Tras el envío de las invitaciones de boda, después de lucir radiantes con ese precioso vestido y ese elegante traje de novio, de daros el "sí, quiero" y de disfrutar de momentos inolvidables como el que os brindará el primer baile como marido y mujer al son de esas maravillosas canciones para bodas, llegó el momento de disfrutar de vuestra nueva vida juntos. ¿Y qué formar que empezando por una luna de miel de ensueño?

Naturaleza virgen, paisajes nevados, safaris en trineo y, como no, una visita a papá Noel… Si queréis una luna de miel diferente a todas, la Laponia finlandesa es vuestro destino. Os esperan experiencias irrepetibles viviendo una gran aventura en el círculo polar ártico. Aquí tenéis algunas que no os podéis perder:

Subirse en una motonieve para pescar sobre hielo

Conducir una motonieve por bosques y extensiones infinitas de naturaleza es una experiencia maravillosa. Cuando lleguéis a un río o lago helado podréis hacer una agujero en el hielo para pescar como lo hacen los samis o los esquimales.

Practicar senderismo con raquetas de nieve

O esquí de fondo. Os permitirá descubrir paisajes nevados de postal, bosques, lagos y grandes extensiones heladas.

Cazar auroras boreales

¿Uno de los objetivos de vuestra romántica luna de miel invernal en Laponia? Perseguir auroras boreales. Estas luces del norte son pura magia. En Finlandia son visibles unas 200 noches al año. Por eso por la noche una de vuestras misiones secretas será mirar al cielo. Para conseguirlo apuntaos –sí o sí– a un safari fotográfico nocturno o pasad la noche en el Tree House Hotel, de Rovaniemi, una opción superromántica para observar las auroras boreales. Os quedaréis impresionados.

Montar hogueras en un campamento al aire libre

En muchas excursiones con motonieve o perros husky se puede disfrutar de las noches silenciosas de un campamento al aire libre encendiendo hogueras y disfrutando de la gastronomía de los samis, la población autóctona de Laponia.

Pasear en trineo con renos o perros husky

Pocas cosas hay más románticas que un paseo en trineo en pareja, mientras contempláis un fabuloso paisaje cubierto de nieve. Cuanto más al norte vayáis, los bosques de coníferas irán desapareciendo, los abedules se harán más pequeños y darán paso a grandes extensiones desnudas, en las que podréis divisar kilómetros de horizonte y perder la vista hacia infinito.

Disfrutar de un safari-aventura en Kemi

Os transportará al helado mar Báltico. Durante esta excursión podréis pasear sobre el mar helado con raquetas de nieve y disfrutar de campamentos con hogueras.

Visitar a Papa Noel

Un imprescindible para entregar vuestra wish list o lista de deseos a Papa Noel. La oficina de Santa Claus se encuentra en el Santa Claus Village cerca de Rovaniemi en el Círculo Polar Ártico.

Descansar en Rovianemi

El círculo polar ártico recorre el extremo meridional de Laponia. Alrededor de su eje se encuentra la ciudad de Rovianemi, capital de Laponia. No os perdáis el puente de Jätkänkynttilä, sobre todo por la noche cuando está iluminado, fotografiarse en las coordenadas del Círculo Polar Ártico, 66 ° 34’N 023 ° 51’E, el museo de Arte de Rovaniemi, Korundi, su orquesta de cámara o el museo Arktikum con su maravilloso túnel de cristal.

Dormir en iglúes de cristal

Este viaje de novios no tiene limites. Alojaros en un romántico iglú de cristal para contemplar el maravilloso cielo estrellado acompañados de una cálida chimenea y una sauna finlandesa. ¿Qué más se puede pedir? Si sois más atrevidos, pasad una noche en un hotel de hielo, como el SnowCastle, de Kemi.

Cruzar el mar a bordo del rompehielos Sampo

Es una experiencia irrepetible y más si os dais un baño en las aguas heladas. 

Conocer de cerca la gastronomía lapona

En el Lapland Hotel Sky Ounasvaara en Rovianemi disfrutaréis de vistas espectaculares y de una gastronomía excepcional.

¿Qué os parece Laponia? Seguro que os lo pasaréis estupendo. Por lo demás, si ya tienes esos detalles de boda para los invitados y ya habéis pensado en esas ideas originales para bodas que le darán un toque único a vuestro "sí, quiero", ya os falta mucho menos para celebrar vuestra boda. ¡Ánimo!