El vídeo de boda es tan importante como el reportaje fotográfico de vuestro gran día, permite recomponer en imágenes la historia de los novios y del día de su boda además de ser un excelente recuerdo.

Existen dos tipos de vídeos de boda al estilo lifestyle:

  • El vídeo elaborado antes de la boda por los novios y por los invitados con o sin ayuda profesional. Se proyecta durante la boda y tiene como objetivo reflejar la historia de los novios, su relación desde que se conocieron hasta el día de la boda, incluyendo a veces a algunos invitados. Para realizar un documental lifestyle sobre vosotros, basta con hacer un montaje con fotos, vídeos cortos de momentos importantes y pequeñas entrevistas a los novios y a sus allegados y luego añadir música, una voz en off o algunas frases explicativas.

Life Stories Video
Life Stories Video

  • El mismo vídeo de boda grabado a lo largo del día B por un videógrafo que luego llevará a cabo el montaje. Este vídeo incluye los momentos clave de la boda como el intercambio de anillos y el primer baile de casados, pero podéis pedirle a vuestro videógrafo que añada un montón de detalles para darle más vida: entrevistas a los invitados, sus reacciones emotivas, momentos de complicidad con familia y amigos, detalles de la decoración... Vamos, todos los elementos que componen vuestro gran día para ambientar mejor el reportaje. Para hacer eso, como vuestro videógrafo no puede estar en todas partes, podéis pedirles a vuestros invitados que graben algunos momentos importantes o mensajes de los invitados con sus cámaras para luego incluir los mejores en el vídeo.

Es una forma de obtener vídeos muy auténticos y reales de todos los momentos vividos en un día tan especial, a la vez que os ayudará a ver cosas que tal vez no hayáis visto.