Photofilms
Photofilms

Si te encuentras en plena organización de tu enlace y deseas perder unos quilos es importante que te centres en la alimentación. ¿Recuerdas la frase "si quieres resultados distintos debes hacer las cosas de manera diferente"? Pues debes aplicarlo a tu día a día, evitando caer en las "socorridas" dietas milagro que, en la mayoría de los casos, suelen tener un "efecto rebote". El mejor plan de adelgazamiento es aquel en el que la pérdida de peso se produce de forma gradual. Con un poco de tiempo y esfuerzo vas a estar radiante enfundada en un vestido de novia de corte sirena con un bellísimo escote corazón, que acompañarás con unos zapatos de novia de tacón alto para estilizar aún más tu figura. O en el caso de que seas el prometido, para que te veas bien con tu traje de novio, aunque se trate de un modelo slim.

¿Por dónde empezar? ¡Muy sencillo! Siguiendo estos prácticos tips tendrás el éxito asegurado tanto si debes hacer régimen solo tú como si lo vais a hacer en pareja.  

1. No existen alimentos prohibidos

Los menús de cualquier dieta deben mantener el equilibrio ideal entre vegetales, proteínas e hidratos de carbono. No hay que excluir ningún gran grupo alimenticio. La clave está en el equilibrio y, también, en la moderación. De hecho, consumir una amplia variedad de alimentos nutritivos, incluyendo las grasas (siempre que no sean trans o saturadas), ayuda a saciarte y, por lo tanto, te evita comer en exceso. Por ejemplo, no dudes en disfrutar de productos grasos durante la dieta, como frutos secos, salmón o aguacate. La clave está en no abusar de ellos. Si deseas una dieta predeterminada, lo mejor es que acudas a un profesional para que te aconseje a nivel individual.

2. Déficit calórico

Para perder peso no hay otra que tu cuerpo queme más calorías de las que ingiere: el denominado déficit calórico. Y hay dos formas de lograrlo: disminuyendo las calorías que consumes y/o aumentando tu tasa metabólica mediante el ejercicio regular. Pero recuerda que el cuerpo necesita diferente gasto en función del sexo, la estatura, el peso y el nivel de actividad física.

3. Hay que sudar… ¡Viva la actividad física!

No hay excusas. Quizá la organización de la boda te esté robado más tiempo del esperado, sobre todo si os habéis decidido por unas invitaciones de boda caseras, hechas minuciosamente una a una, o andáis buscando inspiración y un sinfín de ideas para el photocall, pero si hay un tiempo bien invertido es en salud y el ejercicio regular es la fórmula del éxito.

Ten en cuenta que la cantidad de energía que gastarás practicando deporte vendrá determinada por la intensidad y la duración del mismo. Los ejercicios aeróbicos, como correr, nadar, caminar ligero o ir en bicicleta son los que consumen mayor cantidad de energía. Todo esfuerzo será poco para que te veas divina el día B con el vestido de novia recto elegido para la ocasión o el ajustado traje Hugo Boss.

4. Trucos para saciarte

Siempre se asocia dieta con pasar hambre, aunque nada más lejos de la realidad. Ten en cuenta que la clave no está tanto en la cantidad, sino en la calidad de los alimentos. Hay que saber elegir y decantarse siempre por los que tienen un bajo aporte calórico. Aparte, ¿sabías que las especias tienen un efecto saciante? Además, muchas son quemagrasas, como el curry, la pimienta cayena o la cúrcuma. Así que condimenta tus recetas con ellas. Y, entre horas, toma infusiones. Serán grandes aliadas a la hora de quitarte sensación de hambre.

5. Di "no" a las calorías vacías y "sí" a las verduras verdes

La bollería industrial, las harinas, el alcohol, los refrescos azucarados... Este tipo de productos proporcionan mucha energía sin aportar apenas nutrientes, por lo que deberás renunciar a ellos si deseas perder peso. Obviamente podrás apostar por ellos en la celebración del enlace, pues existen un sinfín de ideas para candy bar de lo más tentadoras. Pero evítalos, al menos, de momento. En el día a día consume al menos 5 piezas de frutas y verduras. Y recuerda: las verduras verdes son las mejores para perder peso.

6. ¡Atención a las bebidas!

De promedio, una persona adulta necesita beber unos 8 vasos de agua al día aunque, claro está, si haces ejercicio deberás hidratarte más. ¿Te apetece consumir otras bebidas? Piensa que los batidos, los zumos de frutas industriales, los refrescos o las bebidas alcohólicas son una fuente importante de calorías. Intenta limitar su consumo porque, ya se sabe, ¡todo suma!

7. Y, por supuesto, no renuncies a la vida social

Los restaurantes cada vez tienen propuestas gastronómicas más healthies. Selecciona platos con las técnicas culinarias menos pesadas, es decir, en crudo, a la plancha, al vapor o al horno. Huye de los rebozados y de los fritos, y pide que te sirvan las salsas y los aliños aparte. De postre elige fruta y procura moderarte con el pan y, como hemos dicho, con las bebidas calóricas.

8. Compensa los excesos

No siempre resulta sencillo ser igual de constante. Así que si te has pasado un poco en la comida, por ejemplo, cena más ligero para compensar el total de calorías ingeridas. Puede que resulte un poco complicado ser todo lo aplicada que una desea pero, a la que empieces a ver los resultados, habrá valido la pena el esfuerzo.

9. Duerme al menos 7 horas diarias

Dormir poco influye negativamente en el peso, debido a que existe una relación directa entre el sueño y el metabolismo. Así que en tu "dieta" diaria debes plantearte dormir entre 7 u 8 horas consecutivas. De lo contrario, el organismo tendrá más dificultad para quemar las calorías consumidas.

10. Recuerdo gráfico

Para ayudarte en la dieta existen diferentes métodos. Uno de ellos consiste en ir tomando fotografías del proceso, pues resulta muy motivador comprobar el cambio. Otro truquito consiste en colocar una frase motivadora en la puerta de la nevera. Te puede resultar de mucha utilidad en caso de que en algún momento desees darte "un capricho". 

Como puedes ver, seguir una dieta lo más equilibrada posible y practicar ejercicio de forma regular solo tiene beneficios y, entre otras cosas, te permitirá tener la mente más despierta. Una gran ayuda a la hora de seleccionar las canciones de boda más actuales para que suenen el gran día, por ejemplo, y a la de elegir los mejores detalles de boda. ¡El gran día se acerca!