¿Tenéis a punto todos los preparativos? Organizar una boda no es tarea fácil. Deberéis tener en cuenta muchas cosas, como las invitaciones de boda que tendréis que enviar a vuestros seres queridos para comunicarles la buena nueva, los vestidos de fiesta para las damas de honor o esas melodías que queréis que suenen en el enlace y que necesitaréis elegir entre cientos de canciones para bodas. Otro aspecto que deberéis pensar con tiempo es el destino de la luna de miel. Si no queréis viajar muchas horas, Túnez no está demasiado lejos y es un bellísimo país donde siempre brilla el sol. Tomad nota de los 8 imprescindibles en esta tierra mágica. Os encantarán sus variados paisajes y sus maravillosas comidas y gentes.

1. Túnez, el encanto de la capital

Túnez es la capital de la República de Túnez. Sin duda, un lugar de visita obligada, en el que descubriréis auténticas maravillas de la arquitectura y os podréis impregnar de su riqueza cultural. No os perdáis su barrio antiguo, el más bonito de los 6 países del Magreb. La antigua medina, las plazas, las mezquitas, los bulliciosos zocos, los palacios y los hammams (casas de baños) son maravillosos. Descubrid la calle Jamaa ez Zitouna, rodeada de tiendas de artesanía, así como la gran mezquita, el mausoleo Sidi Kacem Zelligi o el zoco El Attarine. ¿Más cosas? ¡Sí! Visitad el museo del Bardo o alguna dar, que son residencias principescas, como la de Othman (Othman Dey) o la de Ben Abdallah, y el parque del Belvédère.

2. Sidi Bou Said, un pueblo andalusí

Es uno de los lugares más bellos del Mediterráneo, con vistas sobre el golfo de Túnez. Situado en lo alto de una colina, a orillas del mar, está salpicado de bellos rincones con buganvillas y tradicionales casitas, que combinan el blanco de sus fachadas con el azul de puertas y ventanas.

3. Tozeur, puerta de entrada del desierto

Tozeur os sorprenderá por su peculiar arquitectura con ladrillos decorados y su bonita medina. Es el último oasis antes del desierto del Sáhara y lo podéis recorrer en 4 x 4, a pie, o a bordo del Lagarto Rojo, un tren antiguo. Imprescindible pasear por su laberíntico barrio antiguo, Ouled el-Hadef, y beber un té de menta en su encantador palmeral. Muy cerca os podréis maravillar además con unos de los siete escenarios realizados para rodar diferentes escenas Star Wars en medio del desierto. Se trata, en concreto, de las que corresponden al planeta ficticio Tatooine. 

4. Oasis de Chebika

Cometa travel

Desde Tozeur os podéis acercar a la región de los oasis de montaña, como el de Chebika, y visitar, en la frontera con Argelia, el cañón de Mides, de gran belleza natural. También es precioso Matmata, con su arquitectura troglodita, Tataouine, un antiguo poblado bereber, o Douz, al que llegaréis atravesando el desierto y pasando por Chott el Jerid, el lago salado más grande de Túnez, un desierto de sal donde se pueden experimentar los espejismos del desierto.

5. Cartago, el esplendor del África romana

A tan solo 20 kilómetros de la capital de Túnez se encuentra Cartago, conocida por sus maravillas arqueológicas como el Tofet, un santuario dedicado a los dioses Tanit y Bâal Hammon, el anfiteatro romano o las termas de Antonino. Muy próximo a la colina de Byrsa encontraréis el museo nacional de Cartago, en cuyo recinto se encuentra el barrio de Byrsa con impresionantes murallas.

6. Kairouan y su Gran Mezquita

La máxima expresión de la arquitectura musulmana en Túnez es la ciudad de Kairouan, con su Gran Mezquita del siglo VII. En la ciudad existen 300 mezquitas y numerosos mausoleos de gran interés artístico.

7. La isla de Djerba

También conocida como la Isla de las cien mezquitas, os esperan extensas playas paradisíacas de aguas azul turquesa, como la de Sidi Mahres. En esta isla colorista, de cultura bereber, las mujeres pasean con sus vestidos de rayas color crema y sombreros de paja. No os perdáis su antigua sinagoga, los zocos ni los mercadillos. ¡Os encantarán!

8. Hammamet: aromas a jazmín y a azahar

Hammamet es un paraíso gracias al intenso azul del mar, a sus playas de arena blanca, a sus palmeras, a sus huertos de bergamotos y naranjos amargos y a sus aromas a jazmín y azahar. Imprescindibles su medina y su casba, Villa Sebastian y el café Sidi Bouhdid, un clásico de la medina de Hammamet con una impresionante terraza a orillas del mar. ¡Y no os perdáis las fascinantes puestas de sol!

¿Seducidos con este increíble destino que tenemos casi al lado de casa? Mientras llega el momento de hacer las maletas, id pensando también en las ideas originales para bodas con las que queréis sorprender a vuestros invitados o, si todavía no lo tienes claro, repasar qué zapatos de novia son los más cómodos y los que mejor armonizan con el estilo de tu vestido de novia. ¡Ya falta menos!