Karl Lagerfeld nos ha dejado hoy a sus 85 años de edad en un hospital de París, según informan medios franceses como Paris Match, Closer o WWD. Este gran modista alemán, nacido en Hamburgo en 1933, fue el director creativo que más firmas ha liderado, incluyendo su propia marca, aunque Chanel fue, sin duda, la maison que consolidó su trabajo. Y, de hecho, fue una ausencia destacada en el desfile que la casa de alta costura celebró el pasado mes de enero en la ciudad francesa. Una ausencia que desató las primeras alarmas.

Vistiendo a una novia rompedora

Karl Lagerfeld se dejó seducir por la moda a edad temprana, lo que le impulsó a dejar su Alemania natal y a establecerse en París. Allí fue asistente de Pierre Balmain y trabajó también para el reputado Jean Patou. Posteriormente colaboraría con Chloé, Fendi y Chanel, con quien consolidó su fama internacional, como comentábamos.

Entre su legado ha dejado preciosos vestidos de novia que fundían un lujo sofisticado con un toque provocador y que han vestido, por ejemplo, a modelos de la talla de Claudia Schiffer, Alek Wek, Cara Delevingne o Kendall Jenner. En el vídeo sobre estas líneas vemos varios desfiles para Chanel, en los que no dudó en recurrir a trajes pantalón y a monos, de aire masculino, a capas para una novia de cuento moderno y a larguísimas e impresionantes colas diseñadas especialmente para eso... ¡impresionar!

También descubrirás propuestas teñidas de colores rosas, con altos brillos o sutiles y elegantísimas transparencias. Asimismo destacan las plumas presentes en muchos diseños, en los que el modisto deja volar su imaginación con espectaculares volúmenes y bellas caídas. Para dar un estilo actualizado a los cortes princesa, incluso los confeccionaba en tejidos plateados listos para deslumbrar. Pero aún hay más, y es que el atrevimiento también está presente en modelos cortos, en algunos casos cortísimos.

Rosa Clará
Rosa Clará

Kar Lagerfeld creó en 2010 una colección de vestidos de novia para Rosa Clará, en la que mostró su predilección por las telas exquisitas, como sedas y patrones de lo más innovadores. También sus vestidos de fiesta han sido protagonistas de algunos actos de la realeza, con Carolina de Mónaco como una de sus seguidoras más fieles. Madonna también recurrió en más de una ocasión a sus maravillosas creaciones para sus conciertos.

La imagen de Lagerfeld, icónica por llevar siempre traje negro y permanentes gafas de sol, es tan única como él. Adiós, imaginativo creador.