Lo importante cuando organices tu boda es tener claro lo que más te gusta. Tienes que ser fiel a ti misma, porque todo debe llevar tu sello personal. Y si te encanta un vestido de novia en concreto, aunque tus amigas te lo desaconsejen, escucha a tu corazón y no lo dejes perder. Y lo mismo debes hacer al buscar esos zapatos de novia maravillosos o elegir ese recogido bajo que tanto te gustó entre todos los peinados para bodas. Y si os enamora Cuba como destino de luna de miel, pensad en lo bien que os lo vais a pasar y no hagáis caso de nada más.

Cuba es sinónimo de encanto colonial, playas paradisíacas, belleza natural, alegría y mucho, mucho ritmo. Gran parte de su encanto se debe a ese viaje en el tiempo que todo el mundo experimenta al visitarla. Si queréis saber lo que os espera en Cuba, no os perdáis detalle de este artículo. ¡Os lo explicamos todo!

La Habana Vieja

Comenzad por El Templete, el palacio de los Capitanes Generales, el castillo de la Real Fuerza, la Catedral, el convento y la basílica menor de San Francisco. Toda la ciudad os trasladará a los años 50 y a la época colonial gracias a sus coches antiguos y su estilo de vida anclado en el pasado. Disfrutad de una ciudad en la que viviréis noches repletas de ritmo cubano. Así que no te olvides tus vestidos de fiesta cortos. ¡La noche es joven! 

Perderse por el Malecón

De la misma forma que no podéis dejar París sin pasear por los Champs Élysées, tampoco podéis abandonar Cuba sin perderos por el Malecón, ese gran paseo que se abre al océano. ¡Qué momento para recordar esas canciones románticas para bodas que os encantan! 

Las dos fortalezas

Cruzando la bahía descubriréis dos fortalezas de la época colonial: el castillo de los Tres Reyes del Morro y la fortaleza de San Carlos de la Cabaña. Visitarlas es una auténtica gozada, porque ofrecen vistas espectaculares sobre La Habana, la bahía, el puerto y el Malecón. Y si vais por la tarde, antes de las 9 de la noche, podréis disfrutar de El Cañonazo, una ceremonia que recrea el disparo de un cañón sobre La Habana en el siglo XVIII. Y por la noche no os perdáis una cena romántica en la Habana vieja con algún traje de fiesta especial.

Pinar del Río

Pocos escenarios son tan bellos como Pinar del Río. Esconde dos de las seis Reservas Mundiales de la Biosfera de la isla. También es la tierra del mejor tabaco del mundo. De obligada visita es el Valle de Viñales, declarado Paisaje Cultural de la Humanidad por la UNESCO, así como el Soroa, con su jardín de orquídeas y su salto de agua. ¿Te imaginas qué fotos te hubieran hecho aquí con tu vestido de novia de corte sirena?

Varadero, un paraíso

Es quizá la playa más famosa de la isla cubana. Si te fascinan las playas de arena blanca y fina, con cocoteros y aguas cristalinas, este es tu paraíso. Piérdete con tu marido entre las palmeras y el infinito del océano.  

Santiago de Cuba

Sin duda, un lugar maravilloso que os va a encantar. No os perdáis la fortaleza de San Pedro de la Roca ni las ruinas de las haciendas cafetaleras francesas, situadas en las montañas al este de la capital. Son Patrimonio Cultural de la Humanidad. Visitad también el Tívoli, barrio de origen franco-haitiano y acercaros a la Basílica del Cobre, santuario de la Virgen de la Caridad, patrona de Cuba, situado no muy lejos de la ciudad.

Sierra Maestra, os va a encantar

En el Parque Natural de Sierra Maestra se alzan 17 picos de más de 1300 metros, entre los que sobresale el Turquino y la Gran Piedra, las dos cumbres más elevadas de Cuba. ¡Una maravilla!

Los cayos, islas e islotes

Desbordan paisajes de insólita belleza. Cayo Coco y Cayo Guillermo son dos de los más bonitos, pero seguro que vosotros descubriréis otros.

¿Convencidos para viajar a Cuba? Antes de decidiros, no olvidéis dedicar un tiempo a buscar ideas originales para bodas o a pensar en esas canciones para bodas que queréis que os acompañen durante el gran día. ¡Felicidades anticipadas!