Sublim

Los vestidos de novia más favorecedores suelen lucir escote palabra de honor, tirantes finos e, incluso, espaldas al aire... preciosos e ideales cuando la ceremonia es en primavera o verano, pero ¿y si la boda tiene lugar en los meses fríos? Muy sencillo, se trata de elegir una pieza de abrigo que combine con el vestido. Como la gran variedad que existen de zapatos de novia, por ejemplo, o de otros complementos como el ramo de novia, en cuanto a abrigos se refiere, ¡opciones hay, y muchas! Tantas que incluso pueden realzar el look sin restarle un ápice de glamour. Y además no pasarás frío.

Estolas

Beatriz Tudanca

Es una de las opciones más habituales. Las estolas de piel son perfectas para bodas de inspiración clásica o vintage. Una estola de piel siempre aporta elegancia y estilo al conjunto, con la ventaja de que su diseño sencillo permite utilizarlas con casi todos los modelos; desde vestidos de novia vintage, pasando por los más clásicos, aquellos con grandes colas y brocados, llegando hasta los vestidos de novia sencillos –por citar algunos ejemplos–. A primera vista parece que ofrecen pocas posibilidades, sin embargo nada más lejos de la realidad.

Pueden ser abiertas, tipo chal, o cerrar a la altura del pecho, de manera que no ocultan los detalles de la cintura del vestido. Pero también hay modelos que cierran a un lado, en un hombro, una propuesta que multiplicará el glamur de tu estilismo. Piensa en la gran diva María Callas.

Generalmente, se llevan de colores a juego con el vestido de novia. No obstante, si queremos aportar un aire diferente podemos elegir estolas de piel en tonos marrones. 

Chales, boleros y tops

Estudio Tandem

Actualmente, la mayoría de colecciones incluyen en su catálogo para vestidos de novia 2017 preciosos boleros y tops que combinan perfectamente con sus vestidos. Así, cuando vayas a elegir tu vestido pregunta si hay alguno que haga juego con él. Si tu vestido no cuenta con un diseño específico, seguro que existen muchas opciones que coordinarán con él. 

Pensemos que este tipo de complemento es clave en muchos looks de novia –y no solo en los meses fríos–, por su cuidada estética y gran versatilidad. Suelen estar confeccionados con tejidos exquisitos –como encaje, muselina, tul, satén o raso–; pueden cubrir solo los hombros y dejar el cuerpo del vestido a la vista, o ir abrochados con lazos y cierres joya y, por ejemplo, transformar el escote palabra de honor del vestido en escote barco. Son la solución perfecta para cubrir los hombros durante la ceremonia de boda en los vestidos palabra de honor, sin tirantes o de tirantes finos y escotes corazón. Y son una opción estupenda para vestidos de novia de corte princesa, romántico y vintage.

Capas

We Are

No son las piezas de abrigo más habituales en los looks nupciales, pero son una propuesta muy interesante para personalizar y resaltar el conjunto. Las capas pueden confeccionarse con tantos materiales como los vestidos. No obstante, la elección más habitual será el satén, sobre todo cuando se lleva con un vestido con cola de tul para que esta sobresalga por detrás. Por el contrario, las capas de tul son perfectas para vestidos de novia sin cola, pues aportan más presencia al conjunto. Es un complemento que combina muy bien con diseños de estilo griego y minimal, que se ven enriquecidos con esta fantasía.

Chaquetas

Fotostudi

Aunque es una pieza poco habitual en un diseño nupcial, en ciertas ocasiones la chaqueta es necesaria. Las más habituales son las de corte clásico y líneas muy depuradas, de manera que no restan protagonismo al vestido. Generalmente son de raso y sin solapas. Si son cortas, tipo torera, combinan con diseños en A, princesa y, en general, con diseños que tiene la cintura alta; las chaquetas que descienden hasta la cadera son ideales para los vestidos de corte sirena.

¿Y tú? ¿Te consideras una novia otoñal o, quizá, invernal? Si es así, apuesta por un complemento que abrigue y haga relucir de todos modos el outfit nupcial. Tu chico, que te esperará impaciente en el altar con su perfecto traje de novio, ¡quedará muy sorprendido al verte! Sin duda, esa pieza de abrigo se convertirá en tu mejor acompañante, también durante las horas de baile al son de las canciones para bodas más románticas.