el esquí? Si queréis una luna de miel en uno de los lugares más exclusivos y del mundo, la estación de esquí de Crans Montana en Suiza es vuestro destino.

Para quienes no la conozcan, Crans Montana es sinónimo de lujo, uno de los centros de esquí más prestigiosos que, además, reúne a celebrities y millonarios. Es una estación privilegiada con panorámicas al Valais y a las montañas del sur de Suiza, Valle de Aosta, Mont Blanc…

Esquí en el Glaciar

Crans Montana cuenta con más de 150 km de pistas que van desde los 1.500 metros de la base de la estación hasta los 3.000 del Glaciar de Plaine Morte, con un espectacular circuito de esquí de fondo de 12 kilómetros. También hay pistas especiales para los aficionados al snowboard –half pipes y parques de nieve–. Y por supuesto cuenta con hoteles de ensueño.

5. Luna de miel con duende en Sevilla

Cerca de casa y en una de las ciudades más románticas del mundo. ¿Hace falta irse tan lejos de viaje de novios? La respuesta es NO. Tomad nota de los secretos de Sevilla.

Si aún no habéis visitado la capital andaluza, aprovechad vuestra luna de miel para descubrirla. Es una de las ciudades más bonitas del mundo: su casco histórico es el más grande de España.

¿Caminando, en bici, montados en Segway o en calesa?

Sevilla encierra muchos secretos y para descubrirla no es necesario ir siempre caminando. Lo podéis hacer en calesa de caballos, bici o montados en un cómodo Segway. Un Segway es un vehículo eléctrico personal con dos ruedas. Como comenta Victor Soriano, de Jetwalk Segway Sevilla, "en una hora en Segway es posible recorrer de forma diferente y divertida los principales monumentos de la ciudad".

La Giralda y la Catedral

¿Quién no se acuerda de la silueta de la Giralda y de la Catedral de Sevilla? Subid al campanario para contemplar vistas inolvidables de la ciudad y acercaos a la Capilla Real.

Real Alcázar y Archivo de Indias

El Real Alcázar de Sevilla es el Palacio Real. Imprescindible visitarlo y hacer un alto en el camino en sus jardines con fuentes, naranjos y palmeras. El Archivo de Indias, que albergaba la documentación de las colonias es Patrimonio de la Humanidad y se puede visitar gratuitamente.

Murallas y Barrio de Santa Cruz

Haced una ruta por Sevilla junto a la muralla. Podréis contemplar los Alcázares, el Patio de Banderas que os trasladará a un pasaje de bóvedas, en el que debéis mirar hacia la Giralda. Continuad por la Judería y el Callejón del Agua para descubrir el famoso Barrio de Santa Cruz. Seguid hacia la plaza de Santa Cruz y los Jardines de Murillo hasta la basílica de la Macarena.

La Torre del oro

Se encuentra en el margen izquierdo del río Guadalquivir, junto a la plaza de toros de la Maestranza.

Plaza de España y Parque de María Luisa

Pasead por la plaza España y el Parque de María Luisa. En este último, vale la pena detenerse en la glorieta de Gustavo Adolfo Bécquer, un lugar idílico al igual que el Palacio de las Dueñas, otro de los imprescindibles de Sevilla. 

Como veis en invierno también hay buenas alternativas de luna de miel. Y, mientras llega el día B continuad la búsqueda de ideas originales para bodas para vuestros invitados y de las canciones para bodas que sonarán en el día más feliz de vuestra vida.