Si os casáis en primavera hay unas invitadas que no pueden faltar a vuestra boda: las flores.

Hace unas semanas os ayudamos a elegir las flores para el ramo de la novia, y hoy hacemos un repaso a alguna de las flores que pueden estar presentes en la decoración de la ceremonia y el convite.

  • Iris: El nombre de esta flor proviene del arco iris, y se debe a la gran cantidad de colores en la que se la puede encontrar. Su significado general es tengo un mensaje para ti. El iris blanco significa esperanza, mientras que el azul significa noticias placenteras.

 

 

  • Azucena: Se trata de unas flores bellísimas en forma de trompeta. Se las puede encontrar en gran variedad de colores. Simboliza la pureza y la perfección, además de la paz, la divinidad y la inocencia.
  • Dalia: De origen americano, es la flor nacional de México. Llegó a España  a finales del S. XVIII de la mano de director del Real Jardín Botánico de Madrid, y de allí se expandió por toda Europa. La Dalia simboliza el reconocimiento.
  • Azalea: Es una de las flores preferidas para decorar interiores, a pesar de ser una flor de exterior. Su flor es acampanada y muy abundante. Simboliza la fragilidad y la pasión, la templanza, y el romance.

 

 

  • Begonias: Con múltiples variedades, las begonias son de las flores más populares para ornamentar. Destaca por la belleza de sus flores, pequeñas y compactas, y por la variedad de sus colores
  • Gladiolo: Su nombre proviene de la palabra latina "gladius", que significa "espada". Y es que no solo su hoja tiene la forma de esta arma, sino que además era la flor que entregaban a los gladiadores que triunfaban en la arena. Por eso es el símbolo de la victoria.

 

 

  • Jazmín: Es una flor muy apreciada en la India dónde es el símbolo de amor. En China, el jazmín es el emblema de la belleza, y en el cristianismo, de la felicidad. También representa la sensualidad de una relación.