Cada vez falta menos para el gran día y, seguramente, ya tendréis resueltos temas importantes, como las invitaciones de boda, el lugar de la ceremonia, el vestido de novia, el espacio del banquete nupcial y el traje de novio. Es pues un excelente momento para hablar de la luna de miel. Y entre las variadas y maravillosas posibilidades que esconde América del Sur, Uruguay, con sus paisajes vírgenes, es una de ellas. ¿Os apetece descubrirlo? Tomad buena nota de sus secretos. ¡Ya nada será igual cuando regreséis de este maravilloso viaje!

La magia de Montevideo

Uruguay es un pequeño país de América del Sur bañado por el océano Atlántico, ideal para los amantes de la naturaleza. Os sorprenderán no solo sus paisajes, sino también el bullicio de su capital, Montevideo. Como recién casados, es imprescindible que paséis de la mano por las pintorescas callecitas de su ciudad vieja, para más tarde descubrir su arquitectura Art déco y Art nouveau, la peatonal Sarandí y la Avenida 18 de julio. ¿Os apetece un lugar romántico para descansar? Acercaos a Brasileiro, un café histórico y bohemio de Montevideo, en el que pasaba las tardes el escritor Mario Benedetti. Y no os perdáis las encantadoras playas de la ciudad, como Pocitos, Ramírez, Malvin, Buceo, Honda o Carrasco.

Relax en Punta del Diablo

A 45 kilómetros de la frontera con Brasil, Punta del Diablo es un pequeño pueblo de pescadores con sus casas de techos de paja. Entre los principales atractivos de este importante centro turístico destacan sus playas, como las de la Viuda o de Rivero –perfectas para la práctica de surf– o la de los Pescadores, sin duda uno de los mejores lugares para saborear pescado fresco. También podréis visitar el Parque Nacional Santa Teresa. Asimismo, disfrutaréis de puestas de sol únicas, de románticos paseos a caballo o de caminar descalzos a orillas del mar. ¡Máximo relax y desconexión!

Momentos apasionados en Colonia del Sacramento

Si os gusta viajar en el tiempo, visitad Colonia del Sacramento, a orillas del Río de la Plata. Patrimonio Mundial de la Unesco, os enamorará su colorista barrio antiguo de época colonial, de calles empedradas y, sobre todo, la apasionada calle de los Suspiros, uno de los lugares más fotografiados de esta antigua colonia portuguesa. ¿Más cosas? Visitad la Basílica del Santísimo Sacramento, la iglesia más antigua de Uruguay, y acercaos al Faro, con vistas idílicas sobre la ciudad y la desembocadura del Río de la Plata.

Las mágicas dunas de Cabo Polonio

En Cabo Polonio contemplaréis uno de los paisajes más bellos y salvajes de Uruguay. Desde su faro se extienden mágicas dunas y una reserva de leones marinos retozando entre las rocas. Sus playas prácticamente desiertas, perfectas para dar románticos paseos cogidos de la mano, son un paraíso para los que buscáis intimidad. También son espectaculares las islas cercanas de Rasa, Encantada y el Islote. Y no os perdáis las mágicas puestas de sol que se divisan desde esta diminuta aldea. ¡Soberbias!

Laguna Negra

También conocida como Laguna de los Difuntos, la Laguna Negra debe su nombre a la coloración oscura de sus aguas, producto de las partículas en suspensión que no dejan pasar los rayos de luz. Se distingue asimismo por su escasa profundidad, que no supera los 5 m. En esta zona podréis disfrutar de románticos paseos en pequeñas embarcaciones, de agradables caminatas y del paisaje natural que la rodea.

Volverse a enamorar en Punta del Este

Uruguay esconde lugares románticos que harán de vuestra luna de miel un recuerdo imborrable y Punta del Este es uno de ellos. A una hora y media de Montevideo, disfrutaréis de preciosas playas de arena blanca, como la Mansa, con un entorno natural precioso, y la Brava, con fuerte oleaje. Esta última es además muy visitada porque alberga una gran escultura de piedra: La Mano. Pero lo que, sin duda, hace única a Punta del Este es su maravillosa ubicación, junto al mar y con altas sierras, así como su bella arquitectura. Todo ello, unido a la amplia y variada oferta recreativa, ha convertido el lugar en un importante destino de veraneo y en un punto de visita obligada. ¿Qué os parece disfrutar de un pícnic a orillas del mar o pasear por sus playas disfrutando de un colorista atardecer? ¿Y pasar una jornada inolvidable en Isla Gorriti, con playas desiertas y una reserva natural única a tan solo 30 minutos del puerto de Punta del Este? Os va a fascinar.

También os encantará Punta Ballena, a unos 10 minutos en coche de Punta del Este. Además de por su gran belleza y peculiar geografía, la zona es conocida por sus miradores, desde los que se pueden contemplar maravillosas puestas de sol. ¡No os perdáis las vistas desde el mirador Juan Díaz de Solís!

Y mientras pensáis en vuestra luna de miel, no os olvidéis de continuar a buen ritmo con otros preparativos. ¿Ya tenéis pensadas las ideas originales para bodas con las que sorprenderéis a vuestros seres queridos? Los dejaréis maravillados, al igual que cuando suenen esas canciones para bodas que habéis elegido con tanto mimo y cariño para la ocasión. ¡El día más feliz de vuestra vida se acerca!