¿Soñando con vuestra luna de miel? Seguramente os quedan por organizar muchas cosas antes de preparar las maletas para vuestro viaje de novios. Después de meses buscando el vestido de novia, dando vueltas a los detalles de boda o pensando en las mejores ideas originales para bodas, ha llegado la hora de organizar vuestro viaje de novios. ¿Qué os parece la idea de dar la vuelta al mundo visitando cinco continentes distintos, con un recorrido desde la romántica París hasta las playas paradisíacas de Zanzíbar, pasando por San Francisco, Los Ángeles, Sídney o Hong Kong? Tomad nota de la hoja de ruta. Preparaos porque la vuelta al mundo comienza... ¡ya!

Europa: París, la ciudad del amor

Empezamos nuestra ruta visitando París, la ciudad más romántica del mundo, en la que podréis visitar la Torre Eiffel, perderos por el barrio bohemio de Montmatre, cruzar el Sena por alguno de sus puentes –como el Pont Neuf–, visitar la isla de la Cité, Nôtre Dame, la Conciergerie, pasear por los Campos Elíseos o acercaros al Sacré Coeur. Y al llegar la noche, descubrir los barrios de Saint Germain-des-Prés (Rive Gauche), el Boulevard Saint-Germain, la rue Bonaparte, la rue des Saints-Péres o la rue du Dragon. Un recorrido bohemio, repleto de magia y encanto. El mejor punto de partida para una luna de miel inolvidable.

América: las bulliciosas San Francisco y Los Ángeles

Desde París, saltad el "charco" hasta la costa oeste de Estados Unidos. Allí podréis recorrer San Francisco, paseando en los míticos tranvías que recorren las empinadas calles de la ciudad, y hacer una parada en el mirador H. Dana para tener las mejores vistas del espectacular Golden Gate, uno de los puentes colgantes más largos del mundo. No dejéis de ver la catedral de Santa María ni la isla de Alcatraz y pasead por algunos de sus barrios más singulares, como Chinatown, Mission District o Financial District. ¡No os perdáis tampoco la mítica Lombard Street, conocida por ser la calle más empinada de la ciudad y por sus numerosas curvas! Y como estaréis visitando una de las cunas del jazz, no dejéis de acudir a alguno de sus numerosos conciertos. Una propuesta de lo más romántica, ¿verdad?

En la vecina Los Ángeles os esperan sus grandes avenidas y sus lujosos barrios, como Beverly Hills, su barrio chino y Hollywood Boulevard, con los nombres de numerosos actores y actices en grandes estrellas en las aceras. Visitad también el conocido letrero de Hollywood y algunos de sus míticos estudios de cine, como el de Warner Bross o el de Universal Studios. Y no os perdáis Santa Monica ni Disneyland. ¡Disfrutaréis tanto como si fueráis niños de nuevo!

Oceanía: Sídney, la ciudad luminosa

Desde Los Ángeles partid con rumbo a Sídney, una ciudad espectacular y, sin duda la más cosmopolita de Australia. Pasear por su puerto es inolvidable y, si queréis tener las mejores vistas del ícono de la ciudad, la Casa de la Ópera, nada mejor que disfrutar de un paseo en barco. No os perdáis tampoco las playas de Coogee y de Bondi, ideales para practicar el surf, ni los paseos por las calles adoquinadas de The Rocks –un recuerdo histórico de la época colonial–. También podréis explorar los Jardines Botánicos Reales de la ciudad, acampar en la isla Cockatoo –situada detrás del puente del puerto– e ir de compras por los mercados de Paddington. ¿Qué más se puede pedir?

Asia: rumbo a Hong Kong

Vuestra parada asiática puede ser en Hong Kong, sin duda, un crisol de culturas que funde el estilo de vida de la antigua colonia británica con las costumbres chinas. Nada más llegar, os enamorará su espectacular aeropuerto diseñado por Norman Foster. ¿Más cosas? La bahía Repulse, el puerto de Aberdeen con sus conocidos restaurantes flotantes o el pico Victoria –con 552 metros de altura–, perfecto para contemplar unas increíbles vistas de la ciudad y la bahía, son otras de las muchas sorpresas que os esperan.

También resulta imprescindible dar un paseo en barco por la bahía Victoria, lo que os permitirá descubrir el impresionante skyline de la ciudad, así como visitar Tsim Sha Tsui, desde el que se obtienen las mejores vistas de la bahía de Hong Kong. A su vez, en la isla de Lantau os espera la estatua de bronce del Gran Buda Tian Tian, de 34 metros de alto. Podréis llegar hasta allí con el teleférico Ngong Ping que, a su vez, os descubrirá un paisaje increíble del paisaje montañoso de Lantau.

África: Tanzania y la isla de Zanzíbar

Y para terminar este apasionante viaje, nada mejor que realizar un safari fotográfico en el Parque Nacional del Serengueti, admirar de cerca el Kilimanjaro y disfrutar de las paradisíacas playas de Zanzíbar y Pemba, pequeños paraísos donde os esperan un intenso azul turquesa y mucho, mucho relax en sus playas a la sombra de sus espectaculares cocoteros.

¿Qué os ha parecido? ¿Deseando descubrir todas las sorpresas que os depara esta maravillosa vuelta al mundo? Mientras preparáis la lista de familiares y amigos para vuestras invitaciones de boda, ir pensando también en esas canciones de boda que queréis que suenen a lo largo del enlace. ¡Va a ser un día inolvidable!