FotoMadriZ
FotoMadriZ

Normalmente, los preparativos del novio el día de la boda son más sencillos y rápidos que los de la novia. Así, mientras tu prometida está en manos del peluquero haciéndose el peinado para bodas que mejor le quedará con su exclusivo vestido de novia y pasa por su imprescindible sesión de maquillaje, tu puesta a punto hasta que llegue el momento de ponerse el traje de novio y los diferentes complementos (corbata, gemelos, reloj, prendido, etc.) no debería durar mucho más de una hora. Pero, ¿qué pasa si te cortas afeitándote el día B? Te lo contamos...

Consejos previos

En primer lugar, es importante tener en cuenta algo que parece obvio: del mismo modo que ellas no deben hacerse su moño alto antes de ponerse su increíble vestido, tú debes afeitarte antes de vestirte para no estropear ese traje de Hugo Boss que tanto te gusta. Es preferible no arriesgarse y afeitarse justo después de tomar una ducha con agua caliente –cuando los poros están más abiertos– o, incluso, la noche antes. Esta opción es más que recomendable si tienes la piel sensible y tu boda se celebra en otoño o invierno, pues el frío de la mañana irrita la dermis y no estarás dando a la piel el tiempo necesario para regenerarse adecuadamente.

Pamela Rivas
Pamela Rivas

Evita riesgos

El día del enlace debes ser previsor. ¿Verdad que tenéis escogidos los detalles originales para bodas meses antes y lleváis tiempo pensando en los textos románticos para las invitaciones de boda? Pues, del mismo modo, a la hora de afeitarte no dejes espacio para la improvisación. En una fecha tan señalada, no experimentes con nuevos productos o técnicas o, si quieres hacerlo, asegúrate con anterioridad que no haya ningún problema, como posibles alergias o irritaciones.

Durante el afeitado

Para evitar cortes durante el afeitado, tanto la cara como la maquinilla deben humedecerse previamente con agua caliente. Asimismo, deberás utilizar un jabón o espuma especial para no dañar la piel. ¿Sabías que si los aplicas con la tradicional brocha estás, al mismo tiempo, exfoliando la piel y que al eliminar la células muertas el afeitado será más preciso? Si te has decantado por una maquinilla o una navaja, rasura en primer lugar hacia arriba, luego hacia abajo y, por último, a los lados. Hazlo despacio, sin prisa, con suavidad y tranquilidad. En el caso de las maquinillas eléctricas, el afeitado se hace en seco y es clave no presionar fuerte contra la piel del rostro y el cuello. En cualquier caso, es muy importante aplicar una crema o bálsamo al acabar, lo que porporcionará un toque de frescura y dejará la piel mucho más suave. Y para evitar posibles irritaciones, deja correr agua caliente, pues el vapor abre los poros.

Delta Art Studio
Delta Art Studio

¿Y si a pesar de todo te cortas?

Si por muchas precauciones que hayas tomado finalmente te cortas, tiene fácil remedio:

  • Lava el área del corte con abundante agua fría. Esto ayuda a cerrar los poros y a restringir el flujo de sangre, favoreciendo la coagulación.
  • Seca la zona con cuidado. Al eliminar la humedad de la zona, ayudarás a que la sangre coagule más fácilmente.
  • Aplica un producto facial graso. Una vez que la herida haya dejado de sangrar, es importante aplicar sobre la zona un producto graso, como pueden ser un bálsamo de labios o un aceite facial. Esto ayudará a que la costra que aparezca sea lo menos visible posible. Déjalo secar hasta que vaya desapareciendo.
  • Un corrector puede hacer milagros. Si después de todo el proceso aún se ven restos del corte, no lo dudes y aplícate un poco de corrector para imperfecciones, difuminándolo suavemente con el dedo. Seguro que después de todo luces perfecto tu traje de novio original.

La Libélula Weddings
La Libélula Weddings

Como ves, no es tan complicado poner remedio a este pequeño incidente. Seguro que, por lo demás, todas las ideas originales para bodas se materializan con éxito el gran día, desde el encuentro junto al altar hasta la fiesta final, en la que todos vuestros seres queridos bailarán animadamente las canciones para bodas que habéis seleccionado con tanto mimo. ¡Nada puede enturbiar vuestra mágica celebración!