Eduardo Suarez Fotografía

¿Estáis empezando a organizar vuestro enlace y prevéis que desde el envío de las invitaciones de boda hasta el día B os espera una maratón de preparativos? ¿Os encontráis a medio camino con mil ideas originales de boda en la cabeza y creéis que no llegaréis con suficiente energía al altar? ¿Por qué no os olvidáis por unos días de los detalles de boda con los que queréis obsequiar a los invitados y demás preparativos y os vais de Early moon? Si aún no sabéis en qué consiste y queréis descubrirlo, os lo explicamos todo a continuación.

Érase una vez la hermana de una duquesa…

Foto 7

La Early moon es sencillamente una mini luna de miel anticipada. Este concepto procede de Reino Unido y está relacionado con la familia real pues, desde que Pippa Middleton –hermana menor de la Duquesa de Cambridge– decidiera hacer una pequeña escapada con su prometido a la isla de San Bartolomé antes de su boda, celebrada en 2017, este tipo de viajes se pusieron de moda. Una tendencia claramente ascendente, como confirma el resultado de una encuesta realizada por nuestro portal, Bodas.net: un 44% de las parejas ya casadas ha optado por esta opción, mientras que hasta un 64% de las que pasarán por el altar a lo largo de 2018 o 2019 han elegido hacer uno de estos viajes antes de su día B. 

Una escapada con pros…

Las ventajas que tiene la Early Moon son muchas. Para empezar, es la oportunidad perfecta para hacer un pequeño parón en los preparativos, relajarse y recargar las pilas antes de encarar el sprint final. De hecho, además de garantizaros llegar más descansados al gran día, os permitirá tomar un poco de perspectiva y estar más frescos para cuadrar los últimos detalles, como pueden ser las ideas para el photocall o el baile inaugural.

Por otra parte, este pequeño periodo vacacional previo a la boda puede ser la ocasión ideal para pasar un tiempo de calidad con vuestra pareja antes de daros el "sí, quiero". En un momento en el que estaréis inmersos en la organización de vuestro enlace, volver a conectar y disfrutar de momentos más íntimos o de hobbies que compartís se agradecerá, y mucho.

A diferencia de la luna de miel, la Early Moon es más corta y no hay tantas expectativas puestas en ella. Así, se suele optar por una escapada de corta distancia o de bajo presupuesto, y un par o tres de días suelen bastar, como refleja la encuesta de Bodas.net: más del 80% de los encuestados consideran que una escapada de fin de semana es suficiente y solo un 6% prefiere alargar este viaje hasta una semana.

… y contras

Ignacio Sombra

Como no todo lo que brilla es oro, las Early Moon también presentan desventajas. En primer lugar, y por mucho que se intente hacer una escapada corta y cercana, supondrá un gasto extra. De hecho, entre las parejas que deciden no sumarse a esta nueva tendencia, casi un 50% la descarta porque piensa que no es el mejor momento para desembolsar más dinero.

Además, durante ese periodo de tiempo dejáis de controlar los preparativos del enlace, por lo que puede ser incluso recomendable nombrar a algún familiar o amigo muy cercano como persona de contacto para los proveedores. Sin olvidar que debéis tener en cuenta que este tipo de viajes requiere un mínimo de organización. Si no estáis acostumbrados a improvisar, os llevará tiempo planificar los vuelos, el hotel, las visitas... ¿Sumar más tareas pendientes a la lista con los regalos por invitados de boda, el menú, el plano de mesas o las ideas para el candy bar? ¿Estáis seguros?

Y un último consejo: si decidís hacerlas, estas minivacaciones no han de eclipsar al viaje de novios, así que la Early Moon debe ser sencilla y austera y la luna de miel (siempre que el bolsillo lo permita), por todo lo alto.

¿Cuál es el timing ideal?

Fotocreative

Teniendo en cuenta los contras de la Early Moon, se podría pensar que el momento ideal para disfrutarla es unos meses antes del día B, tras elegir los textos para invitaciones de boda, por ejemplo. No obstante, esta escapada podría parecerse más a unas vacaciones "al uso" y perder su esencia. Por ello, el mejor momento para celebrar la Early Moon es justo después de haber contratado a todos los proveedores, tan solo unas semanas antes del enlace. El timing ideal para tomarse un paréntesis entre los preparativos, relajarse y, como mucho, pensar en unas canciones románticas para bodas.

Desconectar de tanto ajetreo os permitirá llegar al gran día pensando únicamente en disfrutar junto a vuestros familiares y amigos, increíbles con sus vestidos de fiesta, y en darlo todo en la pista de baile, al son de las mejores canciones para bodas del momento. ¿Preparados para vivir un día increíble?