El día de vuestra boda será inolvidable. Como todos los preparativos: buscar juntos esas invitaciones de boda tan especiales, decidir el menú del banquete, dar con las mejores ideas originales para bodas fieles a la esencia de vuestro día B o elaborar una completa playlist de canciones de boda. La luna de miel también supone organizarse y pensar detenidamente en lugares de ensueño para disfrutar de unos días increíbles. Si no os acabáis de decidir, ¿qué os parece la idea de recorrer Galicia? Esta Comunidad Autónoma os fascinará con su magia, con su gran belleza, con sus bellos contrastes y con las mil y una sorpresas románticas que esconde. Va a ser un viaje de novios único... ¡en todos los sentidos! Sobre todo, si no os perdéis estas 8 propuestas que os mostramos a continuación.

1. Fragas do Eume, el bosque soñado

El Parque Natural de Fragas do Eume (A Coruña) es uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados del continente europeo. Con una extensión de 9.000 hectáreas, podréis perderos entre los paisajes encantados que siguen el curso del río Eume y, con un poco de suerte, quizá descubráis a los duendecillos que habitan en él. Os esperan bosques misteriosos de robles, chopos, fresnos, alisos, más de 20 especies de helechos y una vegetación que apenas deja pasar la luz, así como riachuelos, cascadas, fuentes y puentes envueltos en mil verdes.

2. Un largo paseo por la praia de As Catedrais

Situada a 10 kilómetros del municipio lucense de Ribadeo, la praia de As Catedrais os sorprenderá por la belleza de sus grandes arcos y bóvedas de piedra y por el conjunto de acantilados y riscos, algunos con más de 30 metros de altura, esculpidos por el viento y el mar. Considerada una de las playas más bonitas del mundo, os encantará pasear por su suave arena con la marea baja, recorriéndola de principio a fin. Con marea alta solo es posible contemplarla desde lo alto del acantilado.

3. Puesta de sol en el fin del mundo

Fisterra o Finisterre, en la provincia de A Coruña, es uno de los lugares legendarios de Galicia. Rodeado de una magia especial, sus atardeceres son únicos e irrepetibles, con el Atlántico como horizonte y unas excepcionales vistas sobre el océano. Uno de sus puntos más concurridos es el mirador del faro, con la luz del atardecer iluminando el horizonte. Además, cabo Fisterra esconde el secreto de la Costa da Morte, con sus paisajes agrestes y playas salvajes, y lugares tan asombrosos como Corcubión, Cee o la Fervenza do Ézaro, situado en Dumbría, donde el río Xallas desemboca en el mar en forma de cascada, con una espectacular caída de 40 metros.

4. Duna blanca de Corrubedo

Entre la ría Muros e Noia y la de Arosa, en A Coruña, se extiende el Parque Natural de las Dunas de Corrubedo, uno de los más visitados de Europa con sus más de 1.000 hectáreas de dunas, playas paradisíacas, lagunas y marismas de agua dulce y salada en las que habitan cientos de especies de aves. Os asombrará contemplar su majestuosa duna móvil –con más de 1 km de largo, unos 250 m de ancho y unos 20 m de altura– de un intenso color blanco. Un verdadero paraíso para desconectar durante vuestra luna de miel.

5. La belleza de las Islas Cíes

Las islas Cíes componen un bellísimo archipiélago, formado por la isla de Monteagudo o illa Norte, la isla do Faro o illa do Medio y la isla de San Martiño o illa Sur, en las Rías Baixas (Pontevedra), y son uno de los mayores tesoros de la ría de Vigo. Perderse por sus espectaculares playas, como la de Rodas, Nosa Señora o Figueiras, es un plan perfecto para pasar unas jornadas inolvidables. Como también lo será hacer alguna de sus rutas de senderismo, practicar kayak, submarinismo y snorkel. Si queréis pasar allí la noche debéis saber que solo es posible hacerlo en su camping y que, desde el mismo, organizan excursiones nocturnas, con ruta guiada, para contemplar el cielo nocturno. Desde Vigo podréis organizar una escapada romántica alrededor de las islas a bordo de un velero o bien coger un barco y hacer una excursión de un día por ellas.

6. Santiago de Compostela, una ciudad de postal

Patrimonio de la Humanidad desde 1985, Santiago de Compostela es la ciudad más cosmopolita de Galicia. Un destino romántico con su casco histórico, su catedral, el Obradoiro, la Quintana, O Toural o la Alameda, con sus árboles de camelias. Pero esta ciudad también esconde otros secretos que os encantarán. Como las Ruelas, estrechas callejuelas, como Oliveira, Paio, Eremita o Entre Rúas, donde podréis degustar fantástica gastronomía gallega, o la ruela "Sal si puedes", una callecita sin salida. No os perdáis tampoco Monte Pedroso, el mirador por excelencia de la ciudad, con sus maravillosas puestas de sol anaranjadas y rojizas. ¿Más cosas? Subid a las cubiertas de la catedral de Santiago, desde las que tendréis vistas preciosas de la ciudad, y acercaos a la encantadora rúa do Vilar, con sus confiterías y cafeterías en las que degustar postres típicos, como la tarta de Santiago.

7. El romántico pazo de Oca, Pontevedra

Perderse cogidos de la mano por los senderos y jardines del pazo de Oca, conocido también como el "Versalles gallego", es una experiencia única. Situado en el municipio de Estrada (Pontevedra), esconde más de 8 hectáreas de jardines de estilo francés diseñados en el siglo XVIII. Forma parte de la romántica Ruta de la Camelia, un recorrido de norte a sur de la comunidad gallega, que permite visitar doce pazos y jardines, públicos y privados, con camelias.

8. Relax en la illa da Toxa

En la ría de Arousa, unida al municipio de O Grove por un largo puente, descubriréis la illa da Toxa (Pontevedra). Un lugar idílico para una escapada romántica por las Rías Baixas, donde podréis descansar en alguno de sus hoteles o balnearios de talasoterapia junto al mar. Imprescindible hacer una visita a lugares cercanos, como O Grove, San Vicente, Sanxenxo, illa de Arousa o Cambados. También tenéis la opción de dar una vuelta en catamarán por la ría de Arousa. ¡Os encantará!

¿Preparados para sucumbir a los indudables encantos y a la gran belleza natural de Galicia? En cuanto pronunciéis el "sí, quiero" empezará la cuenta atrás para disfrutar de vuestro viaje de recién casados. Seguro que esta bella comunidad os deslumbrará de principio a fin, como fascinarán a todos los presentes esos fantásticos detalles de boda que habéis elegido pensando en ellos y vuestros respectivos outfits nupciales, como el maravilloso vestido de novia. ¡Feliz luna de miel!