Ir al contenido principal
Bodas

5 ¡Sí! y 5 ¡No! para tu lista de invitados

Elaborar la lista de los invitados suele ser una de las tareas más duras en los preparativos de una boda, por lo que os hemos preparado los 5 sí y los 5 no que debéis tener en cuenta para completarla con éxito. ¡Empezamos!

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas

Desde la pedida de mano empezáis a pensar en invitaciones de boda, en los mejores textos para invitaciones de boda, en probaros mil y un vestidos de novia hasta dar con un ganador indiscutible y en trajes de novio que encajen tanto en sus gustos como en el estilo y la temática que habéis elegido para vuestro enlace.

Sin embargo, y aunque en ocasiones decidir aspectos tan importantes puede resultar algo complicado, es en el momento de hacer la lista de invitados cuando es más fácil que surja algún que otro conflicto, ya que no siempre es fácil decidir a quien invitar y a quien no. Tranquilos, todo tiene solución y la lista de invitados no iba a ser menos. Solo necesitáis tener la mente abierta y ganas de resolver las dudas que vayan surgiendo. ¡Tomad buena nota de estos consejos y seguro que conseguís cerrar vuestra lista en un tiempo récord!

Hiperfocal

Los 5 ¡Sí!

  • 1. ¡Sí! a debatir todo entre los dos. Recordad que son vuestros familiares y amigos, vuestra planificación y, sobre todo, vuestra boda. Por eso es importante no tomar decisiones sin contar con la opinión del otro, como invitar a alguien sin consultarlo previamente o modificar la lista de invitados sin previo aviso. Esta es una tarea en la que debéis participar los dos por igual.
  • 2. ¡Sí! a aceptar modificaciones y cambios de última hora. No, no es que apoyemos que vuestra lista varíe cada día, pero debéis tener capacidad de adaptaros y no estresaros ante posibles cambios o autoinvitados de última hora. Si contáis con ello antes de que suceda, estaréis más preparados para aceptarlo.
  • 3. ¡Sí! a hacer la lista de corazón. Debéis dar prioridad a quienes os han apoyado en vuestra relación y creáis que siempre van a estar ahí. Más allá de vuestra familia más cercana, no os olvidéis de aquellas personas que realmente queréis que estén en vuestra boda: amigos, familiares a los que quizá no veais a menudo pero por los que sentís un cariño especial...
  • 4. ¡Sí! a eliminar de la lista a quienes no queréis que estén. En las bodas es muy normal invitar a gente por quedar bien, por compromiso o porque le hace ilusión a una tercera persona. Vuestra boda es solo vuestra y por eso, aunque podéis tener en cuenta opiniones ajenas, debéis configurar la lista que vosotros queréis y no la que os sugieran otros.
  • 5. ¡Sí! a tener en cuenta vuestro presupuesto. Está bien que hagáis la lista con ilusión y dedicación, pero también debéis tener en cuenta el presupuesto con el que contáis para no elaborar una lista cuyo coste no podéis asumir.

Kirsten Gómez

Los 5 ¡No!

  • 1. ¡No! a las discusiones. Puede que no estéis de acuerdo en todo, pero intentad conversar con calma y ser empáticos con vuestra pareja. Seguro que al final, con paciencia y calma, conseguís poneros de acuerdo.
  • 2. ¡No! a involucrar a otros en esta tarea. Si ya es difícil que os pongáis de acuerdo vosotros dos, imaginaros lo que supondría que una tercera persona entrara en la discusión. Podéis contar con algún consejo si no lo tenéis claro, pero lo ideal es que sea algo que resolváis vosotros solos.
  • 3. ¡No! a esperar al último momento. Confeccionar la lista de invitados es una de las primeras tareas que debéis hacer, no solo por el estrés que os puede generar a vosotros mismos, sino también porque necesitáis saber el número aproximado de invitados a la hora de contratar el banquete. Está claro que no es lo mismo encontrar un salón para 95 personas que para 155 o 205.
  • 4. ¡No! a añadir y añadir más invitados por inercia. Si vais apuntando invitados sin ton ni son, cuando os queráis dar cuenta la lista será interminable y os será más difícil eliminarlos. Pensad desde un principio quién queréis que venga y quién descartáis para confeccionar una lista lo más cercana posible a la definitiva. Un excelente truco pasa por tener algunos familiares y amigos "en reserva" y solo enviarles la invitación cuando alguien de la lista os confirme que no puede asistir.
  • 5. ¡No! a tener descontrol sobre la lista de confirmaciones. Será esencial para poder organizar las mesas y minimizar los cambios. Para ponéroslo un poco más fácil, en el portal de Bodas.net encontraréis una herramienta muy útil que os facilitará esta tarea: nuestro organizador de mesas.

Una vez la lista decidida, llega el momento de relajarse y empezar a pensar en las invitaciones. ¿Ya sabéis cómo queréis que sean? ¿Deseáis apostar por invitaciones de boda vintage o por invitaciones de boda caseras?

¿Aún sin wedding planner? 🗒
Pide información y precios de Organización a empresas cercanas