Leafhopper Weddings

Si ya enviasteis el save the date y convocasteis a vuestros invitados plasmando en el soporte elegido uno de los textos para invitaciones de boda más afines a vuestra personalidad y forma de entender un enlace matrimonial, tenéis claras qué ideas originales para bodas marcarán la diferencia, sabéis con qué detalles de boda agradeceréis la asistencia y compañía a vuestros invitados e incluso habéis decidido cuáles de las canciones para bodas son las más indicadas para ambientar vuestro gran día, porque estáis escogiendo hasta el más mínimo detalle de vuestro día B con especial cuidado, también deberíais considerar escribir vuestros propios votos. El “Sí, quiero” es sin duda el momento cúlmine de toda ceremonia nupcial y acompañado de unos votos personalizados será mucho más especial.

Hasta hace no tantos años, los votos matrimoniales se reducían a formas establecidas tales como “Yo ___, te quiero a ti ___, como esposo/a y me entrego a ti, y prometo serte fiel en las alegrías y en las penas, en la salud y en la enfermedad, todo los días de mi vida”. Si todas esas formas te parecen trilladas y poco representativas, personaliza tu mensaje previo a la entrega de las alianzas como marido y mujer.

Cuando estés frente a un papel en blanco, escribir tu propio mensaje tal vez te parezca más complicado. Quizás te vienen montones de recuerdos y anécdotas a la mente, o igual solo piensas en decirle que su compañía ha sido el mejor regalo que te ha dado la vida. Pero si tienes la sensación de que escribiendo todo lo que te pasa por la cabeza, la lectura de tus votos parecerá un monólogo, sigue estos tips que a lo mejor te suenan algo triviales pero seguro te ayudarán:

1. Relájate

No hay que desesperar si al principio no sabes qué escribir. Haz un brainstorming y decide qué te gustaría decir y qué te reservas para la intimidad.

2. Reflexiona sobre por qué quieres casarte

Piensa en sus virtudes, en los sentimientos que despierta en ti, en las circunstancias que han fortalecido vuestra relación y recuerda esos momentos que revivirías mil veces.

3. Estimula tus sentimientos

Así será mucho más fácil que las palabras salgan solas.

4. Decide qué quieres agradecerle

De esta manera, también será más fácil tener las ideas claras.

5. Pregúntate qué puedes prometerle

Hacerlo te ayudará a acertar con tu propuesta.

6. Inspírate

Otros votos, lecturas o canciones lograrán despertar tu creatividad, pero no caigas en el error de plagiar, simplemente adapta ideas o haz alusión a alguna cita si te parece la más apropiada.

7. Usa un lenguaje sencillo y llano

Olvídate de los términos grandilocuentes: nada mejor que usar tus palabras, las mismas que explotas en tu día a día.

8. Incluye palabras clave

Seguro que hay palabras significativas para vosotros: utilízalas. Por ejemplo, puedes reemplazar su nombre de pila por su seudónimo o apodo.

9. Prima la calidad frente a la extensión

No te obsesiones pensando que cuatro frases se quedan cortas porque pueden ser las precisas para llegar al alma.

10. Ordena las ideas

Sigue una estructura lógica para exponer todo lo que quieres decir.

11. Relee

Cuando ya tengas tus votos listos, deja pasar un par de días antes de enfrentarte a la revisión y cambios oportunos. Con la mente fresca, lo verás mucho más claro.

12. Pide una visión ajena

Muestra tu versión final a alguna persona de confianza para que te sugiera y aconseje en el caso de que considere pertinente hacer alguna modificación más. Así, te asegurarás de que realmente tu discurso expresa correctamente tus sentimientos e intenciones.

Y recuerda que los votos matrimoniales deben ser una sentida declaración de amor en la que los novios, de viva voz y cara cara, expresan sus sentimientos y su forma de entender el compromiso que asumen. De ser así, la lectura será un momento insuperable y súper emotivo, donde ambos conectaréis emocionalmente en compañía de vuestros familiares y amigos.