Rosseblanc
Rosseblanc

Aunque durante los preparativos del día B es mucho más agradable hablar de las diferentes ideas originales de boda, por ejemplo, o de los mejores y más prácticos detalles de boda, también es necesario establecer un presupuesto, controlar los gastos y tener claro todo el aspecto económico. En este sentido, os puede resultar de gran ayuda crear una cuenta conjunta de la que ambos seáis titulares. ¿Por qué? Porque, entre otras cosas, y siempre que hayáis indicado su número en las invitaciones de boda, vuestros familiares y amigos os podrán ingresar el regalo de boda. Pero hay muchos más aspectos a tener en cuenta. ¡Descubrid todo lo que necesitáis saber al respecto!

Una charla previa

Dicen que hay temas que es mejor evitar en las reuniones, como política, religión y… ¡dinero! Pero no es vuestro caso. Aunque sea tedioso o problemático, es necesario abordar el asunto para construir una vida de pareja sólida y estable. Así, el tema económico os permitirá concretar vuestras ideas divertidas para bodas, mantener una convivencia pacífica a posteriori y materializar algún proyecto importante.

Por eso os recomendamos que os sentéis el uno frente al otro en un lugar apacible y, de forma distendida, tengáis una cita parecida a los meetings de trabajo para conversar sobre el asunto. Antes de eso, no obstante, tomad buena nota de todo lo que os indicamos a continuación. 

Los del erizo
Los del erizo

¿Qué son las cuentas conjuntas?

Las cuentas conjuntas son aquellas cuentas bancarias que admiten más de un titular. Por lo general, son las parejas las que se decantan por este tipo de servicio dada su funcionalidad, si bien no es necesario que exista ninguna relación de parentesco para abrirlas ni tampoco están restringidas a dos personas. Los titulares de la misma podrán ingresar y retirar dinero, girar cheques, hacer pagos en línea...

Pros

Las ventajas de abrir una cuenta conjunta son muchas y muy variadas. Así, y como comentábamos al inicio, durante la organización del día B permitirá que todos los invitados que hayan decidido regalaros dinero puedan ingresarlo y vosotros, a su vez, gastarlo en aquellas partidas del enlace que consideréis oportunas: adquirir el vestido de novia 2020, amueblar el piso, comprar uno de los fabulosos trajes de novio originales, financiar la luna de miel, apostar por unas fantásticas ideas para el photocall... A su vez, después de celebrar la boda, la cuenta conjunta os permitirá pagar los gastos cotidianos, ya sean compras (alimentación, ropa, etc.) o facturas (alquiler, hipoteca, suministros...). Pero no solo eso, ya que también podréis destinar parte del capital a proyectos futuros en común, como a la compra de una vivienda, de un vehículo o a viajar.

Érase una vez una boda
Érase una vez una boda

Contras

Pero no todo son ventajas. Y es que la responsabilidad sobre la cuenta es de los dos, lo que significa que en caso de deudas ambos seréis responsables de las mismas, aunque solo una de las partes esté directamente relacionada con ellas.

El punto medio

Tener una cuenta conjunta no significa que ambos, a su vez, no podáis tener una propia. Así, hay parejas que prefieren seguir manteniendo su independencia económica y, para ello, tienen una cuenta personal, mientras que para hacer frente a los gastos comunes recurren a la conjunta, ya sea aportando ambos la misma cantidad o bien una proporcional a sus ingresos.

Jorge Carrillo
Jorge Carrillo

La economía doméstica

Una vez que hayáis lanzado el ramo de novia natural tras el "sí, quiero", es hora de ponerse manos a la obra con los pormenores de la vida en pareja. ¿Qué tipo de cuenta os beneficia más? ¿Cómo gestionarla? ¿Qué aspectos debéis tener en cuenta?

Tipos de cuenta

Si lo que queréis es una cuenta funcional exclusiva para el día B –para pagar a los proveedores y para que los invitados os ingresen su aportación económica-, una cuenta corriente o una cuenta-boda sin comisiones os vendrá de perlas. En adelante, también será interesante disponer de una cuenta de ahorro que, aunque tenga rentabilidad controlada, por lo menos generará una ganancia.

Cómo gestionarlas

Lo importante es que, sea la cuenta conjunta del tipo que sea, sepáis que deberéis abrirla y cerrarla juntos y en persona, pues ambos deberéis firmar los papeles pertinentes. Pedid asimismo que os provean de dos tarjetas, una para cada uno, pues son de titularidad intrasferible.

Mon Amour Wedding Photography by Mònica Vidal
Mon Amour Wedding Photography by Mònica Vidal

¿Qué es una cuenta-boda?

Los bancos suelen ofrecer un cuenta conjunta específica para eventos nupciales, denominada así: cuenta-boda. Dependiendo de la entidad bancaria las promociones que se ofertan varían, pero pueden haber descuentos con proveedores o beneficios financieros. Además, algunas ofrecen seguros de vida o de hogar e, incluso, algún regalo para los novios.

Antes de considerar la apertura de una cuenta conjunta, aseguraos bien de que ambos estáis completamente de acuerdo con la idea y de que vuestros gastos son similares. Con una buena gestión del dinero no solo evitaréis problemas futuros, sino que os aseguraréis de que vuestros sueños –más allá de dar con el vestido de novia perfecto o de encontrar un elegante y favorecedor traje de novio–, pueden seguir haciéndose realidad continuamente. ¡Dejad los problemas de lado!