Marina Palacios

El gran día se acerca y estás metida de lleno en la preparación. El tiempo vuela y habrás podido darte cuenta del sinfín de detalles y de ideas de decoración para bodas que deberás tener en cuenta si quieres que el enlace salga a pedir de boca. Una buena organización durante los preparativos previos y en el mismo día del "sí, quiero" será indispensable para que todo resulte mucho más sencillo y para que cualquier preocupación se vuelva ínfima. ¡Empieza por tus invitados! Haz la lista de aquellas personas que quieres que asistan, envía las respectivas invitaciones de boda y comienza a pensar en aquellos regalos de boda con los que les obsequiarás, así como en todos esos detalles que les ayudarán a resolver cualquier duda durante el mismo día –las indicaciones del lugar de celebración, los horarios o sus correspondientes asientos durante la ceremonia–.

Dentro de este orden que sin duda tanto tú como tus invitados agradeceréis, indicar los lugares del banquete mediante el famoso seating plan –también conocido como protocolo de mesa– será una opción que ayudará a mantener la plena organización en las largas horas del convite. Además de ser uno de los elementos más útiles de la boda, el seating plan también se ha convertido en un must imprescindible en cualquier decoración nupcial y en una de las ideas originales para bodas más solicitadas. La diversidad de formas en las que puede presentarse ha permitido adaptarlo a cualquier estilo de boda, fundiéndose plenamente con el escenario como un elemento decorativo más.

¿Tienes claro que quieres un protocolo de mesa en tu boda, pero no estás segura de qué forma encajarlo con la decoración? ¡Te animamos a que realices este fantástico test y descubras el seating plan ideal para ti!