Si ya hace tiempo que decidisteis que la entrada del nuevo año era el momento perfecto para daros el "sí, quiero", no dudéis en introducir en vuestra gran cita nupcial un elemento tan típico de estas fechas como el roscón de Reyes. ¡Será un imprescindible en cualquier boda celebrada en esta época! Seguro que todos los familiares y amigos estarán encantados y os agradecerán enormemente que hayáis decidido incluir esta apetitosa tentación en vuestro enlace. ¿Cómo hacerlo? Os desvelamos algunas buenas ideas a continuación. ¡Seguro que se os hará la boca agua!

Origen del roscón de Reyes

No está claro cuál es el origen de esta dulce tradición. Algunos la relacionan con las saturnales de la antigua Roma, dedicadas al dios Saturno para celebrar los días largos tras el solsticio de invierno, mientras que otros lo hacen con la corona del adviento. En cualquier caso, antiguamente se convertía en la ocasión perfecta para tratar a todo el mundo por igual, ya que las tortas redondas de higos, dátiles y miel se repartían sin distinciones entre plebeyos y esclavos. Así que, si la vuestra será una boda de invierno, a principios de enero, tenéis la oportunidad ideal de degustar esta dulce delicia que ha sobrevivido a lo largo de los siglos en vuestro gran día. Difícil resistirse, ¿verdad?

La receta del roscón de Reyes

El roscón de Reyes es un bollo de masa dulce con forma redonda y hueco en el centro, que se adorna con rodajas de fruta confitada o escarchada, y azúcar espolvoreado. En cuanto al relleno del roscón de Reyes, puede no tener ninguno o incluir nata o crema pastelera, por lo general, aunque existen muchas otras posibilidades. Y se suele servir el 6 de enero, durante el postre.

Variaciones para todos los gustos y necesidades

Como comentábamos en el punto anterior, el roscón de Reyes admite numerosas variaciones. Y es que además de la nata y la crema, más tradicionales, el relleno también puede ser de crema de moca, merengue, crema de turrón, crema de trufa, chocolate, café, crema de mandarina, crema de castañas, crema de avellana o mermelada, por ejemplo. Y en cuanto a la cobertura, se puede optar por azúcar o glaseado, así como por nueces, almendras o chocolate. ¿Más opciones? ¡Sí! Y es que la masa del roscón de Reyes también puede elaborarse de diferente manera, como con sabor a naranja, por ejemplo.

Pero no acaban aquí las propuestas, pues las diferentes recetas de este delicioso dulce tienen en cuenta las posibles intolerancias o alergias alimentarias de los invitados. No os faltará así un roscón de Reyes sin azúcar, un roscón de Reyes vegano, un roscón de Reyes sin lactosa, un roscón de Reyes sin huevo... Pedid al lugar del banquete o bien al servicio de catering contratado que os prepare un surtido especial con variados sabores para que vuestros familiares y amigos puedan probar un poco de los mejores roscones de Reyes el día de la boda. ¡Una auténtica delicia!

¿En qué momento servirlo?

Como buen dulce, el roscón de Reyes se podrá servir en diferentes momentos de la celebración. Por ejemplo, como postre del banquete, como parte del candy bar o de la mesa de dulces –mientras dure la crisis sanitaria actual se pueden servir platos individuales con roscones de Reyes de varios sabores en el lugar de cada comensal– o, incluso, como parte de la recena. ¡Imposible resistirse a la tentación de un roscón de Reyes con nata, de un roscón de Reyes de chocolate o de un roscón de Reyes sea cual sea su sabor!

Las esperadas sorpresas que esconde

En sus inicios, la sorpresa que escondía el roscón de Reyes en su interior era un haba seca. Al afortunado que le tocase la porción con el haba se le llamaba "Rey de Reyes" y esto comenzó a celebrarse, nada más y nada menos, que en el siglo III. Actualmente, la sorpresa es una figurita de cerámica o plástico, debidamente envuelta para que no se ensucie ni interfiera en el sabor de este delicioso dulce. Estas figuras del roscón de Reyes son muy coloridas y, casi siempre, son pequeñas reproducciones de los Reyes Magos. Encontrarlas es motivo de diversión y alegría, mientras que, según dicta la tradición, quien encuentra el haba en el roscón de Reyes tiene que pagarlo. ¡Seguro que vuestros seres queridos lo pasan en grande descubriendo todas las sorpresas que esconde!

Decoración del roscón

Como sabéis, en la cubierta se coloca la fruta confitada y el azúcar, si bien también podéis poner en el centro pequeñas reproducciones del cake topper que coronará vuestra tarta nupcial. ¡Será un excelente regalo para las parejas que tienen previsto pasar en breve por el altar! Otra opción son las flores comestibles. Y siguiendo con la misma temática, ¿qué os parece acompañar un trozo del roscón con galletas decoradas con diferentes motivos navideños, como alegres reproducciones de los Reyes Magos de Oriente, estrellas o coronas? Hablad con el maestro pastelero para que os oriente sobre vuestras posibilidades al respecto.

Si ya estáis convencidos de que el roscón de Reyes no puede faltar en vuestro "sí, quiero", quizá también os convenza esta otra idea: obsequiar con un roscón de Reyes pequeño a vuestros seres queridos. ¡No habrá mejor regalo de boda! Lo que está claro es que no puede faltar en una fecha tan señalada y cercana al 6 de enero. ¡Buen provecho a todos!