*Tutorial realizado por Fuxia Atelier

 

 

Mirad qué farolillos tan monos con un simple trozo de papel bonito y unas tijeras. Podemos colgarlos de los árboles, de las sillas de la ceremonia, incluso hacer varios y unirlos con una cuerda para hacer una guirnalda. ¿Preparado para esta decoración "hazlo tú mismo"?

Pues vamos allá.

Qué necesitamos

  • Un papel bonito
  • Una cinta bonita que quede bien con el papel.
  • Tijeras
  • Una grapadora o cinta de doble cara (depende del tipo de papel)
  • Regla
  • Lápiz

 

 

Nosotros hemos escogido un papel brillante porque se acercan las Navidades y si os casáis en estas fechas os quedarán chulísimos en vuestra boda. Pero evidentemente, podemos usar cualquier papel con el color o estampado que más nos guste. Es importante que no sea un papel muy duro.

Lo primero de todo es cortar un rectángulo. Dependiendo de qué medida queramos los farolillos lo cortaremos más grande o más pequeño.

 


 
Doblamos el papel por la mitad y con la regla y el lápiz hacemos unas marcas, más o menos, cada dos centímetros.

 



Hacemos un corte en cada marca sin llegar al extremo.

 


En esta foto lo veréis mejor:

 

 

Ahora tenemos que unir los dos extremos y graparlos o pegarlos. En este caso, al ser un papel con purpurina, hemos optado por graparlos, ya que la cinta adhesiva no hubiera pegado bien.

 



¿Habéis visto que ya casi lo tenemos? Cuando tenemos los dos extremos unidos, hacemos dos agujeros, uno frente al otro, de manera que por ellos podamos pasar la cinta.

 



Para terminar, hacemos un lazo en cada extremo de la cinta para que no se escape por el agujero y se deslice, ¡y ya lo tenemos!

 



 

¡Más fácil imposible! ¿Os animáis a hacerlos para vuestra boda?