Durante la organización de un enlace hay temas que suelen ser bastante fáciles de gestionar, como el envío de las invitaciones de boda a vuestros seres queridos, la elección de los más prácticos detalles de boda o la elaboración de una completa playlist con todas las canciones de boda que no pueden faltar en una fecha tan señalada. Y otros que, quizá, no lo son tanto, como escoger el lugar del banquete, el vestido de novia o el destino de la luna de miel. Si todavía estáis indecisos respecto a este último, hoy os presentamos un auténtico paraíso. Se trata del golfo de Carnaro, en Croacia. Salpicado de pequeñas islas, playas y calas de ensueño, aldeas sobre acantilados, palacios y villas del imperio austro húngaro, también alberga ciudades como Rijeka, declarada Capital Europea de la Cultura en 2020. Sin duda, un destino increíble en el que disfrutar de un viaje de novios inolvidable y de unos merecidos días de descando. ¿Listos para descubrir las propuestas más románticas? Tomad nota de estos cinco planes.

1. Descubrir el corazón de Rijeka

Todos los caminos de Rijeka os llevarán a su encantador casco histórico. Así que perdeos por sus callejuelas y plazas, por la catedral de San Vito (de estilo barroco del siglo XVII) y por la magnífica Torre del Reloj. Sin olvidaros de sus edificios imperiales, como el museo marítimo, con su bella escalinata, o el castillo de Trsat, en lo alto de una colina con bellísimas panorámica. Pero aún hay más: acercaos al atardecer al Molo Longo para contemplar la bella silueta de la ciudad y cenar en un romántico restaurante, como el Maslina. ¿Más cosas? El golfo de Carnaro tiene muy cerca el Parque Nacional de Risnjak, con paisajes de alta montaña, bosques vírgenes de hayedos y grandes praderas.

2. Surcar el Adriático en catamarán

Os encantará el golfo de Carnaro y sus puestas de sol navegando en catamarán o en un barco de vela. ¿Paradas obligatorias? Sus pequeñas calas y playas solitarias de cristalinas aguas turquesas y las islas de Cres, Lošinj y Krk. Podéis fondear cerca de ellas y daros un chapuzón. ¡Os esperan días inolvidables!

3. Explorar los rincones secretos de Cres, Lošinj y Krk

Después de un corto paseo en ferry podréis conocer de cerca tres islas espectaculares: Cres, Lošinj y Krk. Cres es la más salvaje y montañosa, con playas vírgenes (tumbaos al sol en la de San Juan), pueblecitos medievales (Belj es encantador), Lubenice (una villa medieval que se encuentra sobre un acantilado) y aldeas de pescadores (como Valun, por ejemplo). En la isla de Lošinj os encantará Mali Lošinj, una población al final de un puerto natural con montañas imponentes como telón de fondo. Sin duda, también vais a disfrutar en el maravilloso palacio Fritzy, cuyo jardín alberga más de 350 especies de plantas. Y en la isla de Krk, unida por un puente al continente, os deslumbrará Vrbnik, una aldea regia sobre acantilados, con calles empinadas y una bonita playa.

4. Recorrer juntos el Lungo Mare de Opatija

Antiguo destino de vacaciones de la realeza, la nobleza y la alta burguesía, Opatija os fascinará con su Lungo Mare o paseo marítimo. Un recorrido de 12 kilómetros que os conducirá por un camino serpenteante a través de la costa desde Opatija hasta los pueblos cercanos. Por el camino disfrutaréis de vistas espectaculares, de pequeñas calas y playas escondidas y de majestuosas villas y jardines. Y para acabar el día, es imprescindible que paséis al menos una noche en alguno de sus preciosos hoteles-palacios, como el Villa Ariston. ¡Os enamorará!

5. Descubrir el Parque Natural de Učka

A media hora de Opatija, el Parque Natural de Učka os deslumbrará con sus montañas, sus bellas panorámicas y sus espesos bosques de hayedos, acompañados de casi 40 especies distintas de orquídeas. Ideal para recorrer a pie o en bicicleta, contemplad juntos sus prados alpinos y no dejéis de visitar el cañón de Vela Draga, con sus chimeneas encantadas (elevaciones calizas).

¿Preparados para enamoraros de este magnífico rincón de Croacia? En cuanto pronunciéis el "sí, quiero" comenzará la cuenta atrás para comenzar el viaje más maravilloso de vuestra vida. Seguro que el golfo de Carnaro os encantará de principio a fin, como también les fascinarán a vuestros seres queridos esas ideas originales para boda que con tanto mimo habéis elegido pensando en ellos. ¡Disfrutad de una luna de miel maravillosa!