Elegir las invitaciones de vuestra boda es una decisión complicada, sobre todo por la gran oferta que existe actualmente: invitaciones con forma de pergaminos, invitaciones puzzle, con imanes para la nevera, con caricaturas de los novios, imitando las portadas de tus revistas favoritas o incluso con fotos de los novios.

 

 

Si no sabéis qué tipo de invitación escoger hoy te proponemos que apuestes por las clásicas. No te equivoques, una invitación clásica no significa que sea antigua o aburrida, sino que sigue uno patrones que hará que dentro de 10 años, por ejemplo, tu invitación no se haya pasado de moda.

  • El formato clásico es un tarjetón. Su tamaño puede variar, pero os aconsejamos que no os decantéis por uno excesivamente grande.
  • El tarjetón debe ser grueso. Esto le da un toque de elegancia y calidad.
  • El color del tarjetón debe ser clarito: blanco, blanco roto, marfil, crema suave, etc.
  • Elegid una tipografía cuidada, preferiblemente una de esas que parece que estén escritas a mano.

 

 

  • El sobre debe ser del mismo color que el tarjetón, y preferiblemente irá forrado por dentro. Podéis darle un toque original si combináis el color de la tipografía con el del forro de sobre. ¿Qué tal parece un tarjetón y sobre marfil con una tipografía y forro morado?
  • Podéis poner vuestro anagrama, es decir vuestras iniciales, en el forro del sobre.
  • El sobre debe ir escrito a mano. Si no conocéis a nadie que tenga una letra bonita podéis contratar a un caligrafista profesional.

 

Toclama

 

Una vez hayáis elegido tu invitación de corte clásico es el momento de redactar el contenido. Recordad qué:

  • Si son vuestros padres quienes pagan la boda, son ellos los que invitan y por lo tanto deben aparecer en la invitación. En caso contrario poned tan solo vuestros nombres.
  • El texto debe ser sencillo, sin florituras.
  • Debe aparecer los datos de la ceremonia (hora y lugar) y los del banquete (hora y lugar).
  • Y por último los datos de contacto para confirmar la asistencia.

 

Foto 1: Papelería Imprenta Goya

Foto 2: Paperlux

Foto 3: Toclama